Colombia


EE.UU. reactiva la visa a la magistrada Diana Fajardo

El caso de la magistrada es el segundo caso revisado por la embajada norteamericana, luego de que la semana pasada su homólogo Antonio José Lizarazo acudiera personalmente a pedir aclaraciones sobre el retiro de su visa y posteriormente le fuera reactivada.

COLPRENSA

14 de mayo de 2019 07:28 AM

Tras una reunión privada entre integrantes del cuerpo diplomático Estados Unidos, los presidentes de las altas cortes colombianas y los magistrados afectados por el reciente retiro de visas por parte de ese país, el documento le fue restablecido a la togada de la Corte Constitucional Diana Fajardo.

El caso de la magistrada es el segundo caso revisado por la embajada norteamericana, luego de que la semana pasada su homólogo Antonio José Lizarazo acudiera personalmente a pedir aclaraciones sobre el retiro de su visa y posteriormente le fuera reactivada.

Así las cosas, el único magistrado al que todavía no se le devuelve el documento es a Eyder Patiño, de la Corte Suprema de Justicia.

No han sido fáciles los últimos 20 días para las altas cortes. El retiro de visas por parte de Estados Unidos ha sido leído como un intento de intromisión indebida de ese país en las decisiones de la justicia colombiana. Este martes se espera un pronunciamiento conjunto de parte de los togados para despejar algunas dudas.

La Corte Constitucional en particular ha sido blanco de ataques y presiones sin que aún se determine quiénes pueden ser los autores y con qué fin. El viacrucis de sus nueve magistrados empezó con las denuncias en las que manifestaron su preocupación al sospechar que sus comunicaciones estaban siendo intervenidas.

La hipótesis se confirmó tras la declaración del propio fiscal Néstor Humberto Martínez que aseguró que tenía conocimiento de tales hechos desde enero de este año. “Hay una organización criminal y que detrás de las posibles chuzadas estaban dos personas”, dijo el jefe del ente acusador tras el clamor público que hizo la presidenta de esa Corte, la magistrada Gloria Ortiz.

La versión del fiscal dejaron, sin embargo, más dudas. Por ejemplo, si eñ ente acusador sabía de tal situación ¿por qué no tomó las medidas necesarias para evitar que los magistrados no se sintieran asediados? Esta pregunta aún está sin responder. Sin embargo, lo que generó más desacierto fueron las declaraciones entregadas por el fiscal Fabio Espitia, designado por el jefe del búnker en esa investigación y quien enfatizó que no tenía certeza que estuvieran intervenidos.

Estas circunstancias ocurren justo cuando la Corte debe tomar decisiones sobre temas álgidos para el país, como la Ley Estatutaria de la JEP y la aspersión con glifosato para la erradicación de cultivos ilícitos.