Colombia


"Los campesinos no estamos siendo reconocidos en el país"

COLPRENSA

31 de mayo de 2018 08:47 PM

Hace más de cinco décadas nace en Colombia el Día del Campesino, el cual se celebra el primer domingo de junio. Una fecha que se dice ser especial para reconocer todas esas acciones y esfuerzos diarios que le imprimen estas personas al trabajar las tierras, desarrollando la economía, garantizando la seguridad alimentaria y conservando las tradiciones rurales de nuestro país.

Sin embargo, los protagonistas de este día afirman que el panorama de su sector no es muy alentador, debido a la falta de garantías económicas y sociales con las que cuentan. 

Para Luis Alejandro Jiménez, presidente de la Asociación Nacional de Usuarios Campesinos de Colombia (ANUC), el desarrollo del campesino continúa siendo incierto, específicamente en la implementación de los acuerdos de paz que los relaciona.

"Nosotros como campesinos estamos a la deriva, sigue siendo de alguna manera incierto las decisiones en el proceso de implementación de los acuerdos de paz y eso tiene un peso grande, porque aún no se nos ha definido nada. En Colombia no se está reconociendo al campesino y eso lleva a que perdamos la escancia", dijo Jiménez.

Y es que hace seis años, cuando el diálogo en La Habana era apenas un escueto intento más por llegar a la paz con las disidencias armadas, al hablar de pequeños campesinos se pensaba en el 80 % de esta población. Para esa época, en los 20 años que acababan de transcurrir, habrían sido despojados 6,6 millones de hectáreas, un poco menos de la totalidad que hoy en día tiene el país destinado a la producción agrícola, así como los dos millones menos de labriegos en el campo, según el DANE.

"Colombia no entiende lo que representa para el país, no hay políticas que nos fomenten como uno de los sectores más fuertes de la economía, así mismo, no tenemos participación política especial, la mayoría de veces somos noticia solo cuando la situación no supera y decidimos hacer paro, ahí, justo en ese momento el país nota a la zona rural", manifestó el presidente de ANUC.

Y es que la realidad que menciona Jiménez da constancia en las cifras del tercer censo agropecuario elaborado por el DANE, el cual indica que el trabajo de los campesinos colombianos produce al año cerca de 34 millones de toneladas de comida en productos como tubérculos (papa, yuca, ñame, entre otros), plátano, cereales y frutas. Todos ellos clave en la dieta básica de los hogares de nuestro país.

De acuerdo con César Ferrari, economista de la Universidad Javeriana, en la actualidad de los 41,5 millones de hectáreas del territorio nacional destinadas al sector agropecuario, tan solo 7,1 millones de hectáreas están pensadas para cultivos, mientras que los restantes 34,4 millones se destinan a la ganadería extensiva, que en comparación con los cultivos agrícolas muy pocos campesinos se benefician. 

"Estas cifras demuestran que pequeños campesinos que contaban con menos de una Unidad Agrícola Familiar llevaron a los hogares al menos siete de cada diez papas que llegaron a los platos colombianos. Es una tristeza ese panorama y aún más lamentable que el índice de pobreza que registra la Misión Rural demuestre que el 50 % de la población campesina es pobre, mientras que el promedio nacional se mantiene en una cifra de un 28 %, cuando ellos son los principales productores", explicó Ferrari.

ÉXODO

De acuerdo con Jiménez y Ferrari, lo anterior desencadena en que gran parte del campesinado colombiano haya tenido que salir de sus tierras, bien sea por el conflicto o por la falta de garantías económicas.

"Entre 2005 y 2016 dos millones de campesinos abandonaron sus territorios para desplazarse a las ciudades, donde su quehacer, aunque valioso en el sector agrícola, vale menos por las exigencias de preparación educativa. Esos estándares educativos, no sobra resaltar, son uno de los índices preocupantes del sector, pues tan solo 1 % de los ingresos a las universidades corresponde a jóvenes provenientes del campo", explicó Ferrari.

De esta manera, el labriego que deja sus cultivos se expone a engrosar las filas del casi 20 % de las viviendas desocupadas en los territorios rurales, y de otro 9,3 % que ha dejado sus viviendas desocupadas temporalmente, según cifras del DANE.

"Lamentablemente no es tan fácil decirle hoy al joven campesino, como dirían ellos mismos, bájese de esa nube de irse por un mejor futuro a la ciudad, no es cierto que en las zonas urbanas tengan mejor vida, tampoco es cierto que no la tengan o posibilidades en el campo, lo que pasa es que el mismo Estado no proporciona los medios, no proporciona garantías de sostenibilidad en la producción y rentabilidad del sector, si eso no se da, obviamente es claro que no se tendrá la permanencia de los jóvenes en el campo y que seguirán buscando otros horizontes y cada vez más encontraremos el campo sin campesinos y con los pocos que quedan en una avanzada edad", manifestó Jiménez.

Al problema del desplazamiento forzoso del campesinado colombiano se suma que, debido a la falta de control del Estado, y promovido por grupos armados al margen de la ley, bandas criminales organizadas y narcotráfico regular, una porción importante de trabajadores del campo dedicó el fruto de su labor a la producción de la hoja de coca, materia prima fundamental para la producción de la cocaína que exportan los diferentes actores de la violencia.

"Frente a este problema, por ejemplo, los últimos años han resultado beneficiosos para labriegos de algunos sectores del país pues, como parte de lo acordado en La Habana, el Gobierno ha vuelto a impulsar a los pequeños campesinos para que su trabajo se vea reflejado en productos agrícolas legales que sustituyan los antiguos cultivos de coca", dijo Jiménez.

Y es que, de los seis acuerdos oficializados el primero de diciembre de 2016, el que más resalta para la población campesina es el proponente de la reforma rural integral, que tiene como objetivo reversar los efectos de la guerra en el campo y llevar desarrollo a las áreas rurales. Sin embargo, para el representante del gremio campesino esto ha avanzado de forma lenta, "la reforma agraria que necesitamos no se ha dado y es que se han ido obstaculizando los acuerdos, los procesos judiciales tardan demasiado y eso demuestra una actitud de egoísmo por parte del Estado".

Es por eso que, en el marco de la celebración de su día, Jiménez hace un llamado al Estado para que en lo que queda al mando trate de dar un poco de respuesta a los requerimientos y frustraciones que se tienen como sector.

"También hago un llamado a los que se están disputando la presidencia, a que piensen en Colombia, que se olviden de la polarización en que los dos candidatos están sumiendo al país y que entiendan que esta sociedad merece la atención que es la esencia de lo que ellos dicen representar desde el campo, deben escucharnos y atender a los reclamos y así poder construir país entre todos", concluyó el presidente de la ANUC.

Se ha producido un error al procesar la plantilla.
Invocation of method 'get' in  class [Ljava.lang.String; threw exception java.lang.ArrayIndexOutOfBoundsException at VM_global_iter.vm[line 2152, column 56]
1##----TEMPLATE-EU-01-V-LDJSON----
 
2   
 
3#printArticleJsonLd()
 

Comentarios ()

 
  NOTICIAS RECOMENDADAS