Cartagena


“La cuarta ola de COVID-19 será menos letal en Cartagena”: expertos

El Ministerio de Salud estima que el país puede vivir un cuarto pico de contagios para octubre. Expertos consultados analizan cómo será el comportamiento del virus en la ciudad.

LIA MIRANDA BATISTA

29 de septiembre de 2021 03:06 PM

La cuarta ola se asoma en Colombia. De acuerdo con las proyecciones del Instituto Nacional de Salud (INS), este cuarto pico se daría para finales de octubre, pese al descenso de casos que vive el país desde hace varias semanas. Lea: Exigir carnet de vacunación, idea para enfrentar la cuarta ola de COVID-19

Luis Alexander Moscoso, viceministro de Salud Pública y Prestación de Servicios, informó que ciudades como Medellín y Barranquilla ya están teniendo un ligero repunte con tendencia al aumento de casos, por lo que el Ministerio de Salud ya revisa las posibles causas con los entes territoriales y trabajan en la intensificación de medidas.

Cartagena experimentó un descenso en las cifras de casos y fallecimientos diarios de COVID-19 entre agosto y septiembre pero son varios los desafíos que afronta la ciudad por su vocación turística.

Expertos consultados por El Universal son optimistas frente a la incidencia de la pandemia en la cuarta ola y vaticinan que será “menos letal” comparada con los afilados picos de la tercera o segunda.

Para Rubén Sabogal Barrios, presidente de la Mesa por la Salud de Cartagena y Bolívar, el comportamiento del virus en septiembre fue bastante alentador. “En septiembre tuvimos un promedio de muertes por debajo de 1 diario (0,7) y un promedio de contagios de aproximadamente entre 40- 42 casos por día, y así vamos a terminar el mes”.

En septiembre tuvimos un promedio de muertes por debajo de 1 diario (0,7) y un promedio de contagios de aproximadamente entre 40- 42 casos por día, y así vamos a terminar el mes”.

Rubén Sabogal Barrios.

Expone que la curva epidémica tendrá su ascenso en la cuarta ola pero esta será menos letal. “Considero que el comportamiento de la pandemia será menos letal”.

Y precisa que “si los números se llegan a disparar antes de las festividades novembrinas, será necesario establecer una serie de medidas que permitan mantener un control para contrarrestar la velocidad de propagación”.

Así mismo, Josefina Zakzuk, médica e inmunóloga de la Universidad de Cartagena, considera que transcurridas tres olas de la pandemia y teniendo en cuenta que un gran por porcentaje de la población ha tenido la infección natural y otro porcentaje poco inferior a la mitad de la población total de Cartagena está vacunada, “esperaría que la cuarta ola fuese más leve frente a los desenlaces de gravedad. Específicamente ocupación en Unidades de Cuidado Intensivo (UCI) y muertes”.

Sin embargo- advierte Zakzuk- teniendo en cuenta la experiencia de otros países y la evaluación que han hecho las mismas compañías de las vacunas sobre el comportamiento de estas frente algunas variantes, “es importante mantener las medidas de bioseguridad ya que una persona puede volver a contagiarse”. Lea: COVID-19: Colombia se acerca a las 40 millones de vacunas aplicadas

Álvaro Quintana Salcedo, profesional de la salud y docente investigador de la Corporación Universitaria Rafael Núñez, explica que la circulación de la variante delta, que es más infecciosa y tiene una mayor transmisibilidad en comparación con otras variantes, supone una alerta para continuar con el plan de vacunación y el mantenimiento de las restricciones sociales.

La circulación de la variante delta, que es más infecciosa y tiene una mayor transmisibilidad en comparación con otras variantes, supone una alerta para continuar con el plan de vacunación y el mantenimiento de las restricciones sociales.

“Siendo una ciudad turística estamos en una situación de vulnerabilidad especial. La probabilidad de aumento de contagios es mayor. Los países europeos ya han tenido cuarta ola y algunos van por la quinta. Si ellos, que tienen un avance de más del 60% en la vacunación, la han tenido, ¿qué nos hace pensar que aquí no? Los que mayormente se contagian son el grupo de población entre 25 a 40 años no vacunada o con solo una dosis, lo que evidencia también el panorama de la efectividad de las vacunas”, sostiene.

El experto reitera que es indispensable aumentar la sensibilización para que se vacunen aquellos ciudadanos que todavía no lo hayan hecho. “Hay resistencias que se deben vencer. Es necesario aumentar la sensibilización y comunicación, pero también planes e incentivos para la movilización. En muchos países los gobiernos han invertido en transporte, tiquetes de entrada a eventos y hasta bonos de dinero para que acudan. Esto ha tenido un buen impacto”, añade.

Desde la Mesa por la Salud de Cartagena y Bolívar destacan que estrategias como la exigencia del carné de vacunación, la solicitud de una prueba de PCR a los viajeros y el control de aforo son indispensables para frenar el auge de la pandemia.

“Mantener las normas de autocuidado, evitar los sitios de alta aglomeración y usar siempre el tapabocas es vital ya que el virus no ha desaparecido sino que llegó para quedarse”, agregó Sabogal.

Por lo pronto, con corte del 28 de septiembre, Cartagena acumula 122.796 infectados desde el inicio de la pandemia; 875.106 vacunas se han aplicado y la ocupación UCI está en 58%.

  NOTICIAS RECOMENDADAS