Cartagena


Los apuntes que deja el diálogo social en Cartagena

Durante la Cumbre de Diálogo Social, el procurador General de la Nación, Fernando Carrillo, invitó al presidente Duque a que fuera un factor de transformación tras la situación tensa del país.

MARYLIN MARTÍNEZ MARTÍNEZ

10 de diciembre de 2019 10:30 AM

El procurador General de la Nación, Fernando Carrillo Flórez, le manifestó al presidente de la República, Iván Duque, desde la IV Cumbre de Diálogo Social, evento que se realizó en Cartagena y que reunió a altos funcionarios del Gobierno nacional, gremios, entes de control y voceros de diferentes sectores, que este encuentro “no era una encerrona”, sino una oportunidad para un diálogo social abierto.

“Presidente Duque, esta no es una comisión paralela ni una encerrona. Colombia vive un momento de cambio de indiscutibles proporciones, un momento de transformación y tenemos el desafío de entender y encausar lo que hemos vivido en las últimas semanas”, sostuvo Carrillo.

Además, le pidió al mandatario que reflexionara, teniendo en cuenta que estas últimas semanas de manifestaciones no eran una crisis pasajera, por lo que es necesario tomar los caminos del diálogo para encontrar una solución.

“Hay una consideración sobre el papel que usted está jugando en Colombia y que quiero destacarlo hoy. La historia le ha entregado a usted en este momento el privilegio de ser uno de los grandes transformadores de la misma, no pierda esa oportunidad, no la pierda creyendo que esto es simplemente una crisis pasajera, estamos viviendo un momento extraordinario en la transformación social de Colombia y ninguno de nosotros lo podemos desperdiciar. Presidente, hay una generación de jóvenes, muchos de su generación y más jóvenes todavía, estudiantes que como hace 30 años, usted que en esa época acompañó casi desde la adolescencia el movimiento estudiantil, creen que es posible el cambio. Inspírese, presidente, con el poder ilimitado del diálogo, un diálogo orientado hacia la justicia social”, expresó el jefe del Ministerio Público.

“El Esmad no es una fuerza asesina”

Durante la cumbre, el presidente Duque sentó su posición frente al Escuadrón Móvil Antidisturbios (Esmad), a raíz de la petición del representante estudiantil en el Comité de Paro Nacional, Alex González, quien solicitó que se entable una mesa de negociación, que pause la agenda legislativa y frene el accionar de esta unidad especial de seguridad.

“Hoy la dignidad y la esperanza se pasean por las calles de Colombia, en todo el territorio nacional, exigiendo que se resuelvan sus necesidades urgentes, pero también exigiendo que se resuelvan sus necesidades estructurales, políticas y del orden económico. Los colombianos hemos pasado la página del miedo y del odio, hoy los colombianos queremos empezar a construir y escribir los capítulos de la paz con justicia social, de la soberanía, de la dignidad y sobretodo de la vida. Por eso es necesario, presidente, que se respete a su pueblo, que se respeten sus ideas, que se respeten sus derechos y que se gobierne en democracia”.

Y agregó: “Necesitamos de un gobierno que se siente a escuchar a su propio pueblo, inmediatamente desde el Comité Nacional de Paro le exigimos que adelantemos una mesa de negociación para resolver los problemas estructurales que tiene nuestro país y que también resuelvan las necesidades más urgentes que tenemos en este momento (...) Hoy los colombianos creemos que para un gobierno para la paz no es necesario un escuadrón para la muerte, no queremos que se sigan asesinando los sueños y las esperanzas de los colombianos”.

Frente a esto, el jefe de Estado respondió que “así como muchos pacíficamente se expresan, hemos visto expresiones crueles, demenciales e insensibles de violencia. Yo he escuchado muchas expresiones relacionadas con el Esmad. Son más de 100 países que tienen Escuadrones Antidisturbios, ¿en serio hay alguien que pueda pensar que la razón de ser de los escuadrones antidisturbios es atentar contra la ciudadanía?

“De allí a llamar a una fuerza asesina... creo que a todos nos conviene hacer una reflexión, porque no solamente es justo, sino que no es apegado a la realidad”, finalizó Duque.

Caso Aquarela

Hay que recordar que luego que el pasado 16 de noviembre la Procuraduría General de la Nación abriera una investigación por desacato contra del alcalde (e) de Cartagena, Pedrito Pereira Caballero, por no contratar el estudio de sismorresistencia del edificio Aquarela, fue el mismo jefe del Ministerio Público quien le advirtió al mandatario local que el tiempo se le acaba y que hasta el momento los avances del Distrito se han quedado en palabras.

Cabe recordar que el estudio mencionado dará la solución para la restitución de los 619 metros cuadrados ocupados indebidamente por la edificación, como lo ordena un fallo de la Inspección de Policía de la Comuna 2.

“Al alcalde Pedrito Pereira el reloj le está haciendo tic-tac, faltan 20 días para que se acabe el año y tenemos unos compromisos de tomar decisiones en relación con el edificio Aquarela. Le hemos solicitado al Ministerio de Cultura, si ese es el inconveniente, que proceda al experticio y a las pruebas técnicas, porque realmente lo que todos estamos esperando es que se solucione ese problema y él quedó de hacerlo durante su administración (...) Lamentablemente, el reloj va llegando a su final y son tres semanas que le quedan, y esperamos que proceda como consecuentemente ha venido sosteniendo en sus declaraciones; que hayan actos y que le solucione ese problema a Cartagena”, aseveró el procurador.

Por otro lado, recordó que la investigación disciplinaria sigue en firme en contra de Pereira, pero que por el momento espera que se cumpla su tiempo de gobierno para ver si se soluciona la restitución del espacio público en Aquarela, y que si esto no se da, tomará acciones.

“Hay una investigación disciplinaria, y yo no puedo anunciar nada porque estoy esperando, pero nos quedan 20 días para que se cumpla con esa promesa. Aquí hay decisiones judiciales, administrativas y estamos esperando que haya resultados”, concluyó el procurador.