Cartagena


Motociclistas, principales víctimas fatales en accidentes de tránsito

El año pasado 85 personas que se movilizaban en motos fallecieron en siniestros viales. En lo que va del 2022 ya se registran 13 fallecidos.

El Departamento Administrativo de Tránsito y Transporte (DATT) reportó que en lo corrido del 2022 se han registrado 13 muertos y 109 heridos en accidentes de motocicletas. Las cifras dan un panorama poco alentador en el cual este tipo de vehículo sigue aportando gran parte de las víctimas fatales que se registran en Cartagena por siniestros viales.

Datos del Observatorio de la Agencia Nacional de Seguridad Vial (ONSV) muestran que el año pasado los accidentes en moto dejaron 85 muertos en la ciudad, un indicador que representa el doble de lo registrado entre 2016 y 2019, cuando las víctimas fatales fueron 44.

Le puede interesar: ¿Cambiarán las medidas restrictivas para los mototaxistas en Cartagena?

¿A qué se debe?
Holman Ospina, doctor en ingeniería y profesor de la Universidad Tecnológica de Bolívar, explicó que tan solo los motociclistas corresponden al 62% de todas las víctimas mortales de las vías de Cartagena. Así mismo, detalló que la mayoría de los accidentes se relacionan con colisiones con objetos fijos, vehículos de carga y automóviles.

Por este motivo una de las razones a las que atribuye el incremento en la accidentalidad de estos actores viales es al aumento de la velocidad en las vías. Por ejemplo, en el Corredor de Carga, la suspensión del peaje provocó que los vehículos se desplazaran por allí a mayor velocidad.

Reciba noticias de El Universal desde Google News

De la misma manera, un estudio desarrollado por el profesor durante siete meses, confirmó que las motos tienden a tener este tipo de conductas. La investigación se realizó antes de la pandemia en 17 intersecciones no semaforizadas de la ciudad.

“Las motocicletas evidenciaron que viajan más rápido que los demás vehículos y fueron las que más violaron los límites de velocidad urbanos. De los vehículos que excedieron los límites de velocidad, las motocicletas representaron el 80%”, manifestó.

Además, el estudio también reveló que la velocidad de las motocicletas es mayor cuando la vía está ocupada por camiones.

A este aspecto de la velocidad, se suman otros factores como la falta de controles a la movilidad, teniendo en cuenta el deterioro de las señales de tránsito, la falta de funcionamiento de muchos semáforos y el uso de las vías de la ciudad como estacionamientos; así mismo las imprudencias viales son comunes entre los motociclistas.

87%
de los motociclistas en Cartagena no usa las direccionales de giro.

El mismo estudio indica que el 13,3% de los conductores de motocicleta no usa adecuadamente el casco; mientras que solo el 15% de los pasajeros lo porta adecuadamente. 87% no usa las direccionales de giro y 21,5% tiene errores de conducción en la maniobrabilidad de la motocicleta. A su vez hay otros comportamientos que inciden en los accidentes.

“La irresponsabilidad de conducir sin la licencia y la experiencia, así como conducir bajo sustancias alucinógenas. Tres de los siniestros viales en enero del 2022 en Cartagena se vinculan con este comportamiento”, afirma Ospina.

A pesar de esto, el experto asegura que no se puede dejar de lado el aumento desmedido de la motocicletas en Cartagena, que según cifras del DATT ya va en 80 mil vehículos. “Este crecimiento contribuye a que se dé mayor fricción entre los diferentes actores viales”, puntualizó.

Las alternativas
Entre las recomendaciones para mejorar esta situación, Ospina propone aspectos como mejorar el campo de visibilidad en las intersecciones críticas, perjudicado por la invasión del espacio público, carteles, pendones, vallas y construcciones por fuera del límite permitido.

También es importante hacer controles de velocidad, mejorar la señalización e implementar separadores. “Estos elementos han demostrado su beneficio en la invasión de carriles, así como los desplazamientos en contravía, disminuyendo la velocidad del recorrido y los conflictos viales en motocicletas”, indicó.

15%
de los pasajeros de motocicletas usan el casco adecuadamente. Jóvenes y mujeres son quienes menos lo usan.

Por último, es de vital importancia desarrollar campañas integrales de educación vial que promuevan el uso de elementos de seguridad y el uso adecuado las luces direccionales. Así mismo, establecer controles adicionales para garantizar las condiciones adecuadas del vehículo más allá de la revisión tecno-mecánica, como por ejemplo en el porte de retrovisores o espejos, la realización de acciones riesgosas o la manipulación de carga sobredimensionada.

Todo esto, de la mano de una política encaminada a controlar la informalidad entre los motociclistas y a velar por el cumplimiento de la documentación legal.

En este punto Ospina anota que el papel del agente de tránsito es esencial y que debe dirigirse a ayudar la movilidad más que a penalizar o a encontrar un infractor.

Las acciones del DATT

Desde el área de educación vial del DATT señalaron que la entidad trabaja en la pedagogía sobre el buen comportamiento cuando se conducen este tipo de vehículos, y que también hacen operativos de control donde se les solicitan los documentos y la licencia de conducción.

Igualmente, con el acompañamiento de la Agencia Nacional de Seguridad Vial están desarrollando la campaña “Motodestreza”, con la cual capacitan a los motociclistas en temas administrativos, normas de tránsito, percepción del riesgo, técnicas de enseñanza, revisión de la motocicleta, entre otros. Además, se realizan ejercicios en pistas de habilidades para mejorar la conducción.

Estas actividades las han realizado en varios puntos de la ciudad y con empleados de empresas públicas y privadas. “Las actividades continúan todo el año y se espera incidir en la disminución de la siniestralidad vial en la ciudad”, puntualizaron desde la entidad.

Comentarios ()

 
  NOTICIAS RECOMENDADAS