Negocios en el Centro están cerrados, pero los servicios llegan caros

23 de mayo de 2020 12:00 AM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

Que el servicio de energía eléctrica llegue un poco más elevado en las viviendas de los diferentes barrios de Cartagena luce entendible, debido a que en algunos sus habitantes pasan los días de aislamiento practicando el teletrabajo o dando clases virtuales, haciendo un mayor uso de celulares, computadores, aires acondicionados, ventiladores, luces, televisores, entre otros. No obstante, fueron muchas las quejas por las facturas correspondientes al pasado mes de abril, dado que los ciudadanos, aunque sí esperaban un aumento en el cobro por la luz, no imaginaban que este fuese tan elevado.

Sin embargo, la indignación es peor en los empresarios del sector turístico de la ciudad, quienes desde mediados de marzo tienen sus locales comerciales cerrados.

(Lea: Cartagena sube a 1.717 casos y 93 muertos de coronavirus).

Una queja general

Restaurantes, discotecas, bares, hostales, hoteles, panaderías, cibercafés, entre otros, hacen parte de ese conglomerado de negocios que no están funcionando y por ende no están haciendo uso de los servicios básicos, razón por la cual sus propietarios lanzaron un grito de alerta generalizado ante los cobros que les han llegado en las facturas.

Maria Teresa Vergara, representante de la organización gremial Asobares Cartagena, explicó que la situación es la misma para todos los empresarios de la zona turística, principalmente los del Centro.

“Evidentemente las empresas de servicios públicos, al igual que la banca comercial, han sido poco solidarios con nosotros. Los cobros que han hecho no han sido ajustados a la realidad, los consumos que ellos alegan son desproporcionados porque todos los establecimientos comerciales están cerrados”, afirmó la empresaria, alegando que posiblemente tales empresas lo que han hecho es un cobro aproximado tomando en cuenta los meses previos a la pandemia por el COVID-19. “Nosotros venimos con un promedio alto porque noviembre, diciembre, enero y febrero fueron meses de alto flujo de turistas, pero marzo, abril y mayo han sido meses inactivos y no vemos que eso se refleje en las últimas facturas”, añadió la mujer.

En manos de las autoridades

En el caso particular de esta líder gremial, quien administra un hostal en una calle del Centro Histórico, la factura por la energía eléctrica de abril le llegó, según dijo, por casi 10 millones de pesos. De igual forma, el servicio de acueducto le vino ese mes por más de 900 mil pesos y en el mismo le incluyeron el aseo, equivalente a $365 mil. “Cómo van a cobrar un aseo tan costoso si las calles del Centro están limpias y no se están produciendo basuras”, se cuestionó Vergara.

Desde Asobares, que tomó la vocería en representación de los cientos de empresarios del sector turístico, señalaron que ya elevaron la querella ante el Ministerio de Industria y Comercio, el Ministerio del Interior, y han contado con el acompañamiento de varios senadores de la República para que la Superintendencia de Servicios Públicos Domiciliarios tome cartas en el asunto y no sigan las mismas inconsistencias en los meses venideros.

Hablan Acuacar y Electricaribe

Aguas de Cartagena quizá es de las empresas mejor libradas en estos señalamientos, aunque en sus facturas se cobra por el servicio del aseo. La compañía señaló que sus lecturas son reales, pero los casos puntuales que crean tener inconsistencias deben hacer la petición de manera formal para que se haga una visita al establecimiento. En cuanto al tema del aseo, aseguraron que ellos simplemente reciben la información del operador que envía la facturación, y lo que hacen es incorporarla a la factura, pero como tal no son los directos responsables por ese cobro. Por su parte, Electricaribe señaló que tiene conocimiento de la situación y que todo obedece a que muchos locales comerciales tienen sus equipos de medida adentro, por lo cual no se ha podido ingresar a hacer las lecturas, y la ley de servicios públicos en estos casos avala que se facture por promedio.

“Las personas que tengan quejas al respecto pueden hacer su reclamación de manera virtual a través de la página web www.electricaribe.co, para que llegue una cuadrilla al lugar y se haga la corrección a fin de elaborar una factura real. Ya a muchos se les ha corregido, en otro casos se les irá descontando en próximas facturaciones”, explicó la empresa.

Esto dice Pacaribe
Sobre la tarifa de aseo, Pacaribe señaló que es importante mencionar que se compone de costos fijos y costos variables que son calculados a partir de promedios del mes y del semestre inmediatamente anterior, o por volúmenes. Por esta razón, la tarifa de aseo no necesariamente reflejará una disminución en el valor a cancelar por los periodos de aislamiento social. “Adicional, la tarifa de aseo incluye servicios que benefician a toda la comunidad independientemente de la cantidad de residuos que se generen en un establecimiento dado. Estos servicios deben ser asumidos por todos los usuarios, entre estos otros servicios, se encuentra el barrido de áreas públicas, corte de césped, limpieza de playas, instalación, suministro y mantenimiento de cestas públicas, lavado de puntos sanitarios, relleno sanitario y un último componente que está dirigido al aprovechamiento, más conocido como reciclaje. Cada uno de estos servicios se ha seguido prestando en la ciudad por lo que asociar el cobro de servicio de aseo netamente a los residuos producidos en un establecimiento, sería desconocer el resto de servicios que la ciudad recibe y que si no se estuvieran prestando durante esta época, podría profundizarse la emergencia sanitaria”, manifestó la empresa.

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Cartagena

DE INTERÉS