Cartagena


El Centro Histórico tiene el metro cuadrado más caro de Colombia

Aproximadamente desde 2012 se habla de que esta exclusiva zona de la ciudad es la más cara para construir en todo el país. Este año se ratifica ese dato.

ANGIE GOEZ AHUMEDO

06 de abril de 2021 12:00 AM

El Centro Histórico de Cartagena es el lugar soñado de muchas personas para construir un hogar. Su estratégica ubicación, valor arquitectónico y atractivo turístico lo convierten en una verdadera joya de la que todos se quieren adueñar o tener un pedacito. Después de todo fue declarado por la Unesco como Patrimonio Histórico y Cultural de la Humanidad.

De acuerdo con un reporte de 2.600 avaluadores del Autorregulador Nacional de Avaluadores, Bogotá, Cartagena y Medellín son las ciudades más caras para vivir en Colombia y tienen el precio del metro cuadrado más alto en los barrios más exclusivos.

En el caso de Cartagena, en el Centro Histórico el valor del metro cuadrado oscila entre $10 y $18 millones, siendo este tope el precio más alto en todo el país, mientras que en otros barrios turísticos como Bocagrande o Castillogrande esta cifra puede llegar a los $12 millones.

En Bogotá el metro cuadrado más alto está entre 10 y 16 millones, y en Medellín es de aproximadamente $9 millones.

Los avaluadores explicaron que esto se da por factores como alta demanda, escasez de suelo, disponibilidad y características físicas del territorio.

Entre la formalidad y la informalidad

Aunque al hablar del costo de los metros cuadrados por lo general se piensa en viviendas lo cierto es que implica toda el área, desde lo que tiene construcciones hasta lo que es espacio público.

Según contó el gerente de Espacio Público y Movilidad, Ausberto Coneo, en esta zona de la ciudad se encuentran los vendedores informales y los que cuentan con confianza legítima, estos últimos conforman una base de datos de aproximadamente 420 personas que tienen derecho a explotar un punto específico del Centro de la ciudad.

Pese a las quejas de muchas personas, Coneo indicó que “ellos no se pueden quitar porque la protección de la confianza legítima les permite ocupar ese espacio. La ley le protege su derecho al trabajo”.

Agregó que este beneficio se otorgó hasta el 2018 y ya no se pueden ingresar más vendedores, a menos que sea a través de una orden judicial.

“La norma contempla que la confianza legítima se puede perder si ellos incumplen alguno de los tres principios: antigüedad, continuidad y permanencia; de hecho hemos iniciado varios procesos de pérdida de la confianza legítima y también estamos en proceso de depuración de la base de datos porque algunas personas han fallecido y eso no se puede pasar a otra persona”.

Por otra parte señaló que el espacio público también es utilizado por restaurantes que instalan sillas y mesas en diferentes plazas, siempre y cuando tengan un contrato de aprovechamiento.

Por un mejor uso

Teniendo en cuenta las características del Centro Histórico y su alto valor, las autoridades quieren recuperar más espacio público para generar mayores ingresos al Distrito. El primer paso será retirar a los vendedores a través de incentivos económicos que les permitan ingresar al mercado laboral formal.

De igual manera, el funcionario señaló que se está construyendo un documento que será pasado a la Secretaría de Planeación con el fin de obtener el visto bueno para explotar económicamente otros puntos.

“Las zonas que se pueden aprovechar económicamente están contempladas en un acuerdo distrital, por eso nosotros le estamos haciendo unas modificaciones para incluir más zonas de aprovechamiento y generar mayores ingresos para el Distrito y que pueda haber más control sobre estos sitios que muchas veces son usados de manera indebida”, puntualizó Coneo.

Otro de los proyectos que se baraja en la ciudad para darle valor al espacio público es el Sistema de Estacionamiento Regulado que permitirá cobrar por parquear en las vías del Distrito, principalmente en el Centro Histórico y sus plazas, donde es usual ver a cientos de carros parqueados durante todo el día. Algunos de los puntos que se analizan son las calles Santo Domingo y de Las Damas, las plazas Fernández Madrid y San Diego, cercanías a La Serrezuela, y las avenidas Luis Carlos López y Daniel Lemaitre.

“El estacionamiento en vía pública tiene que tener ciertas regulaciones y no puede ser un bien gratuito porque el espacio público es limitado y por lo tanto se debe regular a través de un cobro por el uso de esa zona de espacio público”, indicó Janer Galván Carbonó, director del Departamento Administrativo de Tránsito y Transporte, DATT.

Una carga alta

Para Rafael Camacho, presidente de la Asociación de Vecinos del Centro Histórico de Cartagena (Asocentro), el encarecimiento del Centro Histórico ha representado una alta carga para los nativos de esta zona de la ciudad.

“Desde hace muchos años las casas se fueron convirtieron en algo imposible de sostener, prácticamente uno está pensando en irse porque la carga económica que hay sobre nosotros, pagando impuestos, es tremenda”.

Agregó que en las ciudades Patrimonio Histórico de la Humanidad lo más importante no es lo material, es la gente, “pero si no hay condiciones tienen que irse para otra parte porque no puede mantener el costo de vida”.

Finalmente señaló que pese al alto costo del metro cuadrado en el Centro Histórico se ha desmejorado mucho la calidad de vida pues muchos inmuebles son utilizados para hacer fiestas clandestinas.

  NOTICIAS RECOMENDADAS