Cultural


El afro de Bianca es lo que la hace libre

Enmarcando el mes de la afrocolombianidad, la historia de esta cartagenera inspira a que más personas conozcan y acepten sus raíces dejando crecer su melena sin alisados.

VALERIA VIAÑA PADILLA-EL UNIVERSAL

29 de mayo de 2021 09:51 AM

Fueron varios años gastando dinero en aliser, siendo ‘esclava’ de la plancha y de las repolarizaciones para el cabello y es así como inesperadamente llegó el día en el que Bianca Licona dijo “no más”.

Contrario a lo que muchos pensarían nadie le aconsejó aquella mañana en la que decidió ganarle la batalla a los estereotipos, que empezara a dejar crecer su cabello por primera vez al natural.

Al principio no fue fácil para la estudiante de Artes Escénicas de la Academia Charlot en Medellín porque “tener que aceptar que tu pelo no es liso y que también puede verse lindo rizado, es un paso que transforma incluso tu ser interior”.

Con solo 25 años de edad, Bianca está convencida de que hace cuatro años no solo murió un cabello manipulado con decenas de químicos sino también quedó atrás una mujer que se veía en el reflejo de otras que por supuesto no tenían su misma y atractiva melena.

El afro de Bianca es lo que la hace libre

Bianca Licona antes de la transición.

Desde que era una niña

“A los 6 años me alisaron el cabello por primera vez cuando fui de vacaciones a ver a mi papá. Mi madrastra no sabía peinarme por el desconocimiento que existe sobre cómo tratar este tipo de cabellos. Yo quería hacerme peinados como los que salen en televisión, igual que una niña de cabello liso, pero no podía porque mi pelo no era así”, recordó Bianca que tenía como referente al personaje de ‘Angélica’ de ‘Aventuras en pañales’, aquella caricatura lucía dos colitas en el cabello.

A esta historia la joven añadió: “Realmente no conocía mi cabello, incluso, decía: ‘pero yo me corto el pelo y debe ser horrible. Debe ser un pelo maluco’. Veía a otras chicas rizadas y se veían bellas pero el problema que tenía con el mío era que no lo conocía”, aseguró Bianca.

Recapitula y con nostalgia comenta que ojalá en el pasado alguien le hubiese dicho: “oye, tu pelo es bello pero no, eso no pasaba”.

(Lea aquí: El ABC de los productos para definir los rizos).

Empezó la transición y en el 2017 se despidió de la plancha de cabello porque estaba “cansada” de la rutina que se repetía cada sábado: untarse un tratamiento para después plancharse. “Eran quemaduras en el cuero cabelludo, en las orejas, y además el olor tan feo a quemado que queda después del planchado. ¡Era terrible! No lo disfrutaba para nada”, dijo Licona.

Las trenzas fueron sus primeras aliadas para emprender el viaje de autoreconocimiento de su identidad y cabello del que no hubo retorno.

¿Y qué es la transición?

La transición consiste en no volver a alisar el cabello y dejarlo crecer rizado - al natural - o como lo tenga la persona que tome esta decisión. Incluso al principio será necesario despuntar el cabello con tijeras hasta que desaparezcan por completo los residuos del alisado.

“El proceso de transición no es solamente físico, es un proceso interno, mental y emocional. También se involucran tus pensamientos y cómo te sientes en el día a día. Empiezas a ver la vida diferente cuando entiendes que te desprendiste de un pelo que es solo pelo, entonces te puedes desapegar de lo que sea”, expresó de forma contundente Bianca, plenamente convencida de que “ahora sí soy yo”.

Ella misma decidió crecer como persona más que físicamente pero reconoce que en este interesante camino la inspiraron amigas como Karen Rocha y Jubeth Martínez (quien le cortó el cabello por primera vez), luego incluso conoció a las fundadoras de ‘Pelo bueno’ que también la ayudaron en este proceso. Aunque tardó varios años en reconocer sus raíces, Bianca da pasos de gigante desde que comenzó un camino de libertad y de amor propio.

El afro de Bianca es lo que la hace libre

Jubeth Martínez y Bianca Licona lucen sus melenas.

El Club de las rizadas

Probablemente te sentiste identificado con la sentida historia de Bianca. Ella entiende perfectamente cómo te sientes, es así como se convierte en la invitada de ‘El Club de las rizadas’, un espacio que le permitirá a otras mujeres e incluso hombres a aprender lo necesario para vivir este proceso de transición.

“Hoy las invito a preguntarse, a reconocerse, a admirarse, a ver de dónde es que venimos y a cuestionarse si vale la pena seguir ignorando esa historia”, puntualizó Bianca.

  NOTICIAS RECOMENDADAS