Faltan 792 buses del TPC por chatarrizar

06 de octubre de 2019 10:00 AM
Faltan 792 buses del TPC por chatarrizar
19 buses tipo padrón no han entrado en circulación. // Julio Castaño Beltrán - El Universal

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

Completar la chatarrización de los 1.592 vehículos del Transporte Público Colectivo (TPC) de la ciudad, se ha convertido en el talón de Aquiles del Sistema Integrado de Transporte Masivo (SITM), pues aunque esta etapa ya debió haberse cumplido, a corte del 30 de agosto de este año solo se había chatarrizado 800 buses del TPC, es decir, aún faltan 792.

De acuerdo con Humberto Ripoll, gerente de Transcaribe, gran parte de este retraso ha sido provocado por la falta de recursos ($20 mil millones para ser más exactos) que el Distrito debía girar a Transcaribe para ponerse al día con esta obligación, tal como está contemplado en el Plan de Desarrollo.

Pero, aunque desde hace un tiempo cursa en el Concejo Distrital el proyecto de acuerdo que busca otorgarle facultades al alcalde para hacer un crédito público de $20 mil millones como fuente de financiación al SITM, este no ha sido aprobado.

Una de las razones que han usado los cabildantes para declinar la solicitud, ha sido la falta de claridad en los aportes hechos por los otros dos operadores del sistema, es decir Transambiental y Sotramac, y en general de cuánto se ha invertido en esta etapa.

Es de recordar que cada una de las concesiones, Transambiental, Sotramac y Transcaribe operador, tiene unas responsabilidades una de ellas es la chatarrización. Para lo cual crearon el Fondo Unificado de Desintegración y Operación (Fudo), que es donde están los recursos para la desintegración de vehículos del TPC.

Los aportes

Al revisar el último informe del Fudo, publicado por Transcaribe en la página de Sistema Electrónico de Contratación Pública (Secop), se constata que a corte de 30 de agosto de los tres operadores, Transcaribe operador es el que menos aportes ha destinado al fondo.

Para la chatarrización Transambiental ha aportado desde octubre de 2016 hasta marzo de 2018, $51.933.120.179. De estos recursos, 4.320.334 han sido en compensaciones. ¿Qué quiere decir? la compensación es cuando el propietario de un vehículo que es chatarrizado es socio de una de las empresas operadoras, y el acuerdo es aportar lo que se le reconozca por la chatarrización, en ese caso el pago del vehículo regresa a la empresa.

Aunque de acuerdo con el informe Sotramac había aportado $43.744.178.409 al Fudo hasta octubre de 2017, a principio de esta semana la entidad hizo un desembolso por $13.986 millones y además se conoció que en esta misma semana entregaría más de $6 mil millones restantes para ponerse al día. De los recursos entregado por Sotramac, $11.854.282.401 han sido por compensación.

Por su parte Transcaribe operador es el que menos recursos ha aportado para la chatarrización, con 37.818.280.569, sin compensaciones. Su último aporte fue en octubre de 2017.

A corte del 30 de agosto de 2019, había en el fondo $143.546.201.750,36 de los cuales $121.636.976.422 ingresaron en efectivo al encargo de desintegración y $21.909.225.327 corresponden a los aportes por compensación. En cuanto a reconocimientos económicos a los propietarios de vehículos del TPC se habían girado $115.287.200.828.

En el mismo informe se detalla que quedaban $9.343.502.958 de recursos disponibles, sin embargo es de resaltar que en el monto de los aportes totales y recursos disponibles no están incluido los nuevos aportes hechos por Sotramac.

Usuarios y sistema, los perjudicados

Con este panorama tal parece que los más perjudicados son los usuarios, pues sin chatarrización no pueden entrar a circulación más buses al SITM, es decir no aumenta la frecuencia del paso de estos y tampoco entra el servicio a nuevos barrios. De hecho a raíz de ese retraso Ripoll indica que ya hay 19 buses tipo padrón sin poder entrar a nuevos barrios. Adicional a esto, está en juego el aumento de la tarifa del pasaje.

“Debe haber una sincronía entre la chatarrización y entrada de vehículos nuevos, pues no puedo entrar a un barrio si no chatarrizo, en este momento hay 19 vehículos tipo padrón parados porque no se ha chatarrizado. Los otros operadores han puesto sus aportes y Transcaribe se ha quedado rezagado, ya se hicieron los aportes definitivos de uno de los operadores que estaba un poco atrasado y ya los dos operadores están al día, pero Transcaribe no y eso es un escenario peligroso”, explicó Ripoll.

Sumado a esto, como ya se ha mencionada en otras ocasiones, debido a que no se ha cumplido con la chatarrización, la demanda no ha migrado hacia Transcaribe y la tarifa técnica supera en $600 la tarifa usuario, es decir, aunque los cartageneros están pagando $2.500, movilizarlos está costando realmente entre $3.000 y $3.100. Lo cual no significa otra cosa que, de no superar el mencionado déficit, el próximo año el aumento en el pasaje, para mantener la estabilidad financiera del sistema, podría aumentar más de $500.

“Los recursos son para hacer el proceso, estar al día con los otros operadores y lograr que la gente se suba al sistema. En la tarifa que se cobra al usuario, la demanda es una de las variables que influye en su cálculo y si yo no chatarrizo esa demanda del TPC no se me va a Transcaribe, por lo tanto eso influye en la tarifa al usuario”, explica Ripoll.

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Cartagena

DE INTERÉS