Cartagena


Las inquietudes que deja el proyecto de restauración ambiental del Dique

El Mininterior y la ANI iniciaron la consulta previa para la aprobación del proyecto de Restauración Ambiental de los Ecosistemas del Canal del Dique.

REDACCIÓN CARTAGENA

12 de octubre de 2020 12:58 PM

El macroproyecto del canal del Dique es uno de los más urgentes en Cartagena y la región, y es considerado por el Gobierno Nacional como el más importante de la década en materia de adaptación de cambio climático.

Pese a ser una obra que promete traer un aprovechamiento en todos los escenarios (económico, ambiental y social) y ha estado planeada durante hace mucho tiempo, no se ha podido ejecutar por problemas financieros. Tan solo a finales de septiembre, en el marco del Diálogo Social Compromiso por el Futuro de Colombia, el presidente Iván Duque anunció que la megaobra será adjudicada en el primer semestre del 2021. (Lea aquí: Proyecto del Canal del Dique sería adjudicado en 2021)

En medio de todo este proceso, el fin de semana funcionarios del Ministerio del Interior y la Agencia Nacional de Infraestructura realizaron la instalación de la pre-consulta y apertura de consulta previa, en el estudio y aprobación por parte las comunidades del proyecto de Restauración Ambiental de los Ecosistemas del Canal del Dique.

La actividad se llevó a cabo con los representantes de los consejos comunitarios de Lomas de Matunilla, corregimiento de Turbana, Puerto Badel, corregimiento de Arjona, Recreo y Leticia veredas del corregimiento de Pasacaballos en Cartagena.

En qué consiste el proyecto

De acuerdo con información brindada por las autoridades, este proyecto de Restauración Ambiental del Canal del Dique tiene por finalidad mejorar la flora y fauna mediante una regulación activa del ingreso de caudales al Canal, y control de la sedimentación sobre los materiales en suspensión o material que flota, que afecta no solo al canal sino también a la Bahía de Cartagena.

Así mismo el control de inundaciones y de aguas se dará mediante la intervención de caños y ciénagas e inspección de aguas salinas que afecta el ecosistema.

El proyecto también contempla crear los escenarios para la adaptación del cambio climático, mejorar la relación del sistema de ciénagas y caños con el canal del Dique, restaurar del sistema de corales, proteger a los bordes para controlar los deslizamientos y garantizar las condiciones para que las comunidades tengan el adecuado suministro de agua para suplir sus necesidades, al igual que asegurar la navegabilidad y conectividad fluvial.

De igual manera se construirán dos sistemas de esclusas: la más grande se ubicará en el municipio de Calamar, donde se hará el control de aguas y sedimentos; y la otra en el corregimiento de Puerto Badel. Ambas tendrán un paso de canoas a través de un sistema de rodillos.

Las preocupaciones

Al conocer por parte de funcionarios de la Agencia Nacional de Infraestructura que los cuerpos de agua dulce que bañan a sus pueblos quedarían con agua salada por el ingreso del mar, los representantes de los consejos comunitarios antes mencionados solicitaron modificaciones al proyecto de Restauración Ambiental de los Ecosistemas del Canal del Dique.

Los líderes pusieron sobre la mesa su preocupación por el cambio drástico e impacto que tendría la obra en estas comunidades; toda vez que el agua de mar generaría afectaciones en el ecosistema y acabaría los cultivos, ganadería y cultura.

Según destacó José Antonio Díaz Maza, representante legal del Consejo Comunitario de Lomas de Matunilla, corregimiento de Turbana, la población además de vivir de la pesca, cultiva enea, una planta con la que hombres y mujeres fabrican las esteras y “con el cambio de agua dulce, por agua salada, se atenta contra esta cultura y se modificaría en estas poblaciones la flora y fauna”.

Sin embargo, según se conoció, aunque el canal del Dique va a quedar con agua salada, el proyecto de restauración ambiental contempla dos canales paralelos al gran cuerpo de agua que van a nacer antes de la esclusa en Calamar, de tal manera que se pueda garantizar la llegada de agua dulce a estas poblaciones.

El siguiente video explica el modelo que está contemplado en el proyecto para no afectar el suministro de agua dulce a las comunidades.

Cabe recordar que esta obra impacta a 13 comunidades afrocolombianas y una comunidad indígena y se estima que en cinco años se ejecutará el proyecto en los 114 kilómetros del Canal del Dique, que nace en Calamar y desemboca en la Bahía de Cartagena.