Músicos de la champeta se sienten atacados

21 de mayo de 2017 12:00 AM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

Un grupo de cantantes de música champeta se pronunció ante los medios de comunicación de Cartagena, en contra de lo que ellos consideran reiterada discriminación en su contra.

El cantautor palenquero Viviano Torres, uno de los dirigentes del grupo, indicó que la causa de los nuevos ataques tiene que ver específicamente con los desmanes que se presentaron en el pasado concierto del picó “El rey de Rocha”, que tuvo lugar en la Plaza de Toros Cartagena de Indias.

Una vez conocido el incidente, según el cantante, se produjo una serie de ataques contra la champeta, especialmente desde las redes sociales, cuyos autores “afirman que nuestra música es la causante de esos desórdenes, de delincuencia, de drogadicción y muchas cosas que no tienen nada que ver con nosotros”, anotó.

Indicó que iguales señalamientos se han lanzado contra los picós, “que tampoco son los causantes de esos desmanes, porque en toda la Región Caribe siempre se han organizado bailes con esos aparatos y no siempre hay peleas o vandalismo”.

Para Louis Towers, otro de los cantautores, el suceso de la Plaza de Toros ha servido como excusa “para que los detractores de siempre expongan nuevamente su odio, su racismo y sus manías discriminadoras sin detenerse a analizar cómo son las cosas en realidad”.

En ese sentido, los artistas dejaron en claro que lo ocurrido en la Plaza de Toros nada tiene que ver con la música champeta ni con los picós “sino con los empresarios que programaron el baile, ya que no idearon un mejor sistema de vigilancia, ni buscaron la colaboración de la Policía para impedir la entrada de armas y detener a tiempo los brotes de violencia”.

Bernardo Mena, cantante conocido como “Nando Black”, sostuvo que “esos mismos desmanes --y hasta peores-- se han visto en algunos partidos de fútbol organizados en Cartagena, y nadie ha dicho que hay que prohibir ese deporte, ni ninguno de los vándalos estaba oyendo champeta o picó”.

El vocalista Alexander González aseguró que los ataques a la champeta han generado que la agenda de presentaciones que algunos de ellos tenían, se encuentre en vilo, debido a que las personas que los contrataron se llenaron de temer.

“Esos ataques son injustos --dijo el cantante Jorge Luis Ramos--, porque quienes los dicen no han tomado en cuenta que esta música es nuestra única forma de ganarnos la vida. La mayoría de nosotros somos hombres con hogares y con obligaciones como podría tenerlas cualquier ciudadano”.

Rafael Escallón, de la Fundación Roztro, acotó que el verdadero origen de los ataques son el racismo y el elitismo.

“A los bailes de champeta --explicó-- no les ponen la suficiente vigilancia policial, porque se trata de eventos hechos por negros de los barrios pobres. Pero cuando se forma algún desorden, entonces dicen que es por culpa de esa música y de los picós. Es decir, todo lo meten en un mismo saco, cuando en realidad el picó es una cosa, la champeta es otra y los problemas sociales de Cartagena son otros. Pero según la mentalidad racista de las autoridades, la champeta es la que debe pagar los platos rotos, cuando deberían verla como parte de la solución del deterioro humano que sufre la ciudad”.

El secretario del Interior del Distrito, Fernando Niño Mendoza, expresó que su despacho siempre ha respondido a las solicitudes de los organizadores de bailes en la Plaza de Toros, en cuanto a fuerza policial y personal de emergencias, “pero es a ellos a quienes corresponden las requisas y el no permitir el ingreso de armas”.

Señaló no estar de acuerdo con que los desórdenes se les endilguen solo a los bailes de champeta, “porque han ocurrido en cualquier evento sin esa música y sin picó”.
El Universal intentó comunicarse con Noraldo Iriarte, propietario del Rey de Rocha; y con Hernando Pertúz, director del Ider, pero estos nunca respondieron sus teléfonos celulares.

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Cartagena

DE INTERÉS