Cartagena


Otra piedra en el camino para el traslado del mercado de Bazurto

El secretario general del Distrito indicó por qué se cayó el proyecto que buscaba el traslado de la plaza pública. Se tendrá que buscar otra opción.

El traslado del mercado de Bazurto a otra zona lo esperan muchos cartageneros, sobre todo los habitantes de Martínez Martelo, quienes han sufrido un sinnúmero de problemáticas desde que la plaza de mercado pasó de Getsemaní a orillas de la ciénaga de Las Quintas, en 1978.

Fernando Fernández, líder y habitante de Martínez Martelo, barrio que está junto a la plaza pública, dice que desde entonces en el sector se viven problemas como invasión de espacio público, mala disposición de basuras, contaminación de la ciénaga de Las Quintas, problemas de movilidad y alta presencia de habitantes de la calle, entre otros.

Y aunque en diciembre hubo una luz de esperanza para trasladar el mercado a un lote del Distrito que está en El Pozón (lote Doña Manuela), todo quedó en nada. Esa esperanza surgió porque se conoció que la sociedad de economía mixta que se creó para lograr el traslado (Mercabastos) había reactivado conversaciones con el Distrito para buscar acuerdos, pues desde el 2019 este proceso para el traslado había estado inactivo por problemas con la titulación del predio Doña Manuela, que luego fue resuelto y se aclaró que sí es del Distrito de Cartagena. Lea: Traslado del mercado de Bazurto por fin ve una luz

En diciembre de 2022 los socios de Mercabastos y el Distrito realizaron reuniones en busca de reactivar esta sociedad, pero no hubo resultados positivos.

Modelo económico, la gran diferencia

Carlos Alberto La Rota, secretario general del Distrito, indicó que algunas diferencias respecto al modelo económico del proyecto finalmente no permitieron un acuerdo entre la entidad territorial y los socios de Mercabastos, lo que lleva a que se continúe con la liquidación de la sociedad.

“Mercabastos se constituyó en la época del alcalde Dionisio Vélez. El modelo de negocio era más o menos así: el Distrito colocaba el lote, que representaría el 10% de las acciones de la sociedad; el 85% restante estaría en manos de los comerciantes mayoristas y de los constructores, y el otro 5% en manos de los comerciantes minoristas. Cómo era el negocio: el Distrito aportaba el lote y la sociedad desarrollaba un proyecto de mercado y eso era en el lote Doña Manuela”, explicó La Rota.

Así mismo, señaló: “¿De dónde salían los recursos? La sociedad vendía las bodegas mayoristas y con la venta de estas iban a construir los más de 2.300 locales minoristas caracterizados en ese momento, así como construir los espacios comunes de la obra, en la cual se deberían demorar cuatro años. A los cuatro años, ellos vendían las bodegas, construían el mercado y repartían utilidades, y le entregaban al Distrito la obra para que este entrara a coordinar lo que era el traslado de los comerciantes y la administración del mercado. Ese era el modelo”.

El funcionario dice que ese modelo se pensó en 2015 y que luego la ciudad sufrió un periodo de interinidad en el que pasaron distintos alcaldes por el Palacio de La Aduana. El lote Doña Manuela fue cedido al Distrito por Corvivienda, pero luego apareció un presunto propietario reclamándolo. En 2019, en la administración de Pedrito Pereira, se acordó que Mercabastos se reactivaría en tanto se solucionara el problema de la titularidad del lote.

Finalmente, se demostró que el lote sí le pertenece a la entidad territorial y ahora está en una fiducia.

“En el 2020, cuando entramos en la administración del alcalde William Dau, el secretario de Infraestructura era quien tenía la delegación para el tema del traslado del mercado. En agosto de 2020 se celebró una asamblea en donde se iba a discutir la reactivación del negocio; sin embargo, teniendo en cuenta que se presentaban diferencias entre el Distrito y los socios particulares, estos últimos solicitaron la disolución y liquidación de la sociedad. El acta de disolución se encuentra radicada en la Cámara de Comercio”, dejó ver La Rota.

En medio de las conversaciones a finales de diciembre, hubo esperanzas de reactivar la sociedad y esta información salió a la luz, pero finalmente las negociaciones no llegaron a buen puerto.

“Hicimos unas mesas en donde casi que vimos luz verde en algún momento y por eso tal vez se filtró la información de que el tema iba a salir adelante, pero al final se llegó a la conclusión de que no era viable continuar con la sociedad porque había unos desacuerdos en cuanto a la activación de la sociedad, para revisar el nuevo modelo o, si se hacía previamente, el Distrito no quería reactivarla sin tener certeza de lo que sería el nuevo modelo, y ahí se presentó el cortocircuito. Entonces se decidió continuar con la liquidación”, dijo.

Lo que viene

El secretario explicó que, tras la liquidación de Mercabastos, el Distrito hará un estudio de prefactibilidad para determinar el proyecto para construir un nuevo mercado público, a donde pasarían los comerciantes que están en Bazurto. Con dicho estudio se determinará cómo será el nuevo mercado mayorista y las nuevas plazas de mercados satélites para la ciudad.

“El estudio va a marcar la hoja de ruta desde todos los aspectos técnicos, administrativos, financieros y jurídicos. Será un manual para tomar una decisión. Ese estudio costará unos 2.100 millones de pesos y lo hará Findeter. Los recursos saldrán de la Secretaría de Infraestructura; el convenio se celebrará con la Secretaría General y va a tener varios supervisores. El estudio duraría unos siete meses. Este documento será lo que entregará esta administración para el traslado del mercado de Bazurto. Deberá la próxima administración tomar decisiones teniendo en cuenta las conclusiones de este estudio”, concluyó.

La comunidad de Martínez Martelo la que presentó una acción popular por medio de la cual un juez ordenó el traslado del mercado de Bazurto a otra zona.

Acción popular

Hay que recordar que fue la comunidad de Martínez Martelo la que presentó una acción popular por medio de la cual un juez ordenó el traslado del mercado de Bazurto a otra zona, por todas las problemáticas ha causado. En tanto a este proceso, hace diez días se haría una audiencia en la que la jueza que lleva el caso verificaría que todas las acciones que se han ordenado para atender los problemas que ha causado la plaza pública en el sector se estén haciendo, como, por ejemplo, analizar cómo está la calidad del agua de la ciénaga de Las Quintas luego de una relimpia que hizo Cardique. En general, verificar la recuperación integral de la zona.

Sin embargo, esta diligencia no se hizo porque el alcalde, que debía estar presente, no pudo asistir porque tenía que atender un proceso ante la Procuraduría. Por ello, la audiencia se va a reprogramar. Fernando Fernández, líder de Martínez Martelo, espera que se tomen acciones prontas ante todos las problemáticas que el mercado ha causado en esa zona.

Comentarios ()

 
  NOTICIAS RECOMENDADAS