Cultural


Gustavo Padrón, la huella de un gestor cultural

La partida del titiritero y gestor cultural Gustavo Padrón Barreto, víctima del COVID-19, priva a la cultura regional de uno de sus grandes humanistas.

GUSTAVO TATIS GUERRA

26 de octubre de 2020 12:00 AM

La cultura de Cartagena está en duelo. Esta vez por la partida del titiritero y gestor cultural Gustavo Padrón Barreto, cuya muerte, víctima del COVID-19, priva a la cultura regional de Cartagena y Bolívar, de uno de sus grandes hombres y humanistas.

Gustavo Padrón Barreto, nacido en San Jacinto, Bolívar, fue miembro fundador de la Casa de la Cultura de Cartagena, con Henrique Jatib, Manuel Mier y Arnold Romero, en los años ochenta. Y miembro fundador del grupo de teatro y títeres El Caracol, que desarrolló una agenda en los barrios de Cartagena, en el patio de Petra Villalobos en Los Alpes, Blas de Lezo y Zona Suroriental, y viajó por pueblos de Bolívar, presentando títeres en las comunidades, dentro del programa Integración a la Comunidad, que promovía el área cultural del Banco de la República. Gustavo participó en múltiples iniciativas como el nacimiento de la Asociación de Escritores de la Costa y fue coautor de la iniciativa del Festival Folclórico de Cartagena, en cuyo aniversario de fundación de la ciudad, ha realizado la Serenata a Cartagena durante más de treinta años. Este festival creció y se convirtió en Festival Internacional Folclórico, con presencia de grupos de países andinos, América Latina y el Caribe e invitados de Europa.

Gustavo Padrón, egresado de la Facultad de Derecho de la Universidad de Cartagena, dejó libros como Las alas del corazón, que reúne varias de sus obras escritas para teatro y títeres. Fue pedagogo vinculado a la Secretaría de Educación de Cartagena y asesor de grandes iniciativas públicas en la educación y cultura del departamento.

Hombre sensible, con una sabiduría reposada, era un humanista, lector apasionado de los clásicos literarios, místico mariano que consagró su tiempo a la reflexión y a la meditación espiritual y al servicio de causas sociales y espirituales, pero además al impulso de la cultura regional y a la creación artística.

El sector cultural de Cartagena, incluida la Casa de la Cultura de Cartagena, los integrantes del grupo El Caracol y Los Negritos de la Boca del Puente, prepara para el próximo miércoles un homenaje póstumo a su legado y memoria. Su fallecimiento ha sido lamentado por artistas y escritores de la región.

Gustavo estaba hospitalizado en Barranquilla. A lo largo de su vida había sido un hombre sano, que irradiaba juventud pese a haber celebrado seis décadas.

TEMAS