Cartagena


Así va el caso de la venezolana que padece cáncer y vive en Bazurto

Caso Adriana Aranguren. Aun en plena pandemia, nuestros lectores le donaron exámenes y un especialista se ofreció a operarla, pero necesitan que el Dadis la afilie a una EPS urgente.

LAURA ANAYA GARRIDO

26 de abril de 2021 09:35 AM

¿Recuerdas a la venezolana que padece cáncer de tiroides avanzado y vive en un local del Mercado de Bazurto?

Se llama Adriana Johana Aranguren Piñango y si tu respuesta a la pregunta con la que comencé este texto fue “sí”, entonces quizá eres uno de los lectores solidarios que está aportando su granito de arena para cambiar el rumbo de este desgarrador drama. (Vea aquí: [Video] La venezolana que tiene cáncer y vive en un local de Bazurto)

Tras publicar la historia de Adriana (el domingo 18 de abril de 2021, en la sección Facetas), la humanidad de nuestros lectores ha trascendido de los comentarios en las redes sociales para convertirse en acciones reales: la mujer, de 32 años, ha recibido donaciones que van desde un mercado, pasando por los exámenes de laboratorio que debe hacerse antes de una cita médica programada para el 27 de abril y ha llegado, incluso, a los servicios de un especialista que se ofrece a operarla para extraerle el tumor que tanto la aqueja y que se puede palpar en su cuello. No los mencionamos porque, dice Efrén, no esperan reconocimiento, sino tener la satisfacción genuina de haber ayudado.

¿No has ayudado, pero quieres hacerlo?, ¡aún puedes!

Si deseas ayudar a Adriana de alguna manera, puedes comunicarte al 3226567969.

Necesita mudarse de Bazurto

Después de tomarle la muestra para una biopsia necesaria antes de programar la cirugía que tanto necesita, Adriana ha sentido un dolor que se suma a los malestares propios del cáncer y, por supuesto, el angosto local donde ella vive (con su hermano Efrén y su esposo Luis Miguel Carmacaro) no es el lugar más apropiado para descansar.

“Mami, ahorita Adriana está dormida, porque le ha dolido bastante. Se quedó dormida como a las cinco” de la madrugada, me decía ayer Efrén por teléfono. “El especialista que la vio, y gracias al que se le hizo la biopsia, nos recomendó que le consiguiéramos otro lugar para vivir... Tú sabes que, por mucho que uno limpie, este ambiente del mercado siempre es sucio. Estamos buscando para sacarla de aquí, así sea para una pieza que podamos pagar a diario, para que ella esté más cómoda, para que descanse mejor y la herida de la biopsia no se le vaya a infectar”.

Sobre el avance de la enfermedad, Efrén explica: “El doctor dice que la enfermedad está avanzada, pero que sí hay esperanza porque se le puede hacer una buena cirugía, una buena limpieza. Eso es lo que él ve, aún falta una tomografía de cuello con contraste que ese mismo doctor está tramitando, luego de eso, si Dios quiere, le programan la operación”.

Adriana espera que el trámite se agilice y que finalmente pueda curarse de esta enfermedad para cumplir su mayor deseo: volver a Venezuela para abrazar a sus dos pequeños hijos, que viven en el vecino país con sus abuelos, y verlos crecer.

“Tenemos que esperar un correo del Dadis”

Efrén reitera que ya Adriana comenzó los trámites ante el Departamento Administrativo de Salud Distrital (Dadis) para ser afiliada a una EPS en la que traten su enfermedad.

“Nos dieron un correo para enviar los papeles y los enviamos, pero no nos han respondido. Yo fui esta semana (la que acaba de pasar) a preguntar, pero me dicen que eso no es presencial, sino virtual y que tenemos que esperar la respuesta por correo”, explica Efrén. “Quisiéramos que eso se agilizara porque el doctor que le está ayudando a Adriana dice que pueden operarla, pero que ella va a necesitar EPS para el tratamiento que viene después de la cirugía, que se llama yodoterapia y es muy delicado”, agrega.

Intentamos comunicarnos con la directora del Dadis, Johana Bueno, pero no hubo respuesta.

  NOTICIAS RECOMENDADAS