Cartagena


Fundación Corazón Contento trabaja por la comunidad de Revivir

La fundación ha trabajado con la comunidad en un comedor, una huerta para sembrar sus alimentos, talleres de lecto-escritura para los niños, entre otros.

WENDY CHIMÁ P.

18 de julio de 2020 12:00 AM

Lo que inició como una cena de Navidad con regalo para los niños en el 2018 y 2019, terminó convirtiéndose en una fundación, la cual desde hace un año no solo lleva sonrisas y actividades lúdicas a un sector de la ciudad, sino que también les han enseñado a leer y a ser proyectos productivos para el beneficio de todos.

Debido a la pandemia, la Fundación Corazón Contento ha logrado conseguir mercados y tabletas para las familias del sector Revivir de San José de los Campanos, donde día a día luchan para que esta comunidad salga adelante, todo esto gracias a amigos y conocidos que han decidido aportar su granito de arena para que los cuatro proyectos líderes de la fundación sigan su camino, sin embargo, aún tienen mucho camino por recorrer y esperan que sean muchas las personas las que puedan aportar para que esta fundación siga llevando cosas productivas a este sector.

¿Qué han hecho?

Con el fin de que la propia comunidad coseche sus productos, decidieron crear una huerta, donde con ayuda del Sena, han logrado sembrar pepino, tomate, ahuyama y demás alimentos necesarios para el día a día.

“Todo esto lo hemos podido hacer gracias a donaciones que hemos recibido. Este proyecto de la huerta, por ahora solo se está dando en la casa comunitaria que poco a poco hemos podido ir arreglando para tomarla como sede de la fundación, pero nuestro sueño es que se replique en los patios de cada una de las viviendas de Revivir, para que ellos puedan conseguir ahí mismo sus alimentos”, explicó Gabriel Rodríguez Osorio, fundador.

Otro de los proyecto en el que trabajan es en enseñarle a los niños de 5 a 12 años a leer, por esto hacen actividades de lecto escritura, las cuales, ahora debido a pandemia son virtuales.

“Logramos conseguirnos 50 tabletas para el mismo número de niños y así seguir enseñándoles a leer y escribir. Esto lo hicimos, porque notamos que muchos de ellos no tenían estas destrezas y por eso comenzamos con nuestros aliados a enseñarles”, explicó Rodríguez.

En la casa que han venido rescatando funciona el comedor comunitario, del cual se benefician 200 niños y 100 adultos mayores, quienes todos los días van a recibir sus alimentos, aún estando en pandemia.

“Van con sus tapabocas y se mantienen las distancias, pues no podemos cerrarlo, ya que es para beneficio de ellos. Además con las madres comunitarias estamos trabajando para que aprendan reportería, incluso ya están haciendo deditos, empanaditas para vender y así poder ayudarse en sus casas”, dijo uno de los fundadores quien agregó que “esperamos que más personas se unan a esta buena obra y puedan aportarnos en especie o como les quede más fácil”.

Si usted quiere ayudar a esta fundación con dinero, puede hacerlo a través de la cuenta de ahorro número: 78700000483 de Bancolombia a nombre de Fundación Corazón Contento.

Otras de las cosas que han hecho en esta pandemia es llevarle mercados a las familias de este sector y kits escolares a los menores.

  NOTICIAS RECOMENDADAS