Cultural


“La literatura ha sido mi refugio”: Pilar Quintana

La escritora Pilar Quintana, Premio Alfaguara con novela ‘Los Abismos’, habla sobre su libro.

COLPRENSA

28 de enero de 2021 03:17 PM

En 2004 Laura Restrepo hizo historia al ser la primera colombiana en obtener el Premio Alfaguara de Novela con ‘Delirio’. Siete años más tarde el turno sería para Juan Gabriel Vásquez con ‘El ruido de las cosas al caer’, mientras que en el 2014, con ‘El mundo afuera’, Jorge Franco se llevó el galardón. Ahora, el turno fue para la escritora Pilar Quintana. Al Premio Alfagura se presentó con ‘Los Abismos’.

¿De qué habla su literatura?

- Cuando a mí me decían “de eso no se habla”, literalmente me tapaban la boca y me salían letreros. Es lo que he hecho toda mi vida, poner en palabras lo que estaba vedado porque estaba mal visto, porque era de mal gusto, porque una mujer no dice esas cosas, menos las madres, que no nos comportamos así y no podemos decir que sentimos esas cosas. La literatura ha sido mi refugio, he sido yo misma y pude ser libre.

Presentó la novela bajo el seudónimo Claudia de Colombia...

- Claudia de Colombia es una reconocida cantante, pero también el personaje narrador del libro se llama Claudia y su mamá también. Cuando coloqué el seudónimo pensé si quizás sonaba muy ridículo, pero al final quería que se llamara así.

¿Cuáles son los elementos de inspiración para esta historia?

- Soy una escritora que usa la imaginación pero que mi fuente directa es la vivencia. Yo crecí en Cali, que es una ciudad grande y con ciertos barrios con bastante naturaleza, lo que para mí siempre fue importante eso, la naturaleza, crecí en medio de ella. En un apartamento que le decíamos la selva, por lo que siempre viví rodeada de ello.

Sabía que algún día encontraría una historia que pudiera ubicar en un lugar así. Este es el resultado que aún no puedo creer.

¿Que abismos literarios le quedan a Pilar Quintana?

- Muchos abismos me quedan por asomarme en la literatura. Para mí hay un antes y un después de ser madre. Yo fui madre a los 43 años y la maternidad abrió un caudal literario nuevo, estoy sintiendo cosas que jamás pensé sentir para convertirlo en ficción.