América de Cali jugará la promoción

20 de noviembre de 2011 12:01 AM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

Aquel temor que tenían desde hace varias temporadas los hinchas del América de Cali se hizo realidad. Problemas de índole deportivo y administrativo han llevado al cuadro 13 veces campeón de Colombia, a no ser ni la sombra del equipo grande de antaño, a sufrir cada compromiso, a luchar por no llegar a la B; algo que se hizo más cercano este sábado luego de perder ante Millonarios en Bogotá 0-2 y firmar su pasaporte a la instancia de promoción en el fútbol profesional.
Una seguidilla de malos resultados en lo reciente tiene hoy a los “escarlatas” al borde del abismo. A pesar de que muchos han querido ayudarle, que se han hecho campañas por sacarlo de donde está, el cuadro americano vive en carne propia el negro rótulo de ser el primer equipo grande del país que, a causa de sus propios errores, siente sobre sus hombros el peso de estar cerca del descenso.
Insuficiencia, ansiedad y dolor
Las falencias vividas en los recientes encuentros tuvo que pagarlas muy caro la escuadra vallecaucana, la cual a pesar de haber iniciado de buena manera el compromiso, vio como el fruto de sus primeros minutos no dio resultado y, al contrario, llevó a que en una desatención de sus centrales, bien aprovechada por Erick Moreno al minuto 32, montara a Millonarios en el partido, ya que, con esta diana en contra, se sentenciaba el hecho de tener que estar pendiendo de un hilo en lo que concierne a permanecer en la primera división del fútbol profesional.
De nada sirvieron las llegadas de peligro sobre el marco defendido por Nélson Ramos al inicio del encuentro; unas con buena participación del golero y otras perdidas por falta de definición. El orden táctico que mostraron los dirigidos por Wilson Piedrahita sucumbió luego ante el hecho de no contar con claridad para llegar al sector rival y, sobre todo, al estar con dos hombres menos en el terreno de juego tras las expulsiones de Julio Ortiz y Andrés Cadavid, este último tras cometer una falta infame sobre José Luis Tancredi que le valió al uruguayo fractura en su pierna derecha que le fue atendida en un centro asistencial cercano al estadio El Campín.
No sólo lo deportivo sino también en lo físico y psicológico se fue al piso en el América al cumplirse el segundo tiempo. Mientras en la tribuna la hinchada azul gritaba “se van para la B, se van para la B”, la parcial "escarlata" ubicada en el sector sur del estadio decayó en su ánimo, calló sus gritos y simplemente se comió en silencio el segundo tanto azul marcado por Wilson Carpintero, recién ingresado, al minuto 76.
Habiéndose ya sentenciado que el cuadro caleño deberá disputar la promoción, la fiesta simplemente fue azul. Y lo fue porque celebraron la consecución de los tres puntos, porque consiguieron su paso de los cuartos de final de la Liga Postobón II y por sobre todas las cosas, porque uno de sus rivales más fuertes, de mayor historia, pasa uno de los momentos más amargos en su existencia.
Ahora vendrá el clásico de Millonarios ante Santa Fe, mientras que los "Diablos Rojos" tendrán ya que pensar en preparar la definitiva instancia ante el elenco que quede subcampeón del torneo de la B.

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Deportes

DE INTERÉS