Cartagena


Polémica por prohibición a la pesca deportiva en Colombia

La Corte Constitucional considera que esta práctica es una forma de maltrato animal. Aficionados, asociaciones y autoridades de pesca se pronuncian.

“Tengo más de 30 años haciendo pesca deportiva y ahora la Corte Constitucional prohíbe está práctica en Colombia”.

Estas fueron las palabras de Rodolfo Jácome Jiménez, hombre de 66 años que vive en Manga y quien pesca con frecuencia todas las tardes junto a la avenida Santander, frente al sector de Café del Mar.

(Lea aquí: Atención: Corte Constitucional prohíbe la pesca deportiva)

Jácome cuestionó la reciente decisión de la Sala Plena de la Corte Constitucional, que declaró inconstitucional esta pesca -en la que se captura al animal y se devuelve al agua instantes después-, tras una demanda que argumentaba que esta práctica era una forma de maltrato animal que vulnera el derecho a la protección del ambiente sano.

Si bien la corte admite que no hay evidencia científica suficiente para calificar a los peces como animales que sienten, precisa que por eso se aplica el principio de precaución, al tener en cuenta que es factible que en algún momento esto se pueda probar.

“Lo cierto es que en virtud del principio de precaución, de acuerdo con el cual aún en ausencia de certeza científica en torno a un daño o su magnitud, cuando existen elementos que preliminarmente permiten evidenciar el riesgo de que se produzca un daño al ambiente, del que hacen parte los animales a los que se refiere la demanda, producido por una actividad determinada, resulta necesaria la intervención del Estado a efectos de evitar la degradación del medio ambiente”, manifestó el alto tribunal.

Rodolfo sostuvo que la pesca deportiva es una práctica que su abuelo le enseñó a su papá, su papá a él y él ha transmitido dicha pasión a sus hijos, y que no se puede catalogar como maltrato animal.

“La pesca deportiva es una práctica muy sana y no es comparable con actividades como los caballos cocheros o peleas de gallos, que sí son aberrantes y maltrato animal, incluso otros tipos de pesca como la de arrastre, que es menos selectiva y trae consigo todo a su paso en el fondo marino. Lo que uno busca es tener contacto con la naturaleza y sentir que recreativamente se engañó al pez”, afirmó.

Iván Chadid, representante legal de la Asociación de Pescadores Artesanales y Deportivos Mar de Dios y quien pesca desde hace 22 años también en la Santander, calificó la decisión de la corte como “absurda”.

“Prohibir la pesca deportiva es incoherente. Esta pesca es la que más ingresos les da a las comunidades que habitan alrededor de los embalses, ciénagas, ríos, entre otros. Además, mueve toda una filosofía de protección al medioambiente, protección de aguas e invita al pescador a devolver sus capturas”, señaló Chadid.

Reciba noticias de El Universal desde Google News

La decisión del alto tribunal, que quedaría en firme una vez pase un año de notificada la sentencia, es decir, a mediados de 2023, también preocupa a las asociaciones de pesca y tiendas que comercializan productos y planes relacionados con la actividad.

Benjamín Otero, presidente de la Asociación Náutica de Colombia (Asonáutica), aseguró a El Universal que prohibir la pesca deportiva es una decisión desacertada que perjudica la economía de los sectores náutico, turístico, hotelero y comercial.

“Mucha gente compra lanchas para ir a pescar, los comercios que venden los señuelos, las varas de pesca, cordeles, neveras, entre otros productos, se vendrían a pique porque quién va a pescar si está prohibido. Todos nuestros asociados, marinas, clubes náuticos, astilleros, talleres de reparación, comercializadores de productos y/o servicios náuticos y navegantes, se verían fuertemente afectados con esta decisión”, indicó Otero.

La Asociación Colombiana de Piscicultura y Pesca (Pispesca), que agremia a practicantes del deporte, afirma que Colombia se convertiría en el primer país del mundo en prohibir esta actividad y, en estos términos, serían más los afectados que los beneficiados.

La asociación asegura que hay comunidades, como Bahía Solano en Chocó y Vichada, que dependen del turismo y de la operación logística que hay alrededor de la pesca deportiva.

El fallo de la Corte no tiene efecto inmediato, por lo que hoy la pesca deportiva sigue permitida en el país.

Por su parte, Nicolás del Castillo, director de la Autoridad Nacional de Acuicultura y Pesca (Aunap), afirmó que están a la espera de la emisión de la sentencia para conocer las motivaciones que la sustentan, evaluar los alcances de esta decisión y hacer uso de las herramientas legales a las que haya lugar.

Sin embargo, del Castillo expresó que la decisión de la corte es un fallo muy controversial que carece de elementos que deben ser tenidos en cuenta, como las recientes resoluciones de la Aunap que establecen lineamientos para ejercer de manera racional la pesca deportiva y garantizar la diversidad e integridad del medio acuático.

De otro lado, la Asociación Defensora de los Animales (ADA) celebró la decisión. Declaró que no es necesario evidencia científica para dar por hecho que estos animales sufren, pues es claro al engancharse en el anzuelo y asfixiarse fuera del agua.

La pesca deportiva

De acuerdo con la Resolución 0549 del 18 de marzo de 2022 de la Aunap, la pesca deportiva es aquella que se realiza con fines de recreación y esparcimiento.

Esta solo se puede realizar sin ánimo de lucro, de modo que está prohibida la comercialización de los ejemplares capturados o porciones de estos.

Aún cuando se orienta a la práctica del “capture y libere” como premisa de la pesca deportiva, se autoriza que se conserven individuos -entre uno y hasta dos peces de algunas especies- con fines de autoconsumo.

Para la pesca deportiva está autorizada la caña, línea de pesca y anzuelo, o la línea de mano.

Comentarios ()

 
  NOTICIAS RECOMENDADAS