Cartagena


Reactivación Económica de Cartagena: lo que se ha hecho y lo que falta

Desde abril el Distrito trabaja de la mano con los gremios, sector privado y sector educativo para definir la ruta que debe seguir la ciudad para superar la crisis por la pandemia.

ANGIE GOEZ AHUMEDO

12 de agosto de 2020 04:07 PM

Poco a poco Cartagena le va ganando terreno al coronavirus pues con el paso de los días son más los recuperados que los casos activos y el índice reproductivo efectivo (Rt) está por debajo del promedio nacional.

Pese a este panorama alentador, las autoridades de la ciudad continúan precavidas para evitar un rebrote y hasta el momento no se ha permitido la apertura de nuevos sectores, sin embargo, desde abril se inició la formulación del plan de reactivación económica de Cartagena con miras a mitigar el impacto de la pandemia en la ciudad.

Aunque aún se desconoce la magnitud de este, según datos entregados por la Cámara de Comercio de Cartagena la creación de empresas tuvo una reducción del 46% y las empresas activas se redujeron en un 60%, es decir, se pasó de más de 30 mil a 15 mil.

El cierre de estas empresas ha traído consigo el aumento del desempleo pues las estadísticas del Dane muestran que para el trimestre abril-mayo-junio esta tasa se ubicó en un 19,4%, mientras que para ese mismo periodo en 2019 era de 6,6%.

“Es un dato duro, preocupante para una economía como la nuestra, y nos indica que hoy más menos hay unos 78 mil cartageneros que han quedado barados y no pueden trabajar”, señaló Jorge Alvis, director de la Maestría en Desarrollo y Cultura del Instiuto de Estudios en Desarrollo, Economía y Sostenibilidad, Ideeas UTB.

Las primeras reactivaciones

Para Jaime Alberto Cabal, director de Fenalco Nacional, para poder hablar de reactivación económica primero se deben abrir otros sectores, teniendo en cuenta que después de cinco meses de confinamiento la situación de Cartagena preocupa porque las actividades están fundamentadas en el turismo.

“Cartagena ha venido doblándole la curva a la extensión de esta pandemia y tiene unos indicadores más positivos, por eso consideramos que se debe acelerar la apertura de los sectores productivos de la ciudad y el aeropuerto para que se reactive poco a poco el turismo, esto debe estar acompañado de una política nacional que le permita a Cartagena regresar al turismo doméstico”.

En esa misma línea, el secretario de Hacienda del Distrito, Dewin Pérez, manifestó que el reto actual es el plan de reactivación porque el efecto de la pandemia no solo es en la economía sino también en las comunidades y los grupos sociales.

Recalcó que a la fecha se han habilitado 9.351 empresas para que reactiven sus labores, lo que se traduce a 157.552 empleados activos a corte del 6 de agosto.

Además, manifestó que la reapertura de cada sector y actividad económica se hará de manera gradual y que en caso de que las condiciones epidemiológicas sigan siendo positivas, sumadas al buen comportamiento de los cartageneros, se espera que en las próximas semanas se reabra: el Centro Histórico, las actividades náuticas y deportes en aguas profundas, los servicios religiosos, el comercio al por menor y bienes y servicios, los gimnasios, las actividades artísticas y los vuelos nacionales e internacionales.

“Se espera que en las próximas semanas se aborde el piloto para los vuelos nacionales, el primer vuelo sería con Pereira, pero esto depende de cómo siga evolucionando el Covid en Cartagena y en el otro destino, cuáles son las condiciones de la curva y la actividad económica”, enfatizó Pérez.

Las líneas del Plan de Reactivación

Más allá de reactivar actividades, este plan también contempla intervenciones a las empresas y las comunidades, por lo que se prevé sea socializado de manera sectorial con todos los interesados en retroalimentar el documento y validar el mismo.

Según Jaime Alberto Cabal, el gobierno local, gremios, sector privado y el gobierno nacional deben sacar adelante un plan de choque para aquellas empresas que continúan cerradas o abrirán de manera tardía, de tal manera que tengan un soporte del Estado hasta diciembre.

“Consiste en varias modalidades, una de estas es la extensión del PAEF hasta el 31 de diciembre de 2020; la exención del IVA a los contratos de arrendamiento; y la articulación con los gobiernos locales en el tratamiento del Predial porque no se puede seguir pagando con las mismas tasas como si los establecimientos estuvieran produciendo”.

Por otra parte, de acuerdo con Jorge Alvis, el 60% de las actividades que han sido identificadas como claves en el proceso de reactivación están incluidas en el Plan de Desarrollo, lo que quiere decir que tienen recursos asignados.

“El otro 40% son actividades propuestas pero no están incluidas en el Plan de Desarrollo pero eso no significa que no se vayan a ejecutar, se está planteado un proceso de gestión público para sacar adelante este plan”.

Hasta la fecha, se han construido cinco lineas de acción en este plan:

1. Fortalecimiento institucional para la implementación, monitoreo y evaluación del Plan de Reactivación.

2. Fortalecimiento del desempeño macroeconómico y fiscal para dinamizar los sectores productivos.

3. Reactivación económica para mejorar la competitividad empresarial, fortalecer los encadenamientos productivos, crear procesos de transformación productiva y ofrecer apoyo a las empresas.

4. Transformación productiva y la promoción de Cartagena como destino turístico de nuevas inversiones.

5. Recuperación del tejido social de las familias que han sido afectadas por el COVID-19.