Cartagena


El periodismo también tiene voz de mujer

Afiliadas a la Federación colombiana de Periodismo, Fecolper, reconocieron su rol como profesionales, madres y cuidadoras. El comité lucha por sus derechos desde hace varios años.

VALERIA VIAÑA PADILLA-EL UNIVERSAL

08 de marzo de 2021 10:04 AM

Estás sentada en tu oficina mientras escribes en la sala de redacción. O tal vez te encuentres al aire diciendo las noticias del día por radio o televisión.

Lo que no sabe el público que te lee, ve o escucha, es que detrás de ese medio existe una mujer que carga con miles de responsabilidades, muchas veces el doble que los hombres. Casualmente, ese día tienes el período menstrual y los cólicos te acaban por dentro. Pero no, ese proceso natural no es una excusa para detener tu trabajo que, por lo general, debe entregarse de inmediato. Además, eres mamá, y te toca levantarte más temprano para hacer el desayuno de tu hijo o el de toda tu familia, porque eres la cabeza del hogar.

Y ni hablar de tu posición como madre soltera, en la que debes lidiar con todo el proceso de maternidad tú sola. Hay que señalar que el índice de mujeres separadas es muy alto en estos tiempos.

Ahora, ¿has entendido cuán valiosa y fuerte eres? No estás sola, mujer, que además eres periodista. Desempeñas un oficio tan importante y de gran responsabilidad, al igual que tu cuidado personal.

De estos y otros derechos humanos se encargan los Periodistas Asociados de Bolívar, que es un comité de afiliados a la Federación colombiana de Periodistas (Fecolper), quienes han socorrido en muchas ocasiones a periodistas amenazados por ejercer su trabajo — hagan parte o no de esta federación — y está conformado por cerca de 1.300 profesionales.

Hoy, quienes exaltan sus voces tomando empoderamiento a nombre de todas las periodistas, son las mujeres que hacen parte de Fecolper en Bolívar. (Lea aquí: Estos son los 40 países más difíciles para mujeres periodistas).

Ada Echenique, comité de género

“Queremos avanzar con varios temas, como las condiciones laborales para las mujeres periodistas, para que en los medios donde trabajan tengan más beneficios. Debe existir un tratamiento diferencial con enfoque de género para que la mujer ejerza su labor de forma segura, cumpliendo el rol como madre, esposa y periodista. En el tema salarial en algunos medios (no todos), el de las mujeres está por debajo que el de los hombres. Hay que reconocer que muchos medios han nivelado el salario y contratado a muchas mujeres”.

Rosario Meléndez, comité de Proyectos

“En los 35 años como periodista me he capacitado y he tenido la oportunidad de trabajar en cuatro medios diferentes al tiempo. Le debo mucho a mi profesión porque he conocido todo Suramérica y Centroamérica. Como mujeres hemos ganado mucho espacio porque antes en los medios la mayoría de corresponsales eran hombres. Hoy soy jefe de prensa y existen más periodistas que hemos llegado a cargos altos”.

Sandra Méndez, presidenta en Bolívar

“Desde que entró la pandemia, la asociación ha trabajado fuertemente con todos los periodistas en general, pero más con los que hacen cubrimientos en el lugar de la noticia, para que a través de Fecolper se les brinde garantías. Yo hago parte de ese grupo como periodista de gobierno, que nos toca ir a comunidades y centros hospitalarios a llevar las ayudas humanitarias por el COVID-19. Además, mi tiempo se limita, pues soy mamá soltera, tengo un hijo de cuatro años que recibe terapias y debo hacerle acompañamiento, también estoy a cargo de las labores del hogar porque en esta época muchos enviamos a las trabajadoras domésticas a sus casas. Hay que resaltar la labor de la mujer periodista”.

Adriana Hurtado, presidenta de Fecolper

“Ni la Fiscalía ni las autoridades han dado avances con las 11 mujeres periodistas asesinadas desde 1972 hasta hoy. Aunque hay diferentes condiciones se resaltan tres: 1). Las mujeres periodistas como trabajadoras: son víctimas de estigmatización y victimización para ciertos temas como el conflicto armado, porque pueden resultar, supuestamente, relacionadas sentimentalmente con sus fuentes, utilizándolas como acercamiento. 2). Cuidadoras del hogar: en la pandemia se evidenció que no las llamaban porque estaban cuidando a sus hijos, pues se asume que la maternidad no deja tiempo para el ejercicio periodístico. 3). Dirigentes gremiales: muchas de ellas asumen comentarios sexistas de compañeros de trabajo, por ejemplo si se expone un tema en reunión, lo asocian de acuerdo a construcciones sociales al no considerarse suficientemente inteligentes, como al decir “hay tan linda”. Y sin duda también se ve el acoso y la violencia, muchas las han obligado a callar amenazándolas con divulgar su intimidad.