Basureros satélites, el efecto de la falta de sentido de pertenencia

14 de mayo de 2019 12:00 AM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

La mayoría de las ciudades colombianas, quizás todas, padecen el problema ambiental de los basureros satélites, llamados también ‘clandestinos’, pero que técnicamente son denominados por las autoridades como ‘puntos críticos’.

Son formados por la mala disposición, a cielo abierto, de residuos sólidos mixtos de toda clase, de diferentes volúmenes, arrojados en áreas públicas y privadas.

Cartagena de Indias no es la excepción a esta problemática ambiental de sitios vulnerables a ser ensuciados, con consecuencias negativas de tipo sanitario y para el medio ambiente, que impactan sin excepción a todas las personas que viven cerca de esos lugares.

Las empresas de aseo de la ciudad perciben muy de cerca esta situación, pues sus operarios atienden con mucha frecuencia esos puntos críticos, para llevarle a la comunidad un mensaje amigable con el medio ambiente, de conciencia y sentido de pertenencia con la ciudad.

PACARIBE, EN LA TAREA

“Ante esto venimos trabajando un programa con acciones de cultura ciudadana orientadas a la transformación de comportamientos en las personas, que tiene como fin disminuir los problemas ambientales y de salud pública, causados por la mala presentación y disposición de los residuos sólidos mixtos y desechos de construcción”, explica Óscar Osorio Avendaño, gerente de Gestión Social de Pacaribe, uno de los operadores de aseo más importantes de esta capital.

Agrega que para la erradicación de los puntos críticos, Pacaribe realiza acciones encaminadas a mitigar el impacto ambiental en esos sitios, tales como aumentar las frecuencias de recolección, instalar vallas ambientales y cerramientos con el apoyo de la comunidad y los estudiantes, para convertir estas zonas en espacios limpios.

Igualmente dictar charlas sobre los deberes y derechos de los usuarios, hacer jornadas de recolección de inservibles y reutilizables como las llantas desechadas, tratar de aprovechas esas zonas convirtiéndolas en espacios deportivos y recreativos, y hacer alianzas interinstitucionales con planteles educativos y organizaciones de base, para preservar los sitios recuperados.

Las actividades están dirigidas a residentes, colegios, comerciantes y demás actores, y se articula con difusión por los medios de comunicación, campañas de recuperación de puntos críticos, y sobre todo en los puntos manejables para ser recuperados, informa Oscar Osorio, de Pacaribe.

La idea es hacerle seguimiento y mantenimiento a cada punto recuperado, agrega.

SITIOS NEURÁLGICOS

Los puntos críticos identificados por Pacaribe en sus áreas de servicios operativo, son: Vía La Cordialidad - Tortas del Pozón, diagonal a Villa Rosita (también en La Cordialidad), Vía Olaya - Canal Tabú (sector Rafael Núñez), Vía Olaya - Colegio Ciudad de Tunja, Vía Perimetral, Esquina del Wio, Marginal del Sur, Avenida del Papayal - Carrera 14 de Torices (en recuperación), cancha deportiva Playa Blanca (en recuperación), cabecera pista del aeropuerto (barrio San Francisco), entrada a Bayunca (La Cordialidad), salida de Bayunca (vía Pontezuela), salida Vía del Mar por Pontezuela, Puente Heredia (controlado con cajas estacionarias).

Todos estos puntos tienen frecuencias de atención diarias e interdiarias.

HAY INTERVENCIÓN A PUNTOS CRÍTICOS: DISTRITO

Consultada la Administración Distrital sobre las acciones adelantadas, o por emprender, para atacar los basureros improvisados creados por personas indolentes con la ciudad y el medio ambiente, la Secretaría General informó que este año han sido recuperados 15 puntos críticos, y se les hace mantenimiento permanente a 20 más.

Entre los puntos críticos recuperados, el Distrito menciona: Califa, callejón Cárcel de Ternera, Coca Cola, Licorera, Maderas La Sierra, zona de la malla de Contecar (Parqueadero Colombia), Testigo de Jehová, frente a La Báscula y barrio Bosque (detrás de la Postobón y el sector Zapatero)

“En el plan de recuperación de los puntos críticos de arrojo de escombros y desechos en la ciudad, el Distrito, con el apoyo de los consorcios de aseo –Pacaribe y Veolia (anteriormente Aseo Urbano de la Costa–, inició la intervención integral de la zona de los puentes Benjamín Herrera y Romero Aguirre”, indica la dependencia distrital.

Agrega que para esos dos lugares se hizo un cerramiento de 1,8 kilómetros en la Marginal del Sur, a fin de impedir el acceso fácil de las personas que los usan como vertederos de desechos afectando el entorno.

“En el caso del Puente Romero Aguirre, la recuperación del lugar contempla un diseño paisajístico y siembra de árboles por parte de Ecopetrol, a través de una compensación forestal autorizada por el EPA Cartagena”, señala la fuente. Esa siembra ya comenzó.

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Cartagena

DE INTERÉS