Colombia


EPS Coomeva se pronuncia ante orden de liquidación

Este martes la superintendencia Nacional de Salud ordenó la liquidación de la EPS Coomeva debido a la imposibilidad de corregir su crítica situación financiera.

COLPRENSA

26 de enero de 2022 10:05 AM

Luego de que este martes la superintendencia Nacional de Salud ordenara la liquidación de la EPS Coomeva debido a la imposibilidad de corregir su crítica situación financiera, esta entidad se pronunció a través de un comunicado.

“El Grupo Coomeva se permite comunicar que ha sido informado de dicha decisión, la cual ha sido adoptada a pesar de los múltiples esfuerzos realizados durante los últimos años por el Grupo para mantener la prestación de los servicios en medio de complejidades estructurales del sistema de salud y de la permanente colaboración con el agente especial de la Superintendencia durante la última etapa de intervención”, se lee en el comunicado.

Lea: Ecopetrol gana millonaria demanda a multinacional

Coomeva agrega en el comunicado que el agente liquidador designado por la Superintendencia, será Felipe Negret Mosquera, quien adoptará las medidas necesarias para garantizar la prestación del servicio de salud a la población afiliada hasta que se lleve a cabo el traslado de usuarios.

Por último agrega que esta decisión no afecta de ninguna forma la continuidad, viabilidad y estabilidad de las otras 14 compañías que hoy conforman el grupo empresarial Coomeva, el cual cuenta con más de 260.000 asociados, siendo uno de los grupos económicos más representativos y de mayor impacto social del país, transformando positivamente la vida de millones de colombianos a través de alternativas de desarrollo integral, bienestar y progreso.

Reciba noticias de El Universal desde Google News

¿POR QUÉ SE LIQUIDÓ?

El ente de control reveló que la EPS no cumple con las condiciones financieras y de solvencia, por lo que se encuentra en riesgo de iliquidez y arrastra un creciente endeudamiento que podría ocasionar el cierre de sus puertas y dejar de atender a los cerca de 1,2 millones de afiliados en 24 departamentos.

De acuerdo con la Superintendencia, la EPS tiene pasivos cercanos a los 1,7 billones de pesos, un nivel de endeudamiento de 1,6 veces sobre el valor del activo, una brecha de 204.230 millones en el patrimonio adecuado y unas pérdidas acumuladas superiores al billón de pesos.

La superintendencia explicó que solo durante los primeros 11 meses de 2021 la EPS registró pérdidas por 190.219 millones de pesos y durante esta vigencia el 40 % de su pasivo se concentraba en 30 acreedores por valor de 700.352 millones de pesos, lo cual generaba un alto riesgo de liquidez.

La EPS estuvo en medida de vigilancia especial por cuatro años y medio, tiempo durante el cual la Superintendencia de Salud le impartió instrucciones y órdenes que no atendió, particularmente para que diera respuesta a la acumulación de quejas, reclamos y peticiones de sus afiliados.

En este aspecto, la entidad identificó que Coomeva no garantizaba a sus afiliados el acceso a los servicios de salud y ponía en riesgo la atención a la población gestante, a los menores de edad y a los pacientes con enfermedades de alto costo (cáncer, insuficiencia renal, VIH y hemofilia).

También encontraron que la EPS no fue oportuna en la prestación de servicios de salud incluidos en el plan de beneficios que requiere la población menor de edad, al igual que inoportunidad en la prestación de servicios ordenados por fallo de tutela.

  NOTICIAS RECOMENDADAS