Cartagena


Víctimas de los Quiroz siguen esperando subsidios de arriendo

El abogado de la mayoría de estas familias, aseguró que desde el año pasado les deben dinero y esperan la pronta socialización de los estudios.

WENDY CHIMÁ P.

19 de agosto de 2020 12:00 AM

Desde el 27 de abril de 2017, cuando se desplomó el edifico Blas de Lezo II, inició la incertidumbre para las más de 250 familias que habitaban en edificaciones construidas por los hermanos Quiroz, quienes tuvieron que ser desalojadas de sus viviendas debido a que había un riesgo de desplome, según indicó el estudio realizado por la Universidad de Cartagena en su momento.

Desde ese instante, la administración local censó a estas familias y les indicaron que mensualmente les darían un subsidio de arriendo, esto debido a que debían desalojar los apartamentos que habían adquirido en los 16 edificios que debían ser intervenidos.

Pero, según han denunciado en más de una ocasión, dichos subsidios no llegan a tiempo, por lo que a parte de estar viviendo alojados en otras viviendas y no tener dinero, se sienten en un completo abandono por parte de la Alcaldía.

¿Qué está pasando?

Javier Doria, abogado de la mayoría de estas familias, le contó a El Universal que a muchas de estas personas la Alcaldía les ha estado adeudando arriendos desde el año pasado.

“La mayoría de estas familias están pasando necesidades, las cuales se agudizaron más ahora en la pandemia, donde se ha visto un completo abandono de parte de la administración. Hay familias a las que les adeudan 6, 7 hasta 9 meses de arriendo y nadie dice nada”, señaló.

El abogado además resalta que “el año pasado, a finales, la Universidad Nacional entregó los resultados de los estudios técnicos que realizaron, pero a la fecha no los han socializado. Aquí el peligro es inminente para todos y la administración está dejando pasar el tiempo”.

Otra cosa que preocupa a estos propietarios es qué pasará con sus deudas, puesto que los bancos ya han comenzado a cobrar esos dineros que ellos tuvieron que prestar para poder comprar sus apartamentos, pero que ahora con esta situación, nadie los está habitando.

“Aquí también es importante saber qué pasará con el patrimonio de estas personas, con estos edificios, puesto que muchos están endeudados, deben el arriendo donde viven, deben a los bancos, incluso algunos están arrimados en casas de familiares y no debería ser así”, señaló el abogado.

Estas familias ven que los días pasan y su situación no se resuelve y tampoco les cumplen los acuerdos y las disposiciones que fueron ordenadas mediante un fallo por parte de un juez de Control de Garantías.

Habla la alcaldía

El Universal se comunicó con la Alcaldía de Cartagena para conocer qué ha pasado con el pago del subsidio de arriendo de estas familias y con la socialización de los resultados, un vocero indicó que los estudios no se han podido dar a conocer porque “los aeropuertos están cerrados y la persona no ha podido viajar” y con relación al pago indicó que “ya se estarán realizando”.

TEMAS