Cartagena


¡Vamos a salvar la Casa Museo Rafael Núñez!

De la mano de una nueva directora, el objetivo de recuperar la casa del cuatro veces presidente de Colombia toma nuevos bríos. Hay mucho por hacer y un presupuesto.

JULIANA DE ÁVILA ROMERO

18 de abril de 2021 03:29 PM

Tengo 30 años, soy cartagenera y esta semana entré por primera vez a la Casa Museo Rafael Núñez. Llego a esta legendaria casa, la misma donde vivió el cuatro veces presidente de Colombia, para corroborar si su estado es tan desastroso como lo muestran un centenar de fotos que han inundado el Whatsapp de este medio de comunicación.

“Qué tristeza que un monumento nacional de la importancia de la Casa Museo Rafael Núñez esté en ese estado. Los cartageneros debemos emprender una cruzada por su rescate”, dice uno de los mensajes que acompañan las imágenes.

Llego a la casona verde con blanco ubicada en El Cabrero para descubrir, más allá de lo negativo que podía significar su estado, el reto en el que se convierte el mismo para que los cartageneros conozcamos este espacio y para que apoyemos su rescate.

Un nuevo comienzo

Que la Casa Museo necesita ser rescatada y que no hay dinero para hacerlo no es nuevo, por lo menos cinco notas de los dos últimos años hablan del deterioro y lanzan cifras que llegan hasta los 5 mil millones de pesos para poder “poner en pie” la casita de doña Soledad Román de Núñez. Lo que sí es novedoso son los bríos para lograrlo.

En enero de este año, Sonia Villa se convirtió en la nueva directora del museo, y aunque su primera impresión fue de desconsuelo ante los libros de la biblioteca regados por todo el salón, los callejones llenos de chécheres, el patio abandonado y lleno de ramas secas, la cama de doña Soledad partida, la madera llena de comején y mucho desorden y polvo, su siguiente determinación es la que marca el rumbo de esta historia: vamos a recuperar la Casa Museo Rafael Núñez.

Mientras se concreta el objetivo, Sonia no deja de señalar todo lo que pudo hacer en los últimos cuatro meses aunque no había ni un peso para lograrlo.

“Renovamos un convenio con la Universidad de Cartagena para limpiar, organizar, inventariar y digitalizar la biblioteca, de lunes a viernes viene una persona a realizar esa labor, ya estamos en la digitalización”, cuenta Sonia.

Además, Aguas de Cartagena adoptó las zonas verdes de la casa e hizo todo el proceso de limpieza, fumigación, cambio de tierra y siembra, “ahora estamos esperando las lluvias para que reverdezca”, señala la directora.

Además, la fundación Verde que te quiero verde aportó la limpieza de los cocoteros del patio de la casa de Rafael Núñez. “Vino una persona maravillosa que en 9 días quitó los cocos que estaban podridos, las ramas secas, ahora este es un lugar más seguro para nuestros visitantes”.

El Ministerio de Cultura también aportó con la restauración de las paredes, que habían acumulado mucha humedad y estaban en mal estado.

El presupuesto

La Casa Museo Rafael Núñez no tiene un presupuesto para restauraciones o mantenimientos, por eso depende totalmente de los aportes de la empresa privada, de particulares y de los esfuerzos que le corresponden a la directora para lograr que más entidades se sumen a esta labor.

Mientras continúa el recorrido por la casa se van sumando a la lista de necesidades más detalles, hay que cambiar o restaurar gran parte de la madera, es obvio con solo echarle un vistazo a las puertas de las habitaciones y los baños; y al caminar por el segundo piso de la casona, que ruge a diferentes intensidades con cada paso que damos; y no falta el “por ahí no”, que lanzan de vez en cuando los administrativos de la edificación para intentar mantenernos seguros; hay que restaurar las lámparas, las sillas, escritorios y hasta la cama de doña Soledad Román, que atacada por la salinidad y el descuido ha comenzado a romperse.

“Aquí hay mucho por hacer, con el Grupo Conservar y la Escuela Taller de Cartagena se hizo un presupuesto incluyendo todo lo que se necesita y ya comenzamos a acercarnos a las empresas para que nos apoyen en lo que nos hacen falta, que para ser totalmente honesta aún es mucho”, indica Sonia.

¿Cuánto se necesita para rescatar en gran parte la casa de Rafael Núñez? El inventario arrojó un presupuesto de $369.275.618.

¿Cómo apoyar? Con donaciones, y estas se hacen a través de la Asociación de Amigos del Museo Nacional o comunicándose al correo cmrnuneziso@mincultura.gov.co.

Salí del museo complacida por el recorrido, incluso en medio de una gran cantidad de espacios por optimizar, reacomodar y pulir, con la respuesta a la sentencia inscrita en la entrada de la casa de Núñez, “regeneración o catástrofe”, y es que definitivamente el único camino es la regeneración.

El renacer

En este nuevo inicio para la Casa Museo, el acercamiento a los jóvenes será clave. “Es impresionante la cantidad de personas que ni siquiera saben que este lugar existe. No eres la única cartagenera que no ha visitado la casa de Rafael Núñez, por lo menos el 80% de los jóvenes nunca han entrado ni saben dónde queda”, asegura Villa.

Y aunque en este momento el museo está cerrado por la pandemia, parece el momento preciso para trabajar a toda máquina en su recuperación y que cuando las puertas se abran sean los jóvenes, profesionales de las artes, leyes, escritura, pero también niños y adolescentes quienes disfruten de este espacio.

  NOTICIAS RECOMENDADAS