comscore

Publicidad

Colombia

Procuraduría denuncia dilaciones en la extradición de Jaime Saade a Colombia

Saade, huyó de Colombia el 1 de enero de 1994, el mismo día del asesinato de Nancy Mestre, fue identificado en Brasil, donde vivía bajo la identidad falsa de Enrique Dossantos Abdalá.

Procuraduría denuncia dilaciones en la extradición de Jaime Saade a Colombia
Compartir en

La Procuraduría General de la Nación solicitó al Juez Primero de Ejecución de Sentencias y Medidas de Seguridad de Barranquilla la información sobre el estado en que se encuentra la extradición de Jaime Saade Cormane a Colombia.

Según expresó el ente de control, esta solicitud se da por unas presuntas dilaciones en el regresó a Colombia de Saade, para que cumpla en el país la condena de 24 años de prisión que le fue impuesta por el homicidio de Nancy Mestre, en 1994.

“El Ministerio Público indicó que el requerimiento es necesario, ante la dilación que se está presentando en el trámite de la extradición, sin que se conozcan las razones claras por las cuales el mismo no se ha materializado”, aseguraron. Lea aquí: Atentos: asesinan a Elmer Abonía Rodríguez, alcalde de Guachené, Cauca

La Procuraduría recalcó que Saade Cormane está actualmente detenido en una cárcel de Belo Horizonte en Brasil, por lo que se requiere su regreso al país para que las autoridades puedan vigilar el cumplimiento de su sentencia. Esto sumado a que según la entidad “la condena impuesta no ha prescrito, tal como lo indicó recientemente el Tribunal Superior de Barranquilla”.

Captura de Saade

Saade, huyó de Colombia el 1 de enero de 1994, el mismo día del asesinato, fue identificado en Brasil, donde vivía bajo la identidad falsa de Enrique Dossantos Abdalá.

El caso, que conmocionó a Colombia en 1993, comenzó en la víspera de Año Nuevo, cuando Nancy Mestre desapareció tras salir con Saade. Al día siguiente, su padre, Martín Mestre, descubrió indicios de un crimen en la casa de la familia Saade. Nancy fue encontrada en la Clínica del Caribe en estado de coma, habiendo sufrido un disparo en la cabeza y con signos de maltrato. Lea también: Muere una indígena y su hija queda herida por mina antipersonal en el Chocó

Inicialmente se informó que Nancy había intentado suicidarse, pero la evidencia forense reveló la verdad: fue asesinada. Saade fue condenado en ausencia en 1996 a 27 años de prisión por este crimen.

Su captura en Brasil se debió a un descubrimiento fortuito. Saade dejó huellas dactilares en un vaso en un bar, lo que permitió a las autoridades brasileñas identificarlo y arrestarlo. Hasta su captura, había llevado una vida aparentemente normal en Brasil, trabajando como médico, casándose y teniendo dos hijos.

Únete a nuestro canal de WhatsApp
Reciba noticias de El Universal desde Google News