Fiscalía insiste en que desde Reficar se benefició a la firma CB&I con contratos

22 de agosto de 2019 02:33 PM
Fiscalía insiste en que desde Reficar se benefició a la firma CB&I con contratos
La sociedad CB&I era la encargada del proyecto de ampliación de la Refinería de Cartagena. // El Universal.

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

Ante la jueza 31 de Conocimiento de Bogotá se realizó la audiencia de aclaración de la acusación en contra de la cúpula de la Refinería de Cartagena a cuyos miembros se señala de ser los presuntos responsables de delitos relacionados con irregularidades en la contratación por haber favorecido desde la entidad a la sociedad CB&I.

Reyes Reinoso (quien recientemente quedó en libertad), Felipe Laverde Concha, Orlando José Cabrales, Pedro Rosales Navarro, Carlos Lloreda, Philip Kent Asherman y Massoud Deudehban son los miembros de la junta presentes ante la jueza. Los dos últimos escuchan las precisiones vía video conferencia desde Houston, Texas, Estados Unidos.

(Lea también: Ordenan libertad de Reyes Reinoso, expresidente de la Refinería de Cartagena)

En su relato, el delegado de la Fiscalía aseguró que de parte de Reficar hubo el ánimo de beneficiar a la firma CB&I para adjudicarle una serie de contratos sin que la compañía tuviera una capacidad jurídica o experiencia en proyectos de ampliación de refinerías, como lo era el proyecto con la planta de Cartagena.

“Los señores Orlando Cabrales, Pedro Rosales Navarro y los miembros de la junta directiva se interesaron en beneficiar a CB&I con la suscripción de dos nuevos contratos en 2010, celebrados sin los requisitos de la contratación estatal y violaron el régimen de contratación”, indicó el delegado del búnker.

La tesis de la Fiscalía es que Cabrales, quien fue presidente de la Refinería, y Laverde Concha, vicepresidente jurídico, habrían beneficiado a la firma con la liberación de las obligaciones contraídas en uno de los contratos que se suscribieron en 2007. Pese a ello, celebraron dos contratos más en 2010.

Una de las obligaciones de ese contrato de 2007 era la de diseñar, proveer la ingeniería, fabricar, ejecutar los trabajos, erigir la planta, suministrar la mano de obra y la supervisión de la misma. Los avances de la obra mostraban retrasos.

“Al no verificar el cumplimiento de las obligaciones pactadas en 2007, se liberó a CB&I de entregar una refinería terminada. Cabrales y Laverde tenían la obligación de verificar esas obligaciones pactadas en el contrato de 2007 y velar por su cumplimiento”, añadió el fiscal.

(Le puede interesar: Fiscalía presenta escrito de acusación contra exdirectivos de Reficar)

Los contratos que le adjudicaron a CB&I en 2010 tenían el mismo objeto contractual bajo la anuencia de Cabrales y Laverde, de acuerdo señaló el ente acusador.

Sobre Kent y Deudehban, altos directivos de CB&I, el fiscal indicó que ellos tenían el conocimiento de los atrasos que había generado el contrato de 2007. Es decir que sabían que no se había terminado la ingeniería básica y no se cumplían a cabalidad con los cronogramas de trabajo.

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Cartagena

DE INTERÉS