Cartagena


Playa Blanca: ¿quién responde por el cierre de los parqueaderos?

Ayer y hoy se presentó una alta congestión vehicular en el sector de Playa Blanca por cuenta del cerramiento de los espacios de parqueo.

EL UNIVERSAL

01 de agosto de 2021 06:15 PM

Durante este sábado y domingo la zona de Playa Blanca, en Barú, vio nuevamente su vía de acceso terrestre congestionada y prácticamente bloqueada por cuenta del cierre de los espacios habilitados para el estacionamiento de vehículos en el balneario.

Así se encuentra en la tarde de este domingo la salida de Playa Blanca

Playa Blanca: ¿quién responde por el cierre de los parqueaderos?

“No, el problema no es el aforo, sino que los dos parqueaderos que estaban más cerca de la playa fueron cerrados. Habilitaron uno al lado del Aviario, en toda la entrada de la playa, pero los carros ya no pueden entrar sino que tienen que quedarse allá fuera porque los parqueaderos de acá dentro fueron cerrados”, aseguró a El Universal José David Miranda, representante legal del Consejo Comunitario de Playa Blanca.

De acuerdo con lo que comentan los vecinos de este sector, los lotes donde operaban los parqueaderos habían sido alquilados a los nativos a través de Asoparbarú, pero debido a una disputa jurídica entre la comunidad y terceros por la propiedad de los mismos, se han visto obligados a cerrar mientras se determina quién es el dueño de estos terrenos, afectando no solo la movilidad, ya de por sí bastante complicada, sino también a varias familias que se ganaban la vida con estos espacios.

Se ha llegado incluso a hablar de amenazas y actos de intimidación por parte de motociclistas que presionaban para que los estacionamientos no abrieran sus puertas al público. Ya las autoridades están al tanto de la situación y esperan poder aportar pronto para solucionar este caso de la mejor manera.

Más de 20 días completa este cierre que perjudica no solo a las 12 familias de Santa Ana que operaban estos espacios, sino a los prestadores de servicios turísticos, ya que muchos visitantes desisten de caminar hasta las playas o solo lo hacen hasta determinado sector.

Por el momento, se espera que quienes están reclamando la tenencia de estos suelos presenten los documentos que los acrediten como tales, para de esta manera poder darle solución a este pleito que amenaza, además de la movilidad, la tranquilidad y seguridad de la zona, generando serias restricciones al acceso de los turistas.

Al ser terrenos privados, el Distrito no puede imponer cursos de acción para reactivar el servicio de parqueo, por lo que invita a las partes en conflicto a dialogar y proporcionar una solución que los beneficie mutuamente, pero en especial, que permita habilitar el funcionamiento de estos espacios de parqueo necesarios para la reactivación económica de la zona.

Es vital para la ciudad regularizar todos estos servicios para el turismo en Playa Blanca, en especial si se busca recuperar esta zona y permitirle, tanto a los nativos como a operadores turísticos ejercer su actividad con las condiciones e infraestructura apropiada. Esto quedó claro en las mesas de trabajo llevadas a cabo con la Procuraduría General de la Nación al cierre de la semana pasada.

  NOTICIAS RECOMENDADAS