Indígenas del suroeste de Colombia denuncian el asesinato de otro líder

14 de octubre de 2019 03:48 PM
Indígenas del suroeste de Colombia denuncian el asesinato de otro líder
Guardia Toribio Canas, asesinado. COLPRENSA

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

El Consejo Regional Indígena del Cauca (CRIC) denunció este lunes el asesinato de otro líder de la comunidad en una zona rural de ese convulso departamento, en el suroeste de Colombia, y advirtió que carteles mexicanos están amenazando a los nativos en esa región.

La organización rechazó a través de un comunicado el asesinato “del kiwe thegna Toribio Canas Velasco, de 53 años de edad”, ocurrido anoche cuando estaba en su vivienda en el municipio de Toribío y desconocidos le dispararon, “causándole la muerte de manera inmediata”.

El CRIC afirmó que seguirá apoyando a la guardia indígena en su papel de “defensora de la vida” y subrayó que no va a permitir que los grupos armados ilegales intimiden a los nativos en su territorio.

Las guardias indígenas están conformadas por adultos de esa comunidad que ayudan a la población nativa a controlar y vigilar sus territorios para promover la defensa de los derechos y que llevan la “chonta”, un bastón de mando que les confiere su autoridad.

Tras el asesinato, la oficina en Colombia del Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos rechazó el homicidio y se solidarizó con los familiares de la víctima y toda la comunidad indígena en el departamento.

“Reiteramos necesidad de concertar con urgencia medidas integrales de prevención y protección en el marco del derecho a autonomía y gobierno propio. Recordamos que cabildos indígenas de Tacueyo, San Francisco y Toribío cuentan con medidas cautelares colectivas otorgadas por la (Comisión Interamericana de Derechos Humanos) CIDH”, agregó en su cuenta de Twitter.

Según ese organismo, desde septiembre pasado se han registrado al menos nueve asesinatos de líderes indígenas en el Cauca, uno de los tres departamentos con más cultivos de coca y marihuana del país.

El Cauca es uno de los departamentos del país más golpeados por el conflicto armado, que se nutre del narcotráfico, y en donde delinquen disidentes de las FARC, la guerrilla del Ejército de Liberación Nacional (ELN) y bandas criminales.

“Invitamos a los que se prestan para alimentar estos grupos a través de los cultivos de uso ilícito que tomen conciencia que esa manera de economía trae terror y muerte, y que están afectando otras comunidades vecinas”, agregó el CRIC.

El consejo señaló además que en la mañana de hoy se encontraron panfletos en el resguardo indígena Pel Cxhab, en el municipio de Caldono (Cauca), en los que un grupo “que se dice llamar Cartel de Sinaloa” amenaza a la guardia indígena y a tres de sus líderes.

Por esos crímenes, el CRIC hizo un “llamado urgente” a la Defensoría del Pueblo y a la Misión de Apoyo al Proceso de Paz en Colombia de la Organización de Estados Americanos (MAPP/OEA), entre otras entidades, para que apoyen a las comunidades afectadas.

El asesinato y las amenazas ocurrieron pocos días después de que centenares de indígenas se congregaran en Toribío para defender su autonomía de la violencia ejercida por distintos grupos armados ilegales.

El encuentro, que se llamó “Tejiendo resistencias para la vida”, fue convocado por el CRIC como una demostración de apoyo a la guardia indígena y con el objetivo de conservar “la armonía territorial”.

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Colombia

DE INTERÉS