Captura de Aída Merlano en Venezuela, una situación favorable para Maduro

28 de enero de 2020 07:30 PM
Captura de Aída Merlano en Venezuela, una situación favorable para Maduro
Merlano fue capturada en compañía de un hombre. / Cortesía.

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

La administración del presidente Iván Duque, fiel a su decisión de reconocer a Juan Guaidó como presidente legítimo de Venezuela, anunció que de ser necesario pedir en extradición a la excongresita Aída Merlano, tras haber sido capturada en ese país, no lo haría ante el Gobierno de Nicolás Maduro sino ante el autoproclamado mandatario opositor.

Y aunque suene paradójico, esta coherencia política terminó por beneficiar al propio Maduro.

El limbo jurídico en el que se encuentran los dos países por el reconocimiento de Colombia a Guaidó es una tormenta perfecta que deja casi sin opciones al Gobierno Duque y con el sartén por el mango al heredero del chavismo en el vecino país.

Lea aquí: Guaidó se compromete a ayudar a Colombia con la extradición de Aida Merlano

Hasta el momento, Nicolás Maduro no ha emitido ninguna comunicación al respecto de la situación con Merlano, sin embargo, pese al anuncio de Colombia de pedir la extradición a Merlano, esta sigue siendo improcedente porque Guaidó carece de control institucional en ese país. De esta manera, lo que pueda pasar en materia jurídica con la excongresista, condenada a 15 años de prisión por la Corte Suprema de Justicia, es incierto.

En medio de las reacciones burlescas por la particularidad de la situación, el presidente interino señaló que solicitará a la Interpol su colaboración para hacer efectivos los requerimientos del Gobierno colombiano en relación a la excongresista Aida Merlano.

“El Gobierno legítimo de Venezuela dará toda la colaboración posible en el actual contexto de secuestro institucional que atraviesa nuestro país para brindar al Gobierno hermano de Colombia el marco jurídico e institucional necesario para facilitar el retorno dela excongresista a su país”, agregó Guaidó.

Sin embargo, para el analista sobre Venezuela, Ronald Rodríguez, pese a que el Gobierno ha decido jugar un papel a favor de la fuerza política que representa Juan Guaidó, reconociéndolo como un actor que busca la transición en ese país, esta determinación le causa problemas a la hora de instrumentalizar este tipo de cosas, debido que a que el presidente interino de ese país no tiene un poder real ni capacidad institucional.

A juicio de Rodríguez, la posición de Colombia ha afectado la capacidad del Estado para interactuar con un vecino tan importante como es Venezuela, en la medida que se mantiene lejos de su política internacional y no tiene relaciones diplomáticas o consulares con el Gobierno de Nicolás Maduro, quien controla la institucionalidad.

De hecho, una de las advertencias que hicieron los expertos en relaciones internacionales cuando se rompieron las relaciones entre ambos países fue que estas acciones traerían consecuencias en términos de colaboración para combatir el crimen binacional o para colaboraciones de tipo humanitario.

Esto está sucediendo, según Ronald Rodríguez, porque el Gobierno del presidente Iván Duque elevó el discurso alrededor de la situación con Venezuela de manera acelerada en contra de Maduro, sumado a los últimos comportamientos del Estado colombiano en contra de este mandatario. “Se va a generar una tensión adicional y, seguramente, Maduro va a utilizar esto para minar un poco la dinámica entre los dos. El Gobierno le ha dado excusa a Maduro para que pueda utilizar esta situación bastante bien para debilitar un poco la imagen de Guiadó”, agrega.

En este sentido, reafirma el experto que el Gobierno ha cometido varios errores porque en muchas ocasiones ha sido la administración de Maduro la que ha intentado entablar, nuevamente, una línea de diálogo, pero no ha tenido una respuesta positiva. Esto, a su parecer, muestra un desconocimiento de las relaciones entre los dos Estados por parte de la Cancillería, afectado la política exterior colombiana.

Rafael Piñeros, también experto en relaciones internacionales, señala que hubiera sido bastante torpe solicitar la extradición a Nicolás Maduro porque Colombia dejó de reconocer a ese Gobierno como legítimo. Agrega que el problema es que no hay un control de la institucionalidad por parte de Juan Guaidó, por lo tanto, es muy difícil encontrar en este momento una salida lógica, a no ser que se envíe una solicitud de extradición a la autoridad competente, que tendrá la potestad de decidir si la extradita o no la extradita.

“El Gobierno creó la situación porque el Gobierno colombiano fue el que legitimó a Juan Guaidó y ahora en este momento nos sabemos cómo salir de ese empantanamiento en el que está. Es un oso porque Colombia no debió haber reconocido a Juan Guaidó y después de que ha pasado un año seguirlo reconociendo”, dice Piñeros.

Sin embargo, también advierte que al mismo tiempo no es un ‘oso’ porque el Gobierno actúa con coherencia ante la situación jurídica que se generó al legitimar a Juan Guaidó , así no haya podido alcanzar el objetivo de obtener el control de Venezuela.

Para Sebastián Bitar, experto en relaciones internacionales, es curioso que sea la misma Fuerza de Acciones Especiales de ese país, a través de su cuenta en Instagram, la que haya confirmado la captura de la excongresista, debido a que surge la pregunta de si el Gobierno de Nicolás Maduro tenía este propósito, y de ser así, qué beneficio busca.

Sea cual sea el desenlace de la situación, el que lleva la delantera es Nicolás Maduro, debido a que solo él podría tramitarse cualquier tipo de acción alrededor de traer a la excongresista al país. Maduro gana en cualquiera de los escenarios: si Duque solicita a su gobierno la extradición o deportación, entonces está reconociendo que es su Gobierno el que controla la institucionalidad, así a la comunidad internacional no le guste que continúe en el poder.

Bitar agrega que lo primero que hay que preguntarse es por qué Merlano escogió Venezuela como país para esconderse, cómo atravesó la frontera, quién la ayudó a pasar a Venezuela, y si hubo alguna fracción de la Guardia Nacional venezolana involucrada en su fuga.

También advierte el experto que es muy posible que Nicolás Maduro quiera algo a cambio con esta captura, pero para eso es necesario esperar sus acciones en las próximas horas.

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Colombia

DE INTERÉS