Cartagena


Aprueban piloto para consumo de alcohol en bares y restaurantes de Cartagena

La Alcaldía estableció que este piloto se implementará en los establecimientos que cuentan con espacios de atención al público al aire libre.

YESSICA RIVERA PORRAS

15 de septiembre de 2020 08:45 PM

Este martes, 15 de septiembre, el alcalde de Cartagena, William Dau Chamatt, autorizó, a través del Decreto 1057, el piloto para el expendio y consumo de bebidas alcohólicas en restaurantes y bares de Cartagena. (Lea aquí: Bares en Cartagena: los horarios y las zonas que abrirían primero)

La apertura a esta actividad se da con la aprobación del Ministerio del Interior, teniendo en cuenta el mejoramiento de los indicadores del coronavirus en la ciudad.

En el decreto, la Alcaldía estableció que el piloto se implementará en los establecimientos que cuentan con espacios de atención al público al aire libre.

También detalló que la actividad estará condicionada al cumplimiento de los protocolos de bioseguridad establecidos por el Ministerio de Salud en la Resolución 1569 de 2020.

El protocolo

La Resolución 1569 establece que cada local tendrá que instalar un punto de control en la entrada para hacer el registro de los clientes, la toma de temperatura, la declaración del estado de salud. Allí también se hará el debido proceso de desinfección de manos.

Cada establecimiento tendrá que garantizar que el aire circule de manera natural para disminuir el riesgo de propagación y hacer cumplir la distancia de dos metros entre personas en las barras y entre mesas.

Si es posible, los bares y restaurantes deben habilitar una puerta de ingreso y de salida para controlar la circulación de las personas en el establecimiento. Además, queda prohibido el uso de decoraciones en las celebraciones especiales.

Para los empleados será fundamental que se les otorgue todos los elementos de protección y que cuenten con tiempos y pausas activas para hacer el lavado de manos tras estar en contacto con los clientes o con algún elemento del establecimiento.

En el caso de los clientes, cada bar o restaurante debe instar a sus usuarios a lavarse las manos antes y después de comer, tras estar en contacto con dinero o luego de toser o estornudar.

Se debe tener además un protocolo para desinfectar manijas, cajas, ascensores, entre otros elementos del lugar. Las botellas de licor también tendrán que ser desinfectadas y estará prohibido compartir bebidas, tragos, cigarrillos o comida, cada persona tendrá su vaso o plato individual en caso de que se pidan botellas para compartir.

Según esta resolución, queda prohibido el baile al interior del establecimiento. Las pistas serán usadas para adecuar mesas y garantizar la distancia social. Además, no se podrá lanzar espuma, confeti, agua o cualquier otro elemento o sustancia.