Apoyos y oposiciones a las ocho curules para las Farc en el congreso

29 de agosto de 2015 11:41 AM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

El presidente de la República, Juan Manuel Santos, preguntó hace unos días si sería un precio muy alto que ocho o diez curules de la Cámara de Representantes estuvieran destinadas a miembros de las FARC. A la mayoría de los sectores políticos no les sorprende la idea, pero como siempre hay otros que prefieren tomar el tema con pinzas.

“En aras de discusión supongamos que sí, supongamos que a dedo, lo cual no está en los acuerdos, el Presidente de la República puede decirle a las Farc que tienen 8 o 10 cupos en la Cámara de Representantes durante uno o dos años, ¿es un precio grande para parar una guerra de 50 años?”, preguntó el presidente como para tantear terreno.

En el caso del copresidente del Partido Liberal dijo que “si ese es el precio de la paz hay que hacerlo, porque la paz vale mucho más que eso”.

Recordó que esta figura “ya se hizo en Colombia. En la Asamblea Nacional Constituyente, estuvieron dos guerrilleros del EPL vinculados a la Asamblea de esa época, con voz, con voto. Estuvo un delegado con voz del Quintín Lame, un delegado con voz del movimiento revolucionario PRT. Claro, cuando hicieron la paz y cuando entregaron las armas”, agregó.

Sin embargo, hay unos congresistas como el representante y presidente del Partido Conservador, David Barguil, que dice que no es el momento para hablar de dar beneficios a las Farc, sin antes tener claros los puntos de desmovilización, desarme y reparación a las víctimas.

Y en una línea parecida van otros, como el representante a la Cámara por el Centro Democrático, Edward Rodríguez, quien considera que la pregunta del Presidente “es una trampa al país, porque primero no se ha firmado la paz. No se sabe qué se está negociando, los colombianos tenemos dudas sobre eso y no sabemos cómo el Gobierno Nacional ha venido llevando los acuerdos”.

El congresista reiteró la propuesta del Centro Democrático en la que se plantea que aquellos que no hayan cometido crímenes de lesa humanidad puedan participar, siempre y cuando primero se desmovilicen, entreguen las armas, se comprometan con el país a pedir perdón y reparen a sus víctimas.

Para el representante Inti Asprilla, del partido Alianza Verde, no es una propuesta que le moleste "siempre y cuando sea provisional. Sin embargo, hay que verificar constitucionalmente la viabilidad de esa medida", dijo, pues explicó, lo más probable es que se tenga que hacer una reforma constitucional.

Por su parte, y a propósito del encuentro de la Internacional Socialista que se realiza en Cartagena, el Secretario General de la organización, Luis Ayala, afirmó que por experiencia se sabe que todos deben participar de igual forma.

“En un proceso de paz uno tiene que estar abierto, tiene que estar dispuesto a dar vuelta a una página de un pasado conflictivo. Eso requiere ser sincero, ser generoso y trabajar con la verdad. Si queremos construir la paz, no podemos comenzar a crear un futuro de obstáculos o de exclusiones”, afirmó.

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Colombia

DE INTERÉS