Colombia


Extraditan a Colombia a alias “El Zarco”, reclamado por falsos positivos

Luis John Castro Ramírez, quien se encontraba en España, participó en la planeación y ejecución de 17 casos de ‘falsos positivos’ ocurridos entre 2007 y 2008.

COLPRENSA

13 de septiembre de 2021 02:35 PM

Este lunes se cumple la fase final del proceso de extradición desde España hacia Colombia de Luis John Castro Ramírez, alias ‘El Zarco’ o ‘El Mono’, quien registra procesos investigativos activos por el delito de homicidio en persona protegida y sobre el cual existían dos órdenes de captura e igual número de notificaciones rojas de INTERPOL.

La Fiscalía 63 de la Dirección Especializada contra Violaciones a Derechos Humanos de Bogotá lo requiere también por concierto para delinquir.

“La operación para el traslado a Bogotá fue coordinada por la Oficina Central Nacional (OCN) de INTERPOL con las autoridades ibéricas en Madrid”, aseguraron las autoridades.

‘El Zarco’ se había fugado de centro carcelario en Colombia y huyó hacia España, donde fue ubicado y capturado por las autoridades de ese país. “Por trámites de orden jurídico fue puesto en libertad y luego recapturado”, sostuvo el director general de la Policía, general Jorge Luis Vargas Valencia.

Dentro de la trayectoria criminal de Castro Ramírez o ‘El Zarco’ figura que fue desmovilizado del ELN. Además, confesó su participación en varios crímenes, por los que debe responder ante la justicia colombiana.

Tanto el Consejo de Ministros de España como la Audiencia Nacional aprobaron la extradición del sujeto que aceptó haber participado en la planeación y ejecución de 17 casos de ‘falsos positivos’ ocurridos entre los años 2007 y 2008, en regiones como el Tolima; además de reclutar a las víctimas y entregárselas al Ejército Nacional para posteriormente asesinarlas y hacerlas pasar como bajas en cómbate.

Concretamente, el 6 de noviembre de 2007 el acusado llevó a tres hombres hasta una zona cercana a la ciudad de Cali (suroeste) donde miembros de la Tercera Brigada del Ejército Nacional los mataron en “un presunto combate, haciéndolos pasar por subversivos que iban vestidos de policías armados”.

Posteriormente, en 2008, reclutó de la misma forma a otras 14 personas que también fueron asesinadas por el Ejército, “sin mediar combate” y que fueron “presentadas como bajas legítimas en combate” en documentos oficiales “que daban apariencia de legalidad a las operaciones militares”.

  NOTICIAS RECOMENDADAS