Deportes


Caso Rubiales: los ecos de un “beso” polémico a Jenni Hermoso

La imagen que medio planeta observó en el que un dirigente deportivo besa a una jugadora sin que se lo pida, puso sobre la mesa un debate que va más allá de las canchas.

LÍA MIRANDA BATISTA

10 de septiembre de 2023 12:00 AM

La escena en la que Luis Rubiales, presidente de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) agarra el rostro de la jugadora Jenni Hermoso con las dos manos y le planta un beso en la boca le dio la vuelta al mundo. El hecho que se dio en medio de la ceremonia de entrega de medallas de la final del Mundial de Fútbol Femenino, en la que España resultó vencedora, puso sobre la mesa un debate que traspasó las canchas y agitó el deporte mundial. Lea: Luis Rubiales: escándalo, suspensión, soledad y con la imagen hecha trizas

Con el paso de los días, el caso se ha tornado de claro a oscuro y ha atraído no sólo la atención de la sociedad española, sino del mundo frente al evidente machismo en el fútbol. Organizaciones feministas, medios de comunicación y expertos han presentado sus posiciones sobre un caso que opacó una final histórica, simbólica y apasionante.

A continuación, cuatro puntos de vista sobre el caso que no se quedó en una final, sino que desencadenó la indignación global.

La crisis peor manejada

El periodista español Alberto Chinchilla Abadías, cofundador y director de Beshare, sostiene que lo ocurrido en la final de fútbol femenino deja ver una crisis de comunicación sin precedentes en la RFEF, que aún no ha sido manejada de manera asertiva y que tiró por la borda todos los valores que están implícitos en la práctica deportiva, incluyendo la igualdad de derechos entre hombres y mujeres. Lea: La Fiscalía se querella contra Rubiales por agresión sexual

“Además del beso fueron varios gestos durante la final por parte del presidente de la Real Federación Española de Fútbol que estuvieron fuera de lugar. En ese sentido, considero que no se actuó bien a nivel de comunicación, porque si él (Luis Rubiales) no era consciente de lo grave de los hechos, por lo menos la RFEF tenía que salir enseguida a ofrecer excusas y explicaciones”.

En su análisis sobre este caso, titulado ‘La final del fútbol femenino más larga de la historia’, Chinchilla expone que en el protocolo de esta federación de fútbol se incluye que “besar a la fuerza” es signo de violencia sexual.

“Señalar a Hermoso, además, revictimiza a la persona objeto de la agresión, obligándola a ser centro de atención una vez más. No obstante, ante un hecho así, las personas que eligieron en su día a este señor como representante de la RFEF deberían dar explicaciones también durante estos días”, expresa el comunicador.

Caso Rubiales: los ecos de un “beso” polémico a Jenni Hermoso

Y no solo eso. Pese a que Hermoso dejó claro que el beso no fue consensuado al declarar: ‘no me gustó’, Rubiales se mantiene en que “sí lo fue” y se ha negado en varias oportunidades a dimitir. Lea: ¿Por qué Jenni Hermoso formalizó denuncia contra Rubiales tras polémico beso?

“Todo el mundo estaba esperando su dimisión. De hecho, el día anterior por la noche se filtró que el señor Rubiales iba a dimitir durante la asamblea extraordinaria que tuvo lugar el 25 de agosto. Nada más lejos de la realidad. Hasta en cinco ocasiones repitió durante su lamentable discurso “no voy a dimitir” en un tono prepotente y pedante”, reseña el periodista español.

Chinchilla ha calificado como un espectáculo “dantesco” y “horripilante” lo ocurrido en la final de fútbol femenino que -en su concepto- ha sido provocado por una persona que aún no reconoce el haberse equivocado, ni mucho menos “tiene la decencia para dar un paso a un lado y dejar de dañar la reputación de la Real Federación Española de Fútbol”.

Un feminismo que no dimitirá

Leidy Laura Perneth Pareja, trabajadora social, feminista e integrante de la Mesa del Movimiento Social de Mujeres y Feministas de Cartagena y Bolívar, deja ver su punto de vista sobre el caso manifestando que la agresión de la que fue víctima Jenni Hermoso plantea la necesidad de “fortalecer la organización y resistencia feminista global para despatriarcalizar todos los espacios y las relaciones que lo habitan”.

“Para mí es una forma de decir que el fútbol es una institución que está gobernada por ellos. De manera que no es un simple “pico”, como Rubiales ha querido trivializar, sino una violencia física y simbólica para fijar a las mujeres en un lugar de subalternidad: como mujeres, como empleadas, como jóvenes. Aquí serán clave los actos de resistencia frente a la tolerancia cero en estos casos, el poder será una resistencia colectiva organizada no sólo entre futbolistas, sino entre el resto de colectividades”, subraya.

Caso Rubiales: los ecos de un “beso” polémico a Jenni Hermoso

Asimismo sostiene que la reacción de Luis Rubiales es “justamente la reacción del sujeto patriarcal al feminismo -y a las feministas específicamente- cuando lo denuncia, lo expone y se desnormaliza su violencia; es su reacción cuando se cuestiona su privilegio y las relaciones de poder que ha instaurado, es su respuesta cuando se siente amenazado”. Lea: Estudiantes feministas protestarán en toda España por el caso Rubiales

Y amplía: “Rubiales se arroga el poder de definir que hubo consentimiento; definir que hubo o no consentimiento no puede estar a cargo de quien ostenta tal posición de poder, ha agredido y victimizado; aquí la voz privilegiada debe ser la de la víctima, quien ha desmontado su narrativa del consentimiento para validar su agresión como una respuesta efusiva al momento. Cuando se ‘disculpó’ incluso anuló a la víctima -no renuncia a su verdad del consentimiento- manifestando, más bien, que ese evento hizo que algunas personas -otras personas, no Hermoso, porque sigue presumiendo que ella consintió- se ‘sintieran dañadas’”.

Perneth Pareja deja claro que el feminismo no dimitirá y que la lucha contra la impunidad y el derecho a una vida libre de violencias sigue en marcha.

Más allá del beso...

La politóloga y periodista Karen Ariza Carranza plantea que más allá del beso se destapan las desigualdades estructurales en un deporte pensado para hombres. “El fútbol siempre fue un deporte pensado por y para hombres, así que todas las perspectivas feministas y femeninas se excluyeron desde un principio. Lo vimos con Inglaterra el año pasado cuando las jugadoras preocupadas con el tema de la menstruación pidieron no jugar con la pantaloneta blanca y hubo una resistencia ridícula porque se decía que se estaban cambiando los símbolos de la nación, del uniforme tradicional, pero era bastante simple ya que en los partidos se hacen este tipo de cambios”.

El fútbol siempre fue un deporte pensado por y para hombres, así que todas las perspectivas feministas y femeninas se excluyeron desde un principio”.

Karen Ariza Carranza, politóloga y periodista.

Para Ariza Carranza cuando se piden cambios en este deporte por aspectos meramente femeninos, como por ejemplo la menstruación, “hay cierta resistencia e incomodidad, en especial, en hinchas y directivos que no entienden cuestiones femeninas y que no quieren entenderlas”.

Por su parte, el periodista Carlos Caballero reconoce que sí hay machismo en el fútbol y que no sólo se refleja con el fútbol femenino sino también con las mujeres que deciden ser árbitros. “Desde mi punto de vista el beso se dio sin ninguna malicia. En el fervor del título el presidente le dio un pico a Hermoso, pero en la imagen no se muestra que ella rechace ese acto”.

En opinión de Caballero el debate que se ha generado con el caso de Rubiales es una oportunidad para que las jugadoras manifiesten sus necesidades y sus opiniones sean tenidas en cuenta. “Ellas tienen las mismas condiciones de los jugadores para plantarse en sus condiciones y requerimientos. Creo que las cosas deben cambiar para que exista una igualdad total”.

El caso Rubiales se enfrenta hoy a un nuevo escenario con la denuncia formal que instauró la jugadora el pasado 6 de septiembre ante la Fiscalía, para que el proceso avance por la vía penal contra el -ahora suspendido- dirigente deportivo por un “presunto delito de agresión sexual”. Lea: Jenni Hermoso denuncia a Rubiales ante la Fiscalía

Comentarios ()

 
  NOTICIAS RECOMENDADAS