Colombia


Consejo de Estado debe resolver las diferencias sobre el fracking

Un grupo de expertos coinciden en el daño ambiental que se sufriría de avanzar con ello, mientras que otro expuso que es una salida económica para el país.

COLPRENSA

17 de septiembre de 2020 10:30 PM

Este jueves, en el marco de la audiencia de pruebas, adelantada en el Consejo de Estado, sobre el dictamen pericial rendido por expertos de la Universidad Nacional sobre el fracking en el territorio nacional, la toxicóloga Alba Rodríguez, quien hace parte de la Comisión Interdisciplinaria, anunció las conclusiones del informe conocido en marzo pasado.

La experta dijo que los riesgos para el ambiente y la salud humana, con esta práctica, es alta respecto de la contaminación de aguas superficiales y subterráneas, así como en el aire y el suelo, por cuenta de los compuestos químicos que se usan en el fracking.

“Los problemas de contaminación se traducen en riesgos y daños en salud, afectaciones a la calidad de vida de las personas, salud de animales y afecciones a la agricultura a la ganadería”, dijo la experta, y añadió que la institucionalidad ambiental en Colombia carece de la infraestructura, recursos y herramientas suficientes para realizar control y seguimiento para hacer cumplir la normatividad de la Comisión Interdisciplinaria.

Sumado a ello, la toxicóloga puso de presente que para habilitar esa práctica se debe tener en cuenta actuaciones alternas que también generan daño ambiental, entre ellas, la preparación de las instalaciones asociadas a las plataformas de perforación.

Del mismo modo, aseguró que se debe tener en cuenta el transporte por carretera de herramientas y materiales compuestos químicos, agua, arena y otros insumos. “Hay que tener en cuenta el ciclo de vida de los compuestos químicos. El ciclo del agua utilizada en el proceso, la disposición de aguas contaminadas con los químicos utilizados y la construcción de oleoductos y gasoductos”.

Rodríguez, en su informe, expresó que se debe contar con que dicha práctica genere ruido excesivo y la presencia de elementos radioactivos y metales provenientes de la roca fracturada que puede generar contaminación en el agua y el aire.

Así las cosas, para la experta y la Comisión, “la evidencia científica disponible apunta a que la explotación de YNC mediante la técnica del fracking genera serios riesgos para la salud humana, principalmente para los grupos más vulnerables, así como para la salud de animales de granja y fauna y flora silvestres.

Rodríguez aseguró que los hallazgos de salud pública evidencian el aumento en el número de partos pre-termino, bajo peso al nacer, enfermedades respiratorias, alteraciones endocrinas, reproductivas neurológicas y un aumento del riesgo de varios tipos de cáncer así como el posible impacto sobre la esfera psicológica y social de las comunidades cercanas a pozos.

“Cualquier inicio de actividades debería estar precedida por una línea base en salud, que involucre una medición y evaluación del riesgo tóxico y de impacto sobre la salud integral”, reseñó la experta.

Sumado al informe toxicólogico de Rodríguez, el geólogo Javier Guerrero dejó claro que existe riesgo en los escapes de gas, petróleo y aguas contaminadas. Respecto de los proyectos piloto, el catedrático planteó que ningún proyecto piloto permitiría concluir que los riesgos se pueden mitigar y controlar en el país, porque la situación geológica en cada lugar es diferente.

El informe de Rodríguez y Guerrero hace parte de las conclusiones obtenidas por parte de seis investigadores, quienes coincidieron en que efectivamente el uso de esta práctica en el país puede traer consecuencias graves, sin embargo, el alto tribunal también tuvo en cuenta el segundo informe hecho por tres personas, en el que dan cuenta que si bien el panorama parece ser desalentador, estas consecuencias no se verán materializadas.

Sergio Lopera, quien es ingeniero de petróleos, presentó ante el magistrado ponente, Ramiro Pazos, las conclusiones del segundo informe que se alejó del primer documento pericial.

En este caso, los tres expertos dijeron que el país necesita a la industria de hidrocarburos. Anunció que cabe la posibilidad de pensar en una política energética que servirá para el crecimiento económico del país, por lo que no descartaron que la explotación de yacimientos tenga la posibilidad de contar con proyectos pilotos que involucren entidades que permitan fortalecer acciones para adelantar prácticas seguras.