Cartagena


La historia de Lusy, la mujer desplazada detrás del plantón en Bazurto

Lusy Sossa Ardila es desplazada del sur de Bolívar. Llegó a Cartagena y desde hace 11 años ocupa espacios públicos de Bazurto. Conozca su historia y qué dice la Gerencia de Espacio Público.

MÓNICA MEZA ALTAMAR

04 de junio de 2021 03:50 PM

“Me dijeron que pase por la mercancía; no me la decomisarán esta vez. De todas maneras si me dijeron que si me vuelvo a hacer aquí me quitarán nuevamente porque estoy cometiendo un delito. Yo estoy invadiendo el espacio público porque no tengo confianza legítima reconocida. Recibo la mercancía y me voy para la casa a morir de hambre. Es lo que me toca hacer, porque ¿qué hago?”.

Con esa reflexión sobre la advertencia que le hizo Espacio Público culminó a medio día de este jueves la lucha de Lusy Sossa Ardila, por “defender su derecho al mínimo vital y al trabajo digno”. Ella es vendedora de artesanías en espacio público del Mercado de Bazurto. Hoy mujeres y feministas realizaron una manifestación en ese sector para pedir que la dejen trabajar.

La historia de Lusy, la mujer desplazada detrás del plantón en Bazurto

Lusy, de 41 años, tiene un hijo de 19 años, una hija de 17 y otra de 15. Todos están estudiando y viven en Bicentenario. Llegó a Cartagena desplazada del sur de Bolívar en el 2001. “Me tocó salir de mi casa. Solo nos dieron ocho horas para desplazarnos, fue un desplazamiento masivo y desde entonces estoy aquí, en la ciudad de Cartagena. La única empresa que me abrió las puertas para trabajar, que me dio una oportunidad, fue el Mercado de Bazurto. Lo considero así porque es una empresa para todos los vendedores”.

Es así como, víctima del conflicto armado y del desplazamiento forzado, a esta mujer le tocó comenzar a “rebuscarse” en las calles. “Soy vendedora desde hace 18 años en el espacio público, 11 años en este sector de Bazurto. Soy artesana. Vendo artesanías, turbantes, binchas y accesorios para la cabeza que hago yo misma. Tengo 11 años en Bazurto, pero desde 2014 ocupo un espacio público recuperado diagonal al almacén Solo Moda”, admitió Lusy.

Recordó que durante esa recuperación no fue incluida en los censos de Espacio Público para recibir indemnización o reubicación “porque eso fue en 2010 y yo solo tenía cuatro años de estar aquí, supuestamente no me cobijaba la confianza legitima, pero seguí ahí hasta que hicieron la recuperación en 2014. Me quitaron y me quedé sin nada. Cuando me di cuenta que la gente estaba regresando, volví y desde ese momento estoy aquí”. Lea también: Recuperación de espacio público en Bazurto, “experiencia exitosa”

Pero la invasión de espacio público por parte de Lusy, quien integra la Mesa de Participación Efectiva de las Víctimas del Conflicto Armado y el Movimiento Social de Mujeres de Cartagena y Bolívar, habría llegado a su fin.

“El primero de junio tuve un operativo personalizado, porque así me lo informó la señora de Espacio Público que vino. Llegaron a nuestros puestos de trabajo con la Policía, diciendo que teníamos que firmar un acta para reorganizar el espacio público, pero sabemos que en realidad es un acta de voluntariedad, que dice que tengo que abandonar el espacio público porque ya fue recuperado”, contó a El Universal.

“Yo me negué a firmar -agregó- y el policía me dice que como no voy a firmar me va a decomisar la mercancía. Yo me ofusqué. Ellos se dispusieron a llevarse mi mercancía porque esto es zona recuperada, pero a los otros compañeros no les dijeron nada ni hicieron un operativo para recuperar todo el espacio público, sino solamente a mí y a la compañera de al lado”.

La historia de Lusy, la mujer desplazada detrás del plantón en Bazurto

Esta “persecución selectiva”, como denomina Lusy al operativo en su contra, fue la que motivó a que mujeres y feministas bloquearan por unos 20 minutos la avenida Pedro de Heredia, a la altura del Mercado de Bazurto, en el sentido Pie de La Popa - Bazurto.

“Soy una mujer vulnerable”

Lusy manifestó que por años ha vendido en espacio público “para poder brindar tan siquiera una comida al día a mis hijos. No pedimos dos ni tres, una que a veces nos da el espacio público. Hay días que como venimos nos devolvemos, prestando para el pasaje de vuelta”.

Señaló que en la mercancía decomisada “hay aproximadamente 800 mil pesos, es mi plante. Desde que me la quitaron tuve dificultad para la alimentación de mis hijos. Soy una mujer vulnerable y tengo derecho al mínimo vital. En esta Alcaldía no ha habido garantías en medio de esta pandemia para trabajar o subsistir, tener el sustento diario”.

“No ha habido oportunidades ni atención a las mujeres víctimas del conflicto armado en medio de la pandemia”, agregó. “Es una deuda histórica que tiene la Alcaldía con las víctimas del conflicto armado en Cartagena. Exigimos reparación integral y atención al alcalde, a la Secretaría del Interior, que contraten los albergues para las personas que están llegando a la ciudad y no están siendo atendidas”.

La mujer, quien pese a la advertencia de Espacio Público volvería este sábado a trabajar en Bazurto, le exigió al alcalde de Cartagena “que se me respete mi derecho al mínimo vital, al trabajo y a la permanencia que he tenido en este sector por años. Me he ganado la confianza legítima así no la tenga reconocida”.

Mientras, sostuvo que con el apoyo de los consultorios jurídicos de la Universidad San Buenaventura buscará amparo en una acción de tutela.

¿Qué dice Espacio Público?

Consultada por El Universal, la Gerencia de Espacio Público y Movilidad Urbana informó que alista jornadas pedagógicas para que todos los ciudadanos conozcan los límites de las competencias y actuaciones de cada dependencia en cuanto a espacio público.

Precisó que en el Código Nacional de Policía (Ley 1801 de 2016), artículo 209, literal B se establece que cuando la invasión de espacio público se presenta mediante elementos u objetos removibles, es la Policía la entidad que procede a incautar los elementos que invaden el espacio público y los coloca a disposición de la Gerencia de Espacio Público.

“La Gerencia de Espacio Público no ordena a la Policía que se hagan estos operativos. Nosotros solo los apoyamos en el transporte y bodegaje de los elementos incautados cuando lo solicitan. Los operativos los realiza la Policía en cumplimiento del Código Nacional de Policía”, aclaró la dependencia distrital.

En el caso de espacios públicos recuperados y reinvadidos, como el que ocupa Lusy, también es competencia de la Policía gestionar la recuperación.

  NOTICIAS RECOMENDADAS