El dilema de la contratación de la primera dama distrital

14 de febrero de 2020 12:00 AM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

El hecho de que Cynthia Pérez Amador haya sido contratada por el Distrito a través de una Orden de Prestación de Servicios, OPS, por 7 millones 700 mil pesos mensuales, ha generado críticas a favor y en contra de la funcionaria del alcalde William Dau, debido al nivel de formación de esta líder.

Un profesional de la Alcaldía puso en conocimiento la contratación, ya que Pérez Amador devenga honorarios que corresponden a personas que posean título profesional con posgrados (especializaciones, maestrías o doctorados), y en el caso de la asesora, tiene un nivel de formación como tecnóloga.

Desde su campaña Dau presentó a Cynthia como su asesora y persona de confianza. Tras ganar la Alcaldía, el pasado 27 de octubre, Dau anunció que Pérez Amador sería su ‘primera dama’ ya que él no tiene pareja sentimental en el momento.

Las explicaciones
de Pérez Amador

Luego de asistir a una cumbre de alcaldes en Mompox, y ser abordada por la prensa, Pérez Amador dijo que sí cumplía los requisitos para el puesto.

“Sí cumplo con los requisitos porque se trata de un cargo de alta confiabilidad. Así lo ha dicho el alcalde en todas partes, porque soy la persona de su más entera confianza, desde que arrancó la campaña. He sido la persona que siempre creyó en él, desde el principio, me gané su confianza con mi trabajo; me he ganado la confianza del pueblo con mi gestión. Hay una tabla que dice que soy de alta confianza para el alcalde y por eso William Dau creyó que se podía asignar ese salario”, dijo la funcionaria.

No es asesora
ni gestora social

Tras un comunicado oficial emitido por su despacho aclaró que ella no es la gestora social del Distrito y tampoco asesora.

“Primera dama es un título o figura protocolaria generalmente desempeñada por la cónyuge del mandatario de turno. Sin embargo, el pasado 27 de octubre, día de las elecciones, el alcalde William Dau Chamat, públicamente, en la plaza de La Aduana, me honró con este título pese a que no soy su esposa”, dice Pérez en su comunicado.

“Como gestora social también se le conoce a la esposa del gobernante, porque realiza obras de impacto social; pero esta administración ha roto con los esquemas tradicionales de gobierno como lo hizo en este caso debido a que la gestora social del Distrito es María Angélica Klee a quien apoyo y acompaño en lo que requiera”, explica.

“También les comunico que tengo una familia que sustentar, por lo que la única vía razonable, legal y honesta de devengar unos honorarios para cumplir con mis responsabilidades como madre e hija era mediante una orden de prestación de servicios de apoyo a la gestión. A la vez aclaro que no soy asesora de despacho, ni tampoco tengo vínculo familiar con el alcalde”, agregó.

“Tengan la certeza de que por encima de ser la primera dama, que es solo un título, soy su servidora y que estoy trabajando arduamente por buscar soluciones a cada una de nuestras necesidades que no dan espera, de lo contrario, tienen toda la potestad para juzgarme”, expresó

“Estoy segura de que cuento con ustedes en este mandato de salvar juntos a Cartagena. Dios les bendiga”. Así cierra su carta firmando como primera dama, Cynthia Amador.

Opinan expertos
en contratación

El abogado Neil Fortich ha expresado a los medios locales que es la Resolución 5086 de 2014, la norma que se aplica para la asignación de honorarios. “En ella se específica que los criterios para definir el costo de los mismos son la formación y la experiencia. Es por ello que los estudios y los años de trabajo posterior a su graduación son claves para soportar la contratación”, expresó Fortich.

El abogado invitó al alcalde Dau a que se respete la resolución y apuntó a que no se puede abusar de la figura de la confianza y que dicha figura no se puede utilizar para asignar honorarios.

Por su parte el abogado Marlon Madiedo explicó que: “En Colombia se está abusando de la contratación pública en todos los niveles, sin que haya un freno a eso. Por el simple hecho de que una persona sea de confianza de un candidato, que posteriormente se convierta en alcalde, como en el caso de Pérez Amador, no se pueden transgredir las normas; es decir, porque me caes bien y te aprecio, yo puedo ir en contra de una norma”.

El jurídico dijo que los ciudadanos y funcionarios pueden conocer “en el portal Colombia Compra Eficiente la normativa que incluye leyes y decretos con concordancias y los documentos que contienen los diferentes desarrollos jurisprudenciales de las altas cortes y tribunales de arbitramento sobre contratación estatal, como la Ley 80 del 93”.

La historia de Cynthia
En una entrevista con El Universal, Cynthia Pérez Amador, dijo que había estudiado programación en sistemas, y que era administradora de empresas de Iafic. Casada y con dos hijos esta líder contó todas las adversidades que ha tenido que padecer y cómo llegó a Dau. “Yo era una persona que vivía sumergida en el mundo de los desempleados que tienen una buena hoja de vida, pero que por falta de una palanca no pueden desempeñarse laboralmente. Trabajaba de pronto haciendo el aseo en algún apartamento, si me llamaban por ahí para limpiar un apartamento yo iba. Nunca me he enfrascado en que yo soy administradora de empresas, porque tengo unos hijos que sostener. Mi esposo trabajaba para sostener nuestro hogar y yo trabajaba de lo que sea, vendí chance, en Semana Santa vendía pescados y mariscos, vendí revistas de catálogos. Siempre con la esperanza de encontrar un trabajo en mi campo”, contó.

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Cartagena

DE INTERÉS