Colombia


Exjefes de las Farc sí pagarían por secuestros: JEP sugiere cuántos años

La resolución va dirigida a los conocidos con los alias Timochenko, Mauricio Jaramillo o el Médico, Joaquín Góme, Pastor Álape y Carlos Antonio Losada.

COLPRENSA

25 de noviembre de 2022 08:38 AM

La primera resolución de consideraciones sobre la responsabilidad de los máximos jefes de la extinta guerrilla de las Farc por los secuestros que cometieron ya fue emitida por la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP). Lea: “Que la Paz Total no vaya a opacar el acuerdo con las Farc”: expresidente Santos

En el documento de 218 páginas, emitido este viernes, se concluyó que los miembros del último secretariado “han reconocido verdad completa, detallada y exhaustiva y su responsabilidad en los hechos de toma de rehenes, graves privaciones de la libertad y otros crímenes concurrentes cometidos por las Farc-EP, en consecuencia, son elegibles para la imposición de una sanción propia”. Lea: Video: audiencia de reconocimiento de secuestro por parte de las Farc

Los miembros del secretariado a quienes va dirigida la resolución son Rodrigo Londoño Echeverry, alias Timochenko; Jaime Alberto Parra, alias Mauricio Jaramillo o el Médico; Milton de Jesús Tonces, alias Joaquín Gómez; Pablo Catatumbo; Pastor Álape, y Julián Gallo, conocido también como Carlos Antonio Losada. Lea: Video: segunda día de audiencia del exsecretariado de las Farc ante la JEP

La consideración más trascendental del documento es que sugiere una sanción de ocho años para todos integrantes del antiguo secretariado de la guerrilla, que reconocieron los crímenes relacionados con el delito de secuestro.

Pero para Rodrigo Granda recomendaron una sanción menor: de cinco años.

Granda fue imputado por la Sala como coautor mediato de los secuestros con fines de financiar la organización armada, dada su posición de liderazgo en la toma de estas decisiones en el grupo criminal. Lea: JEP concede amnistía al excanciller de las Farc, Rodrigo Granda

Para la Sala es evidente que las unidades militares de la antigua guerrilla cometieron crímenes de guerra y de lesa humanidad, entre ellos la toma de rehenes y de manera concurrente con este el homicidio como amenaza que se hacía para condicionar la libertad de los cautivos.

Las sanciones implican restricción efectiva de libertades y derechos, y es la JEP la encargada de establecer las condiciones de monitoreo, que en ningún caso podrán ser privativas de la libertad en cárcel o prisión, ni medidas de aseguramiento equivalentes.

¿Qué sigue?

El siguiente paso en este proceso es la imposición de las sanciones propias por parte del Tribunal para la Paz. Este deberá evaluar cuáles serán las sanciones que impondrá a los siete exintegrantes del antiguo secretariado de las Farc y definir tanto su contenido reparador y restaurador como su contenido de restricción no carcelaria de libertades y derechos.

En este sentido, la Sala de Reconocimiento aprobó los proyectos restaurativos-reparadores presentados por los comparecientes: trabajos de desminado humanitario, búsqueda de personas dadas por desaparecidas, restauración ambiental del páramo de Sumapaz, y actividades transversales de dignificación de la memoria de las víctimas. ¿De qué se tratan estos proyectos?

Acción Integral Contra Minas

La Sala determinó que este proyecto cumple con los requisitos de sanción propia debido a que, como lo establece la Ley Estatutaria, implica una “limpieza y erradicación de restos explosivos de guerra”.

La Sala ya había recibido cinco propuestas en las que las víctimas consideraron el desminado como una actividad que podría plantearse como sanción a los comparecientes.

Búsqueda de personas dadas por desaparecidas

La Sala, que recibió 21 propuestas formuladas por las víctimas que solicitan acciones encaminadas a la búsqueda de secuestrados que están desaparecidos, consideró que este proyecto cumple con el propósito reparador y restaurador, y puede ser considerado por el Tribunal para la Paz como una sanción.

En este proyecto, los comparecientes plantean acciones permanentes encaminadas a la búsqueda de personas desaparecidas, con actividades como la reconstrucción de zonas campamentarias que permitan identificar polígonos de búsqueda, así como acciones de carácter simbólico, que lo diferencian del aporte que deben hacer ante la Unidad de Búsqueda de Personas dadas por Desaparecidas (UBPD).

Los exintegrantes del antiguo secretariado de las Farc-EP proponen hacer una cartografía nacional y regional sobre sitios de posible enterramiento, que consiste en recorrer con excombatientes las zonas de los antiguos bloques.

Suma-Paz: Reconocimiento del medio ambiente como víctima

La Sala determinó que este proyecto puede ser considerado como una sanción propia debido a su alto contenido reparador con programas de protección medio ambiental, que van en coherencia con los fines del Acuerdo de Paz. La Sala explicó que el proyecto corresponde a las solicitudes hechas por las víctimas de la realización de obras en beneficio de las comunidades afectadas por el conflicto.

Componente transversal de memoria y reparación simbólica

En este proyecto, los comparecientes propusieron la realización de un libro y un audiolibro construido directamente con las víctimas y sus familiares, en el que relaten el antes, durante y después de los secuestros, con la implementación del enfoque de género.

Además, propusieron hacer ‘Pedagogía de la memoria transformativa’, dictando cursos sobre el conflicto armado y los daños ocasionados. También quieren hacer un monumento con nombres de personas secuestradas durante los periodos priorizados por la Sala de Reconocimiento.

¿Podrán participar en política?
Sobre este punto la sala dice que debe ser el Tribunal de Paz quien debe tomar la decisión sobre la participación en política de los comparecientes mientras estén cumpliendo la sanción propia.
  NOTICIAS RECOMENDADAS