Colombia


Psicólogos colombianos piden no instrumentalizar la salud mental

Luego de que el hermano del presidente Petro asegurara que de niño les diagnosticaron Asperger y el impacto mediático que generó, Colpsic invitó a reflexionar.

EL UNIVERSAL

06 de septiembre de 2023 07:04 PM

La salud mental del presidente de Colombia, Gustavo Petro, fue tema central en las discusiones nacionales esta semana. Las crecientes preocupaciones por su bienestar, unidas a ausencias en su agenda y comentarios relacionados con su salud, crearon un ambiente de incertidumbre en el país.

La revista Semana publicó declaraciones de Ingrid Betancourt en las que se vinculaba la situación actual del mandatario con episodios dramáticos de su pasado, intensificando el interés en su salud. Estos eventos llevaron a que sectores políticos propusieran que desde Congreso de la República se instara al presidente a que se someta a exámenes médicos exhaustivos para certificar su estado de salud.

En un giro sorprendente, Juan Fernando Petro, hermano del presidente, brindó una entrevista a “Los Informantes” de Caracol Televisión. En la conversación, Juan Fernando comentó que tanto él como su hermano fueron diagnosticados con el síndrome de Asperger durante su adolescencia.

El síndrome, que se asocia con patrones específicos de comportamiento e interacción, podría, según él, explicar algunas actitudes y comportamientos del mandatario.

Sin embargo, Gustavo Petro desmintió estas afirmaciones a través de su cuenta en la plataforma X. Aseguró que nunca recibió un diagnóstico de Asperger y cuestionó la temporalidad de dicho diagnóstico. El presidente aclaró que, por las fechas, era imposible haber sido diagnosticado con dicho síndrome durante su niñez, ya que el reconocimiento de esta condición llegó cuando él ya era adulto. Petro desmintió a su hermano y negó haber sido diagnosticado con Asperger

Este episodio ha elevado aún más el debate sobre la salud del presidente, con la opinión pública dividida y el tema ocupando un lugar prominente en los medios nacionales.

Ante la instrumentalización y especulación en torno a los diagnósticos y la salud mental, el Colegio Colombiano de Psicólogos – Colpsic – emitió un comunicado enfatizando la importancia de no utilizar la salud mental como argumento de base política o ideológica.

En su pronunciamiento, Colpsic condenó cualquier forma de exclusión o discriminación basada en la salud mental y enfatizó la responsabilidad profesional y ética al abordar estos temas.

Asimismo, instó a la sociedad y medios de comunicación a actuar con responsabilidad y a promover una cultura de respeto y empatía hacia las personas con condiciones de salud mental particulares. El comunicado concluye con un llamado a la reflexión sobre el trato digno y ético hacia todas las personas, independientemente de su salud mental.

Este episodio refuerza la importancia de abordar con sensatez y responsabilidad los temas relacionados con la salud mental, evitando especulaciones y respetando siempre la dignidad y privacidad de las personas involucradas. El Asperger no es una enfermedad: abecé del trastorno más intelectual

COMUNICADO COMPLETO

En aras de expresar la mayor solidaridad y sentido humanitario con las personas y las familias de los colombianos que viven con situaciones particulares de salud mental, bienestar integral y desarrollo psicosocial, y en coherencia con las disposiciones internacionales de la Organización Panamericana de la Salud, la Organización Mundial de la Salud y la Asociación de Psicología Americana (APA); aludiendo a los últimos acontecimientos asociados con la valoración de las capacidades de las personas que han sido diagnosticadas por algún tipo de trastorno, formula el siguiente pronunciamiento:

1. La salud mental, la enfermedad mental, los trastornos, los déficits y los padecimientos que afectan el desarrollo integral de los colombianos nunca deben ser instrumentalizados como argumentos de base política, ideológica o laboral, ya que esto denigra al ser humano y al derecho a tener un trato igualitario, justo y solidario de nosotros como país frente a los compatriotas que viven afrontando estas circunstancias.

2. La salud y el bienestar psicosocial se constituyen como uno de los principales indicadores de humanización de la sociedad. Es necesario reivindicar y fortalecer la cultura ciudadana sustentada en la empatía, el respeto por el otro y sus diferencias, así como la no precarización de aquellos que por alguna circunstancia viven o afrontan una condición que deteriora su calidad de vida y su desarrollo libre e igualitario como colombiano.

3. Bajo ninguna circunstancia se debe permitir que la salud o enfermedad sean entendidas como un medio de exclusión. Un indicador de civilidad de una sociedad se refleja en las medidas concretas de atención y cuidado a las poblaciones más vulnerables. La crueldad, el uso irresponsable de diagnósticos, conceptos, criterios o valoraciones psicológicas es un claro ejemplo de deterioro de la convivencia, el respeto y la dignidad de los colombianos.

4. Se hace necesario fortalecer la pedagogía social vinculada al bienestar integral y salud psicosocial de los colombianos. Es notoria la brecha entre la explicación científica y el uso social de la salud mental, lo que provoca una comprensión errónea de la responsabilidad de los medios de comunicación frente al cuidado de la enfermedad mental; es deshumanizante argumentar que la enfermedad es equivalente a incapacidad o minusvalía. Colombia no puede reforzar que las poblaciones vulnerables por sus condiciones de desarrollo psicosocial sigan viviendo en confinamiento, pobreza o exclusión. Estas personas pueden desempeñar roles y funciones en cualquier sector de la sociedad de forma efectiva.

5. El uso de cualquier enfermedad como medio diferente al que debe promoverse frente al respeto de los derechos humanos, el cuidado del otro y el esfuerzo mancomunado por un bienestar común se constituye en una acción que promueve un sentido de solidaridad incompleto, condicionado y poco humanitario.

6. La responsabilidad profesional en el abordaje de la salud mental debe ser garante del cumplimiento de los principios que acompañan la profesión de la psicología en Colombia, de acuerdo con el artículo 13 de la Ley 1090 de 2006. De esta manera, se estará garantizando un trato digno, ético, respetuoso y profesional a la persona. “Malinterpretaron lo que yo dije”: hermano de Petro sobre salud del presidente

7. El cuidado por el otro, dentro del marco ético y legal, es una responsabilidad que debe tener el profesional a la hora de actuar con el otro. Ese cuidado se ve reflejado, entre otras cosas, por respetar la confidencialidad, cuidar el secreto profesional y hacer buen uso y tratamiento de los datos, tal cual como lo dicta el artículo 15 de la Constitución Política de Colombia, llevar registro de todas y cada una de las intervenciones profesionales, entre otras.

Desde el Colegio Colombiano de Psicólogos – Colpsic – invitamos a los colombianos a realizar un acto reflexivo y corresponsable frente a la diversidad en la salud mental y la atención psicosocial de todas las personas y sus familias en nuestro país.

Comentarios ()

 
  NOTICIAS RECOMENDADAS