Cartagena


En República del Caribe quieren alcantarillado

En 2011 un juzgado declaró a ese barrio zona de alto riesgo. Por tal razón no ha sido posible la instalación del servicio. La comunidad dice no soportar los malos olores.

Los habitantes de República del Caribe, faldas de La Popa, pidieron al gobierno distrital que ponga en marcha la instalación del servicio de alcantarillado, debido al colapsamiento de las pozas sépticas y las aguas servidas corriendo por las calles.

Kevin Reyes Miranda, un gestor cívico de la zona, dijo que lo que ha impedido dicha instalación tiene que ver con que, en 2011, “un residente, con intereses más personales que comunitarios, instauró una acción popular buscando la reubicación del barrio, porque supuestamente somos zona de alto riesgo”.

Desde entonces, según el trabajador cívico, la Secretaría de Infraestructura se ha afianzado en ese mito para no instalar el servicio, “pero el 25 de octubre de 2018, la Secretaría de Planeación elaboró un comunicado mediante el cual nos informó que el terreno sí está apto para esos trabajos”.

Asimismo, afirmó que “no entendemos por qué los demoran siendo que barrios que nos rodean (como Pablo VI, Los Comuneros, Loma Fresca y Petare) tienen su alcantarillado. Mientras tanto, los de República del Caribe ya no tenemos dónde abrir más pozas sépticas, los malos olores nos asfixian y las enfermedades afectan a niños y personas de la tercera edad”.

La secretaria de Infraestructura, Clara Calderón Muñoz, anunció que solicitará a Planeación el informe que determina que los terrenos de República del Caribe son aptos para el alcantarillado, “para entonces iniciar las diligencias correspondientes en ese sentido”, manifestó la funcionaria.

La empresa Aguas de Cartagena informó que el año pasado radicó, por segunda vez, la actualización del proyecto de República del Caribe, para que el Distrito asigne recursos para la ejecución del alcantarillado.

El proyecto consiste en la instalación de 1.536 metros en tubería de PVC como colector principal y manijas; 1.428 metros de tubería de PVC para domiciliarias y manijas; y la construcción de 373 registros domiciliarios y 40 cámaras de inspección.

El proyecto final tiene un valor aproximado de 1.800 millones de pesos.

  NOTICIAS RECOMENDADAS