Cartagena


Controversia por supuesta conexión ilegal de energía de un hotel en Getsemaní

Electricaribe sostiene que dos líneas estaban por fuera del contador, sin embargo, el dueño del hotel asegura que nunca se ha conectado de manera fraudulenta.

YESSICA RIVERA PORRAS

27 de junio de 2019 11:30 AM

Un nuevo supuesto fraude al servicio de energía eléctrica se dio a conocer en las últimas horas en Cartagena.

Según información entregada por Electricaribe, la conexión ilegal se detectó en el Hotel Patio de Getsemaní, ubicado en la calle del Pedregal # 26A-79, luego de una denuncia a través de una llamada telefónica anónima.

Tras la alerta, operarios de la empresa realizaron la inspección y encontraron que dos líneas directas estaban por fuera del equipo de medida del establecimiento comercial. Estas redes se encontraban conectadas directamente a un poste en el sector.

Por lo anterior, procedieron a desconectar las líneas directas y dejaron la acometida legal del medidor.

“Es mentira”

El Universal se comunicó con el propietario y gerente del hotel, Manuel Leonardo Uribe García, y este sostuvo que tal conexión ilegal es falsa.

Agregó que durante los ocho años que lleva funcionando el establecimiento en Getsemaní nunca se ha conectado de manera fraudulenta y que el consumo que paga de energía mensualmente es real y legal.

Uribe García detalló que un predio que colinda con el hotel tiene una conexión a su corriente, pero esta está siendo medida y pagada en su factura.

Según sostuvo el dueño del Hotel Patio de Getsemaní, la conexión fraudulenta encontrada por Electricaribe pudo haber sido efectuada por otro establecimiento en el sector, por lo que emprenderá acciones legales.

“La acusación de Electricaribe es totalmente falsa y temeraria. Yo iniciaré acciones legales, porque no solo está en juego el futuro del hotel sino mi moral. De demostrarse que no es ilegal la conexión y que no fui yo quien la hizo, la compañía tendrá que resarcirse por los daños causados”, indicó Manuel Uribe García.

Sanción

Por su parte, Electricaribe indicó que por este delito, establecido en el Código Penal como defraudación de fluidos, emprenderá las acciones legales y se realizará el cobro correspondiente por Energía Consumida Dejada de Facturar (ECDF).

Para la empresa la manipulación ilegal de la infraestructura eléctrica y el robo de energía, no solo afecta la capacidad de inversión de la compañía sino también la calidad y confiabilidad del servicio para todos los usuarios de la región Caribe.

  NOTICIAS RECOMENDADAS