Cartagena


Posibles causas de “erosión” en primera playa de Protección Costera

La controversia por el futuro de la primera playa de Protección Costera aún no termina. Expertos aseguran que hay un error en los diseños. La UdeC se pronunció.

Sigue la polémica por el estado en el que se encuentra la primera playa del macroproyecto de Protección Costera en menos de tres meses de haber sido entregada. Algunos consideran que la erosión va a acabar con esa zona que aún no se ha habilitado al público.

Lea: ¿Erosión en primera playa de Protección Costera? Esto dijeron expertos

La controversia empezó después de que el consorcio Proplaya, encargado de la primera fase del proyecto, advirtiera la problemática que se estaba presentando en esa playa, que está entre las calles 13 y 11 de Bocagrande.

También le puede interesar: ¿Nueva playa de Protección Costera no se ajusta a los diseños?

“La playa ha ido evolucionando, formando una media luna. El diseño debe considerar que no debe perder tanta arena, hasta el punto que la playa desaparezca y quede en evidencia la escollera. Esa era nuestra preocupación y evidentemente pasó. Hoy llegó hasta la escollera, lo que significa que a la playa le faltó arena, pero no arena que nosotros le echamos, sino que al diseño le faltó contemplar más arena para que lograra un equilibrio y nunca se disminuyera la franja útil de la playa”, dijo Juan Carlos Monzón, director de obras del proyecto.

Tras estas declaraciones, el ingeniero Alfonso Arrieta explicó que en el diseño de la playa no se presenta ningún error: “Hay unos vientos fuertes en estos días que basculan la playa hacia el espolón 5. Por la dirección del viento se corre el material hacia el espolón 5. La playa se va a colocar perpendicular a la dirección del viento. Cuando el viento cambie de dirección, el material que ha acumulado hacia el espolón 5 lo tira nuevamente hacia el espolón 6”.

El director del Instituto de Hidráulica indicó que ese tipo de situaciones se presentan en cualquier playa. “Como es una playa nueva y el material está suelto -es un relleno artificial- es más sensible a los cambios en la dirección del viento”, agregó.

Arrieta indicó que el fenómeno de la playa 5 también se ha presentado en Playa Blanca, Barú: “Eso se estabiliza solo, el tiempo cambia, la dirección del viento cambia y erosiona el lado donde hoy está creciendo y lo tira para el espolón 6, y así periódicamente. El material de la playa seca se va al agua y después lo sube a la playa nuevamente, eso es un proceso cíclico”.

Posibles causas de “erosión” en primera playa de Protección Costera

Indicó que en algunos casos el material -la arena- se pierde y toca reponerla periódicamente. “Por eso las playas no son eternas”, precisó.

En medio de este debate, un experto consultado por El Universal explicó las razone por las que se estaría presentando este fenómeno. Contó que las olas predominantes en Bocagrande atacan casi en forma paralela a las playas 1 a la 4, que tiene un tramo relativamente recto desde la calle 11 hasta el espolón Iribarren, en El Laguito.

Dijo que los espolones 1 al 5 fueron diseñados para trabajar lo más perpendicular posible a las olas, buscando disipar la energía lo más parejo posible (en cada extremo de la playa), propiciar el arrastre de arena igual en cada extremo hacia la playa y evitar al máximo las corrientes del oleaje o resaca, que pueden erosionar la playa.

9 de noviembre de 2022. Ese día se terminaron las obras en la primera playa del macroproyecto.

“La playa 5, entre los espolones 5 y 6, no es recta, tiene un ángulo pronunciado a la altura de la calle 11. El espolón 6 no se diseñó paralelo al 5, como fue diseñado en los otros tramos del proyecto, sino paralelo a la calle 11, con el mismo ángulo pronunciado de ataque de la ola. Es decir, las olas atacan perpendicularmente el espolón 5, como debe ser, pero no el 6 porque trabaja desbalanceado (actúa en cierto modo como un ‘rompeolas’ más de frente al oleaje), propiciando poco arrastre de arena hacia la playa en ese extremo”, dijo la fuente.

De acuerdo con el experto, el espolón 6 no fue diseñado con el mismo ángulo respecto a las olas de los antiguos espolones en ese sector donde no había playa.

“Al parecer, hubo un inadecuado diseño del espolón 6. Debió ser paralelo a los restantes 5 espolones. Reconstruirlo con el ángulo adecuado podría ser la solución, sin dudas costosa, pero más costoso sería quedarnos sin la playa 5 y parar el proyecto”, concluyó.

Preocupación

El presidente de la JAC de Bocagrande, Andrés Rico, contó la zozobra en la que viven los habitantes del sector tras esta polémica. “Estamos preocupados por la erosión que se está presentando, pero entendemos que no es responsabilidad del consorcio, porque este lo que hizo fue aplicar los diseños que se estructuraron y aprobaron por la Universidad de Cartagena”, dijo.

Y continuó: “El consorcio le pidió a la UdeC hacer una revisión y esta ha tenido algunas demoras. Era algo que se esperaba, aunque no de esa magnitud, pero era algo que estaba contemplado en el proyecto como tal”.

Comentarios ()

 
  NOTICIAS RECOMENDADAS