¿Qué se necesita para crear la zona de tolerancia?

14 de abril de 2019 12:00 AM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

Con la puesta en marcha de la operación Vesta, en julio de 2018, que dejó como saldo la captura de 18 presuntos cabecillas de proxenetismo y supuestos depredadores sexuales que operaban en el Centro Histórico de Cartagena, se puso sobre la mesa el auge del mal llamado “turismo sexual” en este importante sector de la ciudad.

Para muchos, la ofensiva de la Fiscalía contra la explotación sexual eliminaría la prostitución que, por años, han ejercido decenas de trabajadoras sexuales en la plaza de Los Coches y en la Torre del Reloj. Sin embargo, hay un hecho claro: la prostitución no es una labor delictiva y es una actividad legal en Colombia.

Los operativos consiguientes si bien han logrado “bajar la marea” frente a las actividades relacionadas con la actividad sexual, este medio constató meses después que la prostitución aún sigue vigente en la emblemática Torre del Reloj y sus alrededores, hecho que reavivó la propuesta de crear una zona de tolerancia en la ciudad.

El general Henry Sanabria Cely, comandante de la Policía Metropolitana de Cartagena, afirmó en días pasados que el Centro Histórico no se hizo para ejercer la prostitución y que debe existir una zona de tolerancia por fuera de la ciudad amurallada.

“Una zona de tolerancia fuera de la ciudad amurallada va a permitir a propios y extranjeros poder traer a los hijos y disfrutar del espectáculo que ofrece el Centro Histórico. Hemos coordinado con la Alcaldía de Cartagena y con la Vicepresidencia de la República la propuesta”, sostuvo.

Planteando este panorama, El Universal consultó con dos expertos si una zona de tolerancia permitiría regular la prostitución en ciertos sectores de Cartagena, y qué proceso debe realizar la administración Distrital para no perjudicar los derechos de las trabajadoras sexuales ni afectar a los residentes.

Uriel Ángel Pérez, abogado experto en Derecho Administrativo, explicó que, desde el ámbito jurídico, hay que tener en cuenta una parte técnica y otra de alto contenido sociológico, que tiene que ver con la necesidad de la población de ir resolviendo su problemática.

“En Cartagena tenemos el caso concreto del ejercicio del trabajo sexual en las calles del Centro Histórico. Es una situación antiquísima y no existe solo a nivel local. En Bogotá, por ejemplo, se han venido reglamentando las zonas de tolerancia (Decreto 400 de 2001 y Decretos 187 y 188 de 2002), en cumplimiento de órdenes judiciales contenidas en fallos de tutela”.

El abogado expuso que una zona de tolerancia se entiende como aquella que permite el ejercicio del trabajo sexual y demás actividades conexas. “En la normatividad general y en la doctrina se habla de actividades de alto impacto comercial, que son este tipo de cosas que revisten un cierto margen de riesgo para el conglomerado”.

Y aunque aseguró que dicha problemática se ha venido resolviendo manera casuística, es decir, vía tutela, la Corte Constitucional, en la sentencia T073 de 2017, deja ver que no se puede prohibir la prostitución cuando no está reglamentada en los planes de ordenamiento territorial de los municipios.

El caso que refiere Pérez se originó en el municipio de Chinácota (Norte de Santander), donde funciona la Taberna Barlovento, lugar donde se ofrecen servicios sexuales y que fue cerrado por la Policía, luego de que su propietaria no presentara el certificado de uso del suelo.

“Observamos entonces que no puedes exigir un uso del suelo que no existe porque en el POT de Norte de Santander, como en el de Cartagena, no existe un uso del suelo que diga para prostitución o actividades aledañas o conexas. Nuestro POT (Decreto 0977 de 2001), exige una serie de modificaciones que no se han podido concretar a pesar de los esfuerzos que han hecho varias administraciones distritales”.

El profesor de la facultad de Ciencia Política y Gobierno de la Universidad del Rosario, William Hernando Piña, coincidió con el abogado Pérez al reiterar que no existe un uso del suelo que determine zonas para esta actividad.

“No es posible determinar ni legislar que ese sea un uso del suelo para la actividad sexual. De hecho se incluyó en una categoría que asemeja al servicio de automóviles, por ejemplo, que son servicios de alto impacto porque se ocupan andenes, se genera bastante suciedad, etcétera”.

El experto en urbanismo advirtió que la zona de tolerancia es solo una medida temporal para abordar la problemática que genera una actividad ‘estigmatizada’ por años.

El docente añadió que Cartagena debe concertar una zona de tolerancia como estrategia temporal para justificar los operativos contra las actividades ilegales que se llevan a cabo en el Centro Histórico.

Por su parte, el abogado Pérez señaló que “esto debe estar exhaustivamente regulado, para no defraudar la confianza legítima de los comerciantes que ejercen legalmente esta y otras actividades comerciales, como el entretenimiento nocturno en general”.

en desacuerdo

Fidelia Suárez, líder del Sindicato de Trabajadoras Sexuales en Colombia, manifestó su desacuerdo con las zonas de tolerancia.

“El trabajo sexual se puede realizar en cualquier parte de la ciudad siempre y cuando no exista el exhibicionismo ni el escándalo público. Una persona puede transitar libremente, porque no se utiliza la calle para hacer el acto sexual o el parque, simplemente se utiliza la calle para alcanzar al cliente”.

Suárez señaló que apoyan una reglamentación que beneficie su actividad laboral y no criminalice su trabajo.

El alcalde (e) de Cartagena, Pedrito Pereira, aseguró que es necesaria una zona de tolerancia en la ciudad, pero estudia el tema con lupa para no lesionar derechos fundamentales de las trabajadoras sexuales.

“La ciudad ya tiene zonas asociadas a usos de suelo con actividades comerciales e industriales donde se pueden proponer actuaciones urbanísticas que faciliten la instalación y traslado de este tipo de actividades, pero hay que ser cuidadosos para que no existan conflictos con usos residenciales y turísticos”.

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Cartagena

DE INTERÉS