Cartagena


Fotógrafo que trabajaba en el Centro Histórico ahora deambula las calles

Compañeros de su gremio afirman que por no tener recursos para pagar el arriendo se fue de la vivienda donde estuvo por muchos años, y no tiene familia en esta ciudad. Ahora vive de la caridad.

NÉSTOR CASTELLAR ACOSTA

30 de julio de 2020 03:05 PM

La crisis sanitaria y económica que atraviesa Cartagena, donde miles de trabajadores vivían del turismo, sigue causando estragos a la economía y la calidad de vida de estas personas.

Uno de los gremios que dependían de este sector es el de los fotógrafos, quienes han manifestado varias veces al Distrito las penurias que atraviesan porque ya no hay eventos para registrar. Muchos se ganaban el sustento diario en las playas, en las calles del Centro, en actos sociales, en grados, bautizos, matrimonios, cumpleaños o en los monumentos históricos.

(Lea: Fotógrafos, otro gremio golpeado por el COVID-19).

A ellos les ha tocado sobrellevar las consecuencias de la pandemia, pero no todos han podido aguantarla. El caso más llamativo es el del señor Gustavo de Jesús Senado, quien le tomaba fotos instantáneas a los turistas en las salidas de bares, restaurantes o discotecas del Centro en las noches, y a los extranjeros en los alrededores del Castillo de San Felipe en las tardes.

Hoy, con más de 60 años de edad, deambula las calles porque se fue de la casa donde vivió los últimos años, al no tener recursos para pagar el alquiler. Sus últimos 15 días los ha pasado merodeando la zona del Castillo y el parque del Reloj Floral, donde duerme y se alimenta gracias a la caridad de vecinos y trabajadores del lugar.

Su testimonio

“Tuve problemas en donde vivía, ya tenía varios meses sin pagar arriendo y me tocó salir de la casa para no seguir generando inconvenientes. Ahora me encuentro en la calle, durmiendo en las bancas, ¿qué más toca hacer?. Gracias a Dios estoy bien de salud, me siento sin ninguna afectación”, manifestó el hombre.

Aquí sus palabras:

“Le pido el favor a la Alcaldía, a las personas de buen corazón que me ayuden con algo, estoy pasando una vida crítica. Ustedes saben cómo es la calle, es muy difícil, no quisiera estar aquí pero me toca porque no tengo dónde más estar”, agregó el fotógrafo.

(Lea: Consejo Gremial pide apertura gradual del turismo en Cartagena).

Piden ayuda por él

Personas de su gremio afirmaron que el caso de Gustavo es impactante porque no es de Cartagena y no tiene ningún familiar en esta ciudad.

“Lo vi en el Centro hace varios días y hoy lo volví a ver con la misma ropa, más delgado. La necesidad lo obligó a irse del lugar donde vivía porque parece que tenía problemas con los dueños. Lo ayudamos con lo que podemos pero nosotros también estamos pasando dificultades monetarias. Él no tiene problemas de drogas ni nada parecido, tampoco es un indigente, es un hombre normal pero la crisis le ha dado muy duro”, expresó Miguel Payares, un colega de oficio.

El Universal le trasladó este caso particular a la Secretaría de Participación del Distrito, desde donde tomaron atenta nota y manifestaron que revisarán el caso haciendo una visita y entrevistándolo para determinar las acciones a las que haya lugar o la oferta institucional que se puede implementar en pro de ayudarlo.