Cartagena


Niño con parálisis cerebral no recibe medicamentos de su EPS hace meses

Según la abuela del menor de 9 años, la EPS Famisanar que quitó la exención del copago desde julio, a pesar de que instauró una tutela desde la año pasado.

GISSEL DÍAZ SÁNCHEZ

24 de noviembre de 2020 07:52 PM

Santiago Díaz, tiene 9 años y fue diagnosticado con parálisis cerebral a los 2 meses de nacido. Para la familia de Santiago, su condición ha sido más que difícil porque no cuentan con los recursos económicos para mantener al pequeño, pero amor nunca le ha faltado.

“Toda persona tiene derecho a un nivel de vida adecuado que le asegure, así como a su familia, la salud y el bienestar”. Así lo dicta la Constitución, en el artículo 25 y así lo exige Miladys Mieles para su nieto Santiago Díaz, un niño de 9 años que padece parálisis cerebral y que desde julio no recibe medicamentos por parte de su EPS, Famisanar porque le dicen que ya no es apto para exención de copagos.

Imagen VILLA ESTRELLA
Barrio Villa Estrella. // Foto: Archivo, El Universal

Miladys Mieles es la abuela de Santiago y también es la persona que está a su cargo desde que la madre del niño se fue a trabajar a otra ciudad. Para Miladys no es fácil velar por su nieto, pero su amor incondicional hacia él, la impulsa a buscar todas las maneras posibles para darle al niño lo que necesita.

“Yo no cuento con muchos recursos, vivimos en el barrio Villa Estrella, y en subsistimos con lo que envía mi hija que trabaja en una panadería en Bogotá porque aquí no conseguía trabajo y también de lo que haga mi esposo manejando. Por eso yo puse una tutela, porque no puedo pagar las medicinas del niño y los pañales y todo lo que necesita para estar bien”, dijo la mujer.

“Prioridad para los niños con autismo, no con parálisis cerebral”


Mieles dijo a El Universal, que Santiago recibía medicamentos anticonvulsivos, para el dolor neuropático y otros que están incluidos en su receta médica. Además tenía otra fórmula que incluía suplementos alimenticios y pañales, pero desde el mes de julio, Famisanar empezó a cobrarle dos copagos: uno por las medicinas y otro por los pañales y los suplementos. En total le están cobrando casi $150 mil al mes para darle al niño lo que antes le daban sin pagar, por la tutela con la que resultó favorecida.

Por la condición de Santiago y la situación de vulnerabilidad , hace meses que la familia hace todo lo que está a su alcance para poder comprar la medicación que el niño necesita.


“A mí me dijo la EPS que él necesita un certificado nuevo donde diga su condición, pero yo le mostré el que yo tengo hace 4 años que claramente dice que no necesita renovarse cada año. Entonces me dicen que espere a ver si el sistema se actualiza, porque ahora la prioridad es para los niños con autismo y no con parálisis cerebral. Yo creo que eso no es justo porque los niños con autismo no tienen las limitaciones físicas que tiene Santiago. Me toca bañarlo, atenderlo, estar pendiente de él en todo momento y hacer todo por él. Yo no entiendo cómo un niño que hay que hacerle todo no tiene validez para exoneración de pago siendo nosotros de una familia humilde”, expresó indignada Miladys.

¿Quién da respuesta?

Cuando Miladys puso la tutela, encontró alivio y también descanso ante la posibilidad de recibir la ayuda que necesita para su nieto. Pero lo que un día fue una luz de esperanza hoy se ha convertido en una problemática que le quita el sueño.


El Universal se comunicó con el Dadis para gestionar la solicitud de la exención de pago y exponer el caso ante la autoridad de salud. Por ello el 5 de noviembre envió una carta donde se explicó toda la situación, anexando toda la documentación y se le ha dado seguimiento. A la fecha el Dadis informó que la Entidad Administradora de Planes de Beneficios de Salud (EAPB) le dio la respuesta adecuada a este caso y que la comunicación debe ser directa con Famisanar.

Sin embargo, este medio ha intentado comunicarse con Famisanar pero no atienden nuestras llamadas, ni responden nuestros mensajes. Miladys sigue yendo a la EPS para tratar de encontrar una solución pero tampoco recibe respuesta.

En estos momentos, la madre de Santiago ha perdido su empleo y por ello recibió los medicamentos este mes al pasar a régimen subsidiado, pero no pañales desechables ni otras cosas que necesita el menor, que estaban incluidas en los beneficios que le otorgo la tutela.

La familia está a la espera de una respuesta para solucionar la situación.

Las personas interesadas en ayudar a este niño y a su familia pueden comunicarse con su abuela al número: 3126210002