Colombia


Atención: juez concede cuatro años de libertad a Salvatore Mancuso

Una jueza de Justicia y Paz acaba de otorgarle libertad a prueba, como lo solicitaron su defensa, la Fiscalía y varias víctimas.

COLPRENSA

04 de marzo de 2024 03:30 PM

La estancia del exjefe paramilitar Salvatore Mancuso Gómez en la cárcel La Picota, de Bogotá, no será longeva. Fue en la sala de audiencias de ese complejo carcelario donde el recién deportado a Colombia escuchó la decisión de un Juzgado de Ejecución de Sentencias de Justicia y Paz de otorgarle libertad.

De acuerdo con la juez Luz Marina Zamora Buitrago, en medio del proceso de resolver la solicitud interpuesta por el Gobierno —luego de nombrar a Mancuso como gestor de paz—, se pudo comprobar que el sanguinario excomandante para “ha cumplido” con los compromisos que ha asumido con la justicia transicional, pero no completamente. Lea aquí: En vivo: se define la petición de libertad de Salvatore Mancuso

La posibilidad de completar sus obligaciones como reincorporado a la sociedad fue un motivo clave para entregarle la libertad, pues su detención en Estados Unidos —primero, para pagar una sentencia por narcotráfico, y luego, para esperar a que la diplomacia garantice su retorno— no permitió dar respuestas contundentes a las víctimas.

Asimismo, la respuesta por parte de Justicia y Paz resultó ser tan adecuada que ninguna de las partes presentó recursos de reposición o apelación. Desde el principio del debate jurídico, no solo el Ejecutivo —como nominador de gestores de paz— aspiraba a la libertad de Mancuso, sino también la Fiscalía, la Procuraduría y, precisamente, las víctimas.

Luego de evaluar las evidencias y las distintas intervenciones efectuadas en dos días de audiencia, la juez determinó que el exjefe de las Autodefensas tendrá “libertad a prueba”, por un período de cuatro años, tras asumir al menos diez compromisos que, como se observó en la audiencia, Mancuso anotó en la sala en la que se encontraba.

Entre los acuerdos a los que Mancuso se somete, se encuentran, por supuesto, la no repetición y la obligación de comparecer ante los entes judiciales, en general, cada vez que lo llamen y, en particular, cada tres meses frente a la magistratura de Justicia y Paz de Antioquia, uno de los departamentos en los que tuvo injerencia en el pasado.

Además, su libertad no es precisamente completa. Mancuso Gómez no podrá desplazarse a Córdoba, Sucre, Bolívar, Atlántico, Cesar, Magdalena, Norte de Santander, La Guajira y al menos tres municipios antioqueños. Las excepciones llegarán si él o el Gobierno lo solicitan, por ejemplo, para participar en acciones de reparación para las víctimas.

Salvatore Mancuso tampoco puede cambiar su domicilio sin notificar con suficiente antelación ni podrá salir del país sin previa autorización. Ni podrá ejecutar conductas que atenten contra las víctimas acreditadas en Justicia y Paz ni hacer “apología” al grupo armado del que se desmovilizó hace varios años. Lea aquí: Álvaro Uribe vuelve a criticar la llegada de Salvatore Mancuso a Colombia

Con la decisión de este lunes, afirmó la jueza, “se garantizan los derechos de millares de víctimas”, pues se apuesta por que el excomandante ayude a la búsqueda de personas desaparecidas y aporte verdad. El incumplimiento de cualquiera de sus pactos llevará a la revocatoria de tajo de la libertad a prueba.

El Inpec informó que está a la espera de que la providencia de la juez llegue a sus despachos para iniciar el procedimiento de expedición de boleta de libertad para el ahora compareciente de Justicia y Paz y de la Jurisdicción Especial para la Paz. Mancuso, por su parte, ha sostenido que está al servicio de las víctimas y las autoridades.

Comentarios ()

 
  NOTICIAS RECOMENDADAS