Cartagena


Reconocida diseñadora de Cartagena es relacionada con la Muñeca de la mafia

Blanca Arroyo ya publicó un contundente mensaje en redes sociales en el que asegura no tener nada que ver con el escándalo de PDVSA.

JUAN SEBASTIÁN RAMOS

30 de marzo de 2023 04:49 PM

Blanca Arroyo es una reconocida diseñadora de modas de Cartagena y se encarga de vestir a mujeres con vestidos de alta costura. Además, es muy popular en redes sociales.

En su cuenta de Instagram recopila casi los 100.000 seguidores y es seguida por celebridades nacionales. Recientemente se le ha visto compartir en sus historias algunas de sus experiencias fuera del país y su viaje más reciente fue a Dubai. Sin embargo, Arroyo se ha visto involucrada en un escándalo luego de que un portal de Venezuela realizara una publicación en la que se le vincula con la capturada de la “Muñeca de la mafia”, Johana Torres. Lea también: Roban bicicleta a la diseñadora colombiana Blanca Arroyo en el Centro Histórico

Reconocida diseñadora de Cartagena es relacionada con la Muñeca de la mafia

El escándalo de PDVSA

El saqueo a la estatal de Petróleos de Venezuela (PDVSA) no es nuevo. En las dos últimas décadas se han abierto un centenar de investigaciones y la más reciente sería la más polémica.

El fiscal venezolano William Tarek Saab hizo alusión a la famosa novela colombiana “Las muñecas de la mafia”, y lo mencionó para indicar cómo había mujeres dentro de este escándalo de telenovela, luego de que se vieran involucradas en hechos “legitimando capitales y lavando dinero”. La única capturada hasta el momento ha sido Johana Torres, conocida como la Reina de las frutas por promocionar un restaurante de Caracas.

Torres era reconocida por publicar en redes sociales, la mujer no ocultaba los lujos y las excentricidades que la rodeaban. La justicia la acusa de haber “conformando una estructura delictiva compuesta por una red de testaferros, lobistas, damas de compañía e intermediarios que le permitieron a la pareja obtener contratos otorgados a dedo por PDVSA”.

La mujer nunca maquilló su realidad, siempre mostró que vivía como toda una privilegiada. En su cuenta de Instagram publicaba sus viajes y su vida llena de yates, joyas y ropa de marca.

Portales aseguraban que la mujer poseía “mansiones en Venezuela y EE. UU., un avión Beech Aircraft, con matrícula YV2735, y que todo esto lo colocó a nombre de una tía, además de contar también con yates, una flota de camionetas y motos de alto cilindraje”.

El video donde se vincula a Blanca con Johana

Lo que llamó la atención de muchos fue una celebración en Dubái en la que comparte Johana con la diseñadora colombiana Blanca Arroyo. Dichas reuniones fueron publicadas por la misma exitosa diseñadora en Instagram. En los videos ambas mujeres aparecen bailando la canción dinero de Jennifer López.

Las dos hacen gestos para imitar el conteo de billetes, mientras la cámara enfoca los fajos de dólares y euros, y lo que parecen ser lingotes de oro. Todas se ríen y siguen danzando en la terraza, mientras el aire de Dubái les mueve el cabello. “Yo quiero, yo quiero dinero”, suena en la canción de fondo.

Blanca se defiende

Las imágenes fueron publicadas por los medios venezolanos y la diseñadora colombiana escribió una respuesta. “Mi trabajo es vestir a las mujeres, no andar chismoseando de dónde sacan la plata”, dijo. Y agregó que no tiene nada que ver con los hechos de PDVSA.

A continuación, el escrito completo:

“Respete, yo no tengo nada que ver con eso. Respeto el dinero o los ingresos de cada persona, jamás pregunto nada. Yo trabajo y cuento con lo que tengo en mi bolsillo. El que está esperando que otro le pague es el que está pendiente de lo que otro tiene. Jamás nadie puede decir que me dio o me pagó algo. ¡Jamás! Soy independiente desde que tengo 20 años y he trabajado incansablemente, y todo el mundo lo sabe. Si tengo para un café, me lo tomo; si no tengo... no. Jamás me he puesto ni siquiera una cosa prestada. Yo he tenido una excelente educación y estudio todos los días. Si tengo dinero, no hago escándalo; si no tengo, no me lamento. Ese es mi gran virtud. En pandemia, donde el 80% de todo mi dinero (fue) a los habitantes de la calle en la ciudad amurallada, todos los días repartía alimento y me encargué de la gente que quedó desprotegida y sin casa, sin pensar en mi futuro. Sola me levanté nuevamente. Lo he dado todo en mi trabajo y como persona. Regalé hasta mi cama, siempre he sido generosa y sin medida, por eso me va excelente, todo Colombia lo sabe, que doy al punto de quedar casi sin nada. Duélale a quien le duela. Yo trabajo incansablemente y hago con mi dinero lo que me de la gana. Lo que otro haga con su dinero, no es mi problema. Ando donde quiera y con quien quiera, siempre ha sido mi consejo para todos: trabajen y tengan lo suyo sin envidiar a nadie ni juzgar. Ocupen la mente, existe tanto por hacer, dejen el desocupe, aprendan un arte. Dejen de esperar tanto de los demás. Pido por favor a todos los medios de comunicación de Venezuela que me desvinculen, yo soy diseñadora, amo y respeto a mis amigas, que además son clientas, las atiendo a todas por igual. Mi trabajo es vestir a las mujeres, no andar chismoseando de dónde sacan la plata”.

Comentarios ()

 
  NOTICIAS RECOMENDADAS