Cartagena


En Cartagena, las chivas rumberas se reactivan con protocolos

Mediante el decreto 1576 del 7 diciembre de 2020, la Alcaldía autoriza la prestación de este servicio a turistas y nativos.

WENDY CHIMÁ P.

16 de diciembre de 2020 11:25 AM

Visitar el Corralito de Piedra es recorrer sus diferentes calles coloridas admirando la belleza de su arquitectura colonial, probar cada una de sus delicias culinarias y, ¿por qué no?, subir a una chiva rumbera para disfrutar de una fiesta llena de alegría al aire libre, mientras se transita por diferentes espacios del Centro Histórico, moviendo nuestro cuerpo al son de los tambores, la guacharaca, el acordeón y las maracas, sin dejar de lado los géneros locales, como la champeta, que difunde las raíces africanas, caribeñas y criollas, albergando vivencias y relatos populares.

Para esta fecha de Navidad y Fin de Año, son muchos los turistas que vienen a Cartagena a sentir y vivir la ciudad en uno de estos buses turísticos, donde sin importar si conocemos o no a la persona que tenemos a nuestro lado, disfrutamos de cada una de las actividades que, la persona encargada de guiar el recorrido, hace en cada momento.

Con la pandemia del coronavirus, las chivas turísticas o rumberas tuvieron que ser guardadas y mientras poco a poco se iba dando la reactivación económica de algunos sectores, este gremio seguía aún con los motores apagados, sin embargo, mediante el Decreto 1546 del 7 de diciembre de 2020, la Alcaldía autorizó la prestación del servicio turístico en los vehículos tipo buses abiertos, chivas o escaleras turísticas y buses escalonados (citysightseeing), en el marco de la reactivación del Centro Histórico de Cartagena.

Lea aquí: Estas son las medidas que rigen en Cartagena para Navidad y Fin de Año

Las condiciones

El Universal conoció que esta autorización se dará por un periodo de evaluación de 30 días, donde solo podrá transitar un vehículo por cada empresa o agencia de turismo.

“Cada empresa o agencia de turismo deberá allegar al Departamento Administrativo de Tránsito y Transporte (DATT) la programación de los vehículos para su aprobación, como quedó establecido en las mesas de trabajo con representantes de este gremio y la Corporación de Turismo Cartagena de Indias (Corpoturismo), donde fueron definidas las recomendaciones, dando estricto cumplimiento al protocolo de bioseguridad para el sector Transporte, establecido en la Resolución 1537 de 2020”, explicó Janer Galván, director del DATT.

Según lo establecido, estos buses solo podrán transitar por las calles del Centro con una ocupación del 50% y deben mantener activos los protocolos de bioseguridad, como lo es utilizar el tapaboca durante el recorrido, conservar el distanciamiento social y evitar sobrepasar el aforo, todo esto para mitigar la contención del COVID-19.

Las zonas donde estos buses estacionarán para recibir o dejar a sus pasajeros, deberán tener puntos de toma de temperatura corporal y puntos de desinfección. Es importante resaltar que las puertas de estos buses turísticos deben estar abiertas para permitir la ventilación durante unos minutos antes de iniciar el servicio.

Ninguno de los vehículos puede tener alfombras, tapetes, bayetillas o toallas de tela de uso permanente, entre otros que puedan albergar material particulado, puesto que pueden ser susceptibles de contaminación.

Al finalizar los recorridos, los buses y chivas deben ser aseados con agua y jabón y desinfectar con regularidad las superficies y partes de la cabina iniciando la limpieza quitando o removiendo el polvo y suciedad con un paño limpio y húmedo y continuar con la aplicación del desinfectante en todas las superficies con las que se tiene contacto.

Dentro de estos vehículos deben tener alcohol glicerinado, mínimo al 60%, para el lavado de manos o gel desinfectante, y mantener un recipiente o contenedor de basura y bolsas para residuos ordinarios, toallas de papel o desechables.

Las autoridades encargadas de velar que se cumpla con lo estipulado son el Dadis, la Secretaria del Interior y la Policía Metropolitana de Cartagena.

Importante

Dentro de estos buses abiertos tipo chivas o escaleras turísticas y buses escalonados (citysightseeing), no está permitido el consumo de alimentos ni bebidas.