Proteger el Centro Histórico, desafío para autoridades y comunidad

10 de junio de 2019 12:00 AM
Proteger el Centro Histórico, desafío para autoridades y comunidad
Residentes del Centro Histórico creen que la socialización no se ha hecho debidamente.//Victor Mora- El Universal.

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

Cartagena de Indias completa más de 10 años en su intento por construir el Plan Especial de Manejo y Protección (PEMP) del Centro Histórico, un instrumento clave de planeación y gestión que permitirá proteger y conservar los Bienes de Interés Cultural (BIC) de la ciudad. La tarea se ha convertido en todo un ‘desafío’, pues pese a que los gobiernos de turno han invertido millones de pesos en asesores y firmas consultoras, siempre surgen tropiezos.

La administración de Pedrito Pereira avanza en la formulación de este documento con el tiempo en contra, haciendo frente a todas las críticas y solicitudes que ponen en duda la concertación y la participación de la ciudadanía en este proceso.

Iván Castro, secretario de Planeación, explicó que, culminada la etapa de socialización, en los próximos 15 días el documento PEMP será presentado a la ciudadanía para recibir observaciones y “hacer cambios, si así se requiere”.

Señaló que la visión con la que arrancaron en el proceso de estructuración de esta importante herramienta es la de convertir el Centro en un espacio flexible que pueda garantizar un uso residencial y comercial.

“Lo que nosotros estamos buscando con el Centro Histórico es que sea un sitio que permita la flexibilidad de las normas en Cartagena, que pueda garantizar actividades de vivienda y actividades comerciales, que las personas que conminan en el Centro puedan tener sus negocios alternativos que les permitan sostener económicamente lo que implica una casa de valor patrimonial y los costos que esto les pueda dar”.

Castro añadió que se trabaja con base en “criterios de sostenibilidad urbanística” para las casas que están en esta zona. “El uso que se está proponiendo es el de actividades mixtas. Por ello evaluamos cómo se pueden desarrollar esas actividades mixtas, teniendo en cuenta los criterios tipológicos de cada una de las viviendas a fin de garantizar que el uso que se inserte dentro de la vivienda no vaya a destruir el bien patrimonial”.

En cuanto al uso del espacio público, el secretario añadió que “ya hay unos proyectos estratégicos que están definidos en el Pemp de Murallas que fue realizado por el Ministerio de Cultura y los resultados finales de las intervenciones no solo serán definidos en el PEMP del Centro, sino que se van a articular”.

Más que una definición de normas

Pese a las explicaciones del Distrito, son varias las críticas y “peros” de residentes del Centro y agremiaciones que ponen en duda un trabajo minucioso y participativo en la construcción del PEMP para el Centro.

Edith Salas Osorio, arquitecta experta en Patrimonio y vicepresidenta de la Sociedad de Mejoras Públicas de Cartagena, sostiene que son más interrogantes que respuestas frente a la elaboración de esta norma.

Respecto al PEMP que alista el Distrito, tomando como base el contrato de consultoría y las diapositivas presentadas, la Sociedad de Mejoras Públicas de Cartagena radicó el pasado 29 de mayo un derecho de petición al alcalde (e) Pedrito Pereira en el que solicitan dar respuestas a varios interrogantes como: ¿Cuáles son los criterios para establecer los nuevos límites que se proponen -un poco más allá del mercado de Bazurto- y por qué se excluye el cerro de La Popa? ¿Cuál es el tipo de paisaje cultural a proteger? ¿A qué momento histórico se refiere el paisaje cultural a conservar? ¿Cuáles son los criterios propuestos para redefinir los niveles de intervención en los inmuebles y espacio público que conforman el área afectada y la zona de influencia?, entre otros interrogantes, que surgen, según el colectivo, “de la poca información disponible para el ciudadano”.

Salas expone que el equilibrio es fundamental para la construcción del PEMP: “Se requiere entrar a revisar y a actuar de manera concertada. Los problemas que se han presentado es porque muchas de las consultorías que se han hecho en las distintas etapas, no han contado con el debido proceso la construcción de un diagnóstico participativo, con la vinculación de todas las personas”.

La Asociación de Residentes del Centro Histórico de Cartagena (Asocentro) solicitó el 30 de abril pasado suspender la formulación del PEMP al considerar como “poco inclusivo” el proceso de socialización de este documento.

Un PEMP “poco inclusivo”

A través de un comunicado a la opinión pública, denunciaron una violación del derecho a la participación y solicitaron su inclusión por ser “los directamente involucrados en las dinámicas urbanas y patrimoniales” de la zona y su entorno de influencia.

Otras agremiaciones como la Unión de Trabajadores Democráticos de Bolívar (Ultradebol) protestaron en los bajos de la Alcaldía para rechazar lo que denominaron una “privatización” del Centro Histórico y la “mínima participación” en las mesas de trabajo convocadas por la Alcaldía.

“Estamos rechazando el PEMP porque fue mal implementado en muchos sectores sociales, prácticamente la ciudadanía en general no fue tenida en cuenta. Esperamos que se tenga en cuenta a Cartagena completa porque el Centro Histórico no puede ser privatizado, tiene que ser para toda la ciudad”, afirmó Diana Bustos, delegada de Ultradebol.

“Ni los concejales lo conocen”

El exconcejal y líder político David Múnera comparte el inconformismo de residentes y ciudadanos del Centro. Señala que esta norma no se puede construir en la “clandestinidad” y que nunca ha existido esa socialización que tanto defiende el Distrito.

“Nunca ha habido socialización. La ciudad no conoce ni el PEMP que se construyó durante la administración de Judith Pinedo ni el de Dionisio Vélez, ni mucho menos el de Pedrito Pereira. Es decir, el PEMP nunca ha sido socializado realmente. Ni los concejales lo conocen, así como tampoco los gremios y este es un problema grave”.

Y agregó que “este PEMP que construye la administración actual enfrenta denuncias penales por presunto plagio. Son más de diez mil millones de pesos que nos hemos gastado en estos 15 años, tratando de hacer un PEMP y no se ha hecho. La gente tiene que conocer qué se está pensando para Getsemaní, qué se está pensando para San Diego, para la zona de El Espinal, qué es lo que se va a permitir o a prohibir en la ‘joya de la corona’ de Cartagena”.

Frente a las críticas, el secretario de Planeación, Iván Castro, reconoció que si bien hubo participación ciudadana, la socialización pudo “haber sido mejor”.

“Si bien la Secretaría de Planeación abrió el espacio, la participación pudo haber sido mejor para que se conocieran los documentos, los diagnósticos, porque quizás muchas de las personas que han protestado no asistieron a las mesas de trabajo dentro de los procesos de socialización”, señaló. Frente a la avalancha de críticas, se espera que en los próximos días el documento PEMP esté disponible para la ciudadanía: planos, diagnósticos, y metodología implementada en aras de resolver dudas e inquietudes. Aún así, el reto del Distrito es ser un facilitador en la formulación e implementación de esta herramienta, que debe apuntar a la salvaguarda de un patrimonio arquitectónico que sobrevive en medio de un desorden urbanístico, que crece con el paso de los días.

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Cartagena

DE INTERÉS