Cartagena


Con plantón, comerciantes de Cartagena rechazan horario del toque de queda

Trabajadores de restaurantes, bares, gastrobares y hoteles realizaron un plantón en la Torre del Reloj, en el centro Histórico, exigiéndole al Distrito su derecho al trabajo.

YESSICA RIVERA PORRAS

11 de mayo de 2021 04:25 PM

Restaurantes, bares, gastrobares y hoteles de Cartagena piden auxilio por la crítica situación económica en la que se encuentran.

En la tarde de este martes, comerciantes y cientos de empleados del sector turístico de la ciudad realizaron un plantón en la Torre del Reloj, en el centro Histórico, exigiéndole al Distrito su derecho al trabajo y rechazando las medidas establecidas por la Alcaldía de Cartagena para contener la propagación del COVID-19, en especial el toque de queda.

El sector le pide a la administración Dau modificar la medida que rige de lunes a viernes desde las 8 de la noche y los sábados y domingos desde las 2 de la tarde.

También solicitan que se extienda la jornada para el acceso a las playas de la ciudad, debido a que en este momento solo se puede ingresar hasta las 2 de la tarde de lunes a viernes y los fines de semana hasta el mediodía.

Con plantón, comerciantes de Cartagena rechazan horario del toque de queda

Katherine Ballestas, quien representa al establecimiento Felice Pasta Bar, manifestó que no se les puede vulnerar el derecho al trabajo a los restaurantes, hoteles, comerciantes y todo el sector del turismo de la ciudad con medidas más restrictivas.

“Le solicitamos al alcalde buscar soluciones y no poner más restricciones. Sabemos que necesitamos medidas porque el virus sigue latente pero no podemos sostenernos con el toque de queda desde las 2 de la tarde los fines de semana, días donde es el mayor número de ventas”, detalló Ballestas.

Una de las propuestas del gremio es que el toque de queda arranque desde las 10 de la noche todos los días de la semana.

Por su parte, Sandors Garzón, gerente de The Clock Pub Cartagena, explicó la critica situación en la que se encuentra el sector tras las restricciones adoptadas en la ciudad.

“Nosotros estamos muy preocupados. Apenas comenzábamos un proceso de reactivación luego del confinamiento estricto y otra vez nos vemos afectados por las medidas implementadas por la Alcaldía. Sí continuamos así esta semana muchos establecimientos cerrarán, comenzarán nuevamente los despidos, porque no hay otra alternativa”, aseguró Garzón.

Sostuvo que el toque desde las 8 de lunes a viernes y los fines de semana desde las 2 es un golpe muy fuerte para el gremio que ha venido acatando los protocolos de bioseguridad. “Somos los principales afectados por estas medidas. Cerrar a las 8 de la noche bajó considerablemente las ventas, los fines se semana no se abre, teniendo en cuenta que un restaurante o un gastrobar hasta las 2 p.m. no sirve y los domicilios no alcanzan para sostener un establecimiento. Mientras tanto los informales siguen trabajando sin ningún problema”, afirmó el comerciantes.

Añadió: “Pedimos trabajar por lo menos hasta las 10 de la noche, con reservación si es necesario. Este horario nos permite sostener la operación del sitio, teniendo en cuenta que los impuestos de la Dian no se detienen, tampoco los arriendos ni los servicios públicos”.

En la protesta también participó Abraham Dau, hijo del alcalde William Dau, quien tiene un restaurante en el Centro de Convenciones de Cartagena y se ha visto afectado por el toque de queda en la ciudad.

“Papá necesito poder trabajar, así como tú me enseñaste”, se leía en el cartel que llevó el hijo del burgomaestre al plantón.

Con plantón, comerciantes de Cartagena rechazan horario del toque de queda

Reunión con el Distrito

Mientras avanzaba la protesta, algunos representantes de los comerciantes se reunieron con el secretario del Interior, David Múnera; el equipo interdisciplinario del Departamento Administrativo Distrital de Salud (Dadis) y el presidente de la Asociación Colombiana de la Industria Gastronómica (Acodres) para exponer la situación en la que se encuentra el gremio y las peticiones que tiene.

En dicha conversación, el secretario del Interior indicó que las medidas no se han tomado de manera arbitraria, sino acatando las directrices del Ministerio de Salud y en atención al número de casos y ocupación de las Unidades de Cuidados Intensivos.

Múnera reiteró que se tratado de mantener un balance entre las restricciones y la economía, para no perjudicar el gremio local, sin embargo, dada la evolución de esta nueva etapa las restricciones se han extendido por más tiempo.

Tras la reunión, los comerciantes acordaron presentar una propuesta formal que será evaluada por el Distrito, para determinar su viabilidad con respecto de la situación de la pandemia.

“Ellos nos escucharon, nosotros también entendemos la situación que tiene la ciudad, en cuanto al tema de la pandemia y con todo el tema del paro que incrementa, además los contagios y el riesgo que hay. Al final, la conclusión es que vamos a pasar una propuesta, vamos a tratar de llegar a un punto de equilibrio donde podamos trabajar un poco más y que nuestro sector no se siga viendo tan afectado”, puntualizó Sandors Garzón.

Algunos participantes de la jornada
The Pub Clock, Felice Pasta Bar, Santa María del Mar, Acodres, Gelateria Paradiso, Las Hijas de la Tostada, Bans Burguer, Vieja Guardia, Le Solari, Tokyo Asian Food, Plaza Majagua, Le Grazie, Palo Santo, Di Silvio Trattoria, Torytoss, Mar y Zielo, Mirador, Guatila, Tú Candela, Café del Mar, Alquímico, Montesacro, Distrito Burguer Bar, Pizza Plus, Ruta 1521, Agencia Samaria Tour, Hotel Don Pedro, Home Spa, San Nicolá y Luxury Beach.
  NOTICIAS RECOMENDADAS