Cartagena


Buque ARC 20 de Julio zarpó hacia la Antártida

EL UNIVERSAL

15 de diciembre de 2017 02:44 PM

Al mediodía de este viernes, zarpó desde Cartagena la cuarta travesía del insignia buque ARC 20 de Julio hacia el continente blanco, esta es una expedición organizada por la Comisión Colombiana del Océano, la Dirección general marítima y la Armada Nacional, que los traerá de regreso al país el 7 de marzo de 2018.

Antes de llegar a la Antártida harán paradas en los puertos de Valparaíso en Chile y Punta Arenas, para abastecer combustibles y terminar de prepararse para llegar al punto. La embarcación tiene 98 personas divididas entre científicos y tripulación.

“Son 9 meses en que hemos estado acondicionándonos para salir, prácticamente llegamos de una expedición Antártida y ya estamos alistándonos para la siguiente, eso requiere alistamiento de maquinaria, del personal, siempre nos vamos en un diciembre y eso ha sido todo un proceso, es una época difícil, de reunión familiar pero contamos con una familia que lo apoya a uno”, capitán de Navío Joaquín Urrego, comandante ARC 20 de Julio.

La razón de navegar en diciembre se atribuye a que es época de verano en la Antártida y por tanto los desprendimientos de hielo son menos fuerte. Cada expedición ha simbolizado un aporte científico para todo el mundo permitiendo que Colombia sea aceptado como miembro consultivo ante el tratado antártico mundial llegando a participar en las decisiones relacionadas con el entorno antártico con voz y con voto.

“Nos ha permitido conocer cuales son los impactos que son mas visibles allá de manera que se pueda determinar lo que puede estar ocurriendo en el entorno ecuatorial que es donde nosotros vivimos, los cambios climáticos afectan allá y tienen incidencia en el resto del globo terráqueo”, explicó el contraalmirante Gabriel Pérez Gárces, comandante de Fuerzas Naval del Caribe.

Con respecto a los objetivos de esta nueva travesía, el Capitán de la expedición científica Herman León, afirma “vamos a establecer una estaciones en las columnas de agua, bajamos a mil metros de profundidad, a medir las condiciones físicas, químicas, biológicas, tomamos muestras de agua, de sedimento y con esto generamos modelos que permiten calcular las dinámicas de los océanos”.

  NOTICIAS RECOMENDADAS